SIN JUSTICIA PARA LUCÍA

Por Juan Alberto Pérez

Un irresponsable tribunal de Mar del Plata decidió absolver a los tres acusados por el secuestro, violación, tortura y femicidio de Lucía Pérez, una joven de 16 años. De los tres acusados sólo dos tuvieron condena alguna por tenencia y venta de drogas. Uno de ellos salió absuelto de todos los cargos.

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Mar del Plata, integrado por los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnavale, dictaminaron hoy que los acusado de la violación y el femicidio de Lucía Pérez, Martín Farías y Juan Pablo Offidani, tengan una condena a ocho años de prisión por tenencia de drogas y comercialización, agravada por expendio a una menor y en jurisdicción de una escuela. En tanto qué, Maciel, quién era juzgado por encubrimiento, quedó libre de culpa y cargo de los delitos que se le imputaban. Todos los acusados fueron absueltos por el femicidio y el abuso sexual de Lucía.

Lucía Pérez tenía 16 años aquel 8 de octubre de 2016 cuando irrumpieron con su vida. Aquel día Lucía se encontró con Matías Farías en su casa en el barrio Alfar, en la localidad de Mar del Plata. Farías era vendedor de drogas, lo que usualmente se conoce como “dealer”. Cerca de las 14 hs, a Lucía la levaron a un centro de salud en Playa Serena, donde llegó muerta, con signos de haber sido drogada, violada y asesinada. Los que la llevaron fueron el mismo Farías junto a Juan Pablo Offidani, quienes fueron imputados por la muerte de la joven. Asimismo, por el hecho también se apuntó a Alejandro Maciel como encubridor de los hechos.

A Lucía la lavaron, la vistieron antes de llevarla al puesto de salud de Playa Serena. Donde se constató que llegó sin vida. La primera fiscal del caso, María Isabel Sánchez, había denunciado que la joven presentaba signos de violencia sexual, y lo que se dijo en un primer momento era que habría sufrido un empalamiento, algo que nunca terminaron de aclarar los peritos. Sin embargo, en junio de 2017, una pericia de realizada por un perito de la Fiscalía de Cámara determinó que la causa de muerte fue por asfixia por sofocación. Además, remarcó qué “No se considera factible una muerte por causas no violentas”. Asimismo, agregó que “las lesiones descritas en la autopsia son compatibles con relación sexual forzada”.

Farías había pretendido deslindarse responsabilidades aduciendo que las relaciones que mantuvo con Lucía fueron consentidas. Algo que como mínimo está penado ya que la joven era menor de edad. De todos modos, otro estudio perital dijo que no fue violada y que las relaciones sexuales fueron consentidas, dándole la derecha a Farías. De esto se tomó el TOC N°1 de Mar del Plata que hoy decidió absolver a todos los imputados y dejar la muerte de Lucia impune, desoyendo el testimonio que dejó la vejación y la tortura sobre el cuerpo de la joven.

Es una fantochada” dijo Guillermo Pérez, padre de la joven. La madre, Marta Montero expresó tras el fallo “Es una vergüenza, a mi hija la mataron, la violaron, y les dan ocho años de cárcel por vender droga. La justicia no existe” sentenció. La querella había solicitado prisión perpetua para los acusados. Hoy podemos decir no hubo justicia por Lucía.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: