MEDIOS ALTERNATIVOS EN EL OESTE LE HACEN FRENTE A LOS MEDIOS HEGEMÓNICOS

Scroll down to content

Por Belén Camaití para Ancap

En la zona oeste del Gran Buenos Aires conviven y trabajan en red medios cooperativos que buscan construir las noticias desde otro punto de vista. Radios y portales con un tinte comunitario y popular.

Los medios alternativos surgen como contrapartida de un modelo que concibe a la comunicación como mercancía. Los medios tradicionales responden a esta lógica y se desarrollan sobre una base netamente comercial. En cambio, los medios que se construyen como alternativos, se destacan por pensar a la comunicación como un derecho que implica el acceso a la información y la posibilidad de difundirla libremente.

La zona oeste del Gran Buenos Aires ha sido y es un territorio muy fértil para el nacimiento de este tipo de medios. Cooperativas de trabajo y medios comunitarios, en forma de radios, portales de noticias y productoras de contenido, conviven en la zona y le otorgan un cariz particular de compromiso con la comunidad y lucha por el reconocimiento del Estado.

Ley 26.522: un proceso de lucha que aún no termina

Muchos de estos espacios afloraron con la puesta en vigencia de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, mientras que otras que ya existían, se consolidaron durante ese período. Los medios alternativos sostuvieron la pelea por alcanzar el reconocimiento legal por parte del Estado desde la vuelta de la democracia, en un intento por modificar la antigua ley de radiodifusión de la dictadura. Pablo Antonini, presidente del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), recuerda que las entidades y organizaciones nucleadas en “la Coalición por una Radiodifusión Democrática, en 2004, de la que surgieron los 21 puntos en torno a los cuales se estructuró la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que se replanteó como Coalición por una Comunicación Democrática”  sentaron las bases para que, en 2009, el gobierno nacional tomara la propuesta e impulsara el proyecto de ley.

En la actualidad, desde 2016, la Coalición redobló sus esfuerzos ante el avance del gobierno de Mauricio Macri para desarticular los puntos más relevantes de la ley, a partir del DNU 267. La Coalición está “planteando un compromiso por una comunicación  democrática con la firme decisión de, tomando el aprendizaje, poder incidir en las políticas de comunicación que vengan”, agrega Antonini.

Radios comunitarias: pelea por la licencia y persecución política

FM En Tránsito es una radio ubicada en la localidad de Castelar que surge en 1986 como una cooperativa de trabajo. Transmiten por onda en el dial 93.9 y por streaming a través de su página web. Patricio Enciso Riveros, el actual presidente de la Cooperativa de Trabajo para la Comunicación Social, relata que todo comenzó cuando “un grupo de periodistas y de carreras relacionadas a la comunicación que no encontraban un lugar para ejercer su profesión” decidió crear un medio con la intención de “producir información local”. “Eran casi todos y todas vecinos de la zona oeste”, agrega Riveros, que vieron que brindar información sobre “la vida del municipio, las organizaciones, la música y la cultura local, era una necesidad”.

Comenzaron con un programa de radio que fue recorriendo distintas emisoras privadas, porque los echaban en cuanto descubrían cuál era su línea editorial. Como consecuencia, conformaron la primera cooperativa de comunicación del país y fundaron el periódico La Calle. Un tiempo después, en 1987, a partir de la necesidad de tener su propia radio, nació FM En Tránsito. En el contexto de la hiperinflación del `89, el periódico no se pudo seguir sosteniendo económicamente, tuvo que cerrar y la radio acaparó todo el proyecto.

Riveros destaca que la radio, “que desde el primer día se definió como alternativa y comunitaria, tenía la intención de ser reconocida legalmente por el Estado, de tener el derecho de hacer uso del espectro radioeléctrico”. El 18 de julio de 2019, En Tránsito, días después de cumplir 32 años, obtuvo su licencia. Si bien la consiguieron en el marco de la vigencia, aunque parcial, de la ley 26.522, su lucha data desde los comienzos de la radio. Todos los años, la radio hace los trámites correspondientes, se presenta a concursos y forma parte de redes de radios comunitarias que pelean por la normalización del espectro. Es por eso que conciben la conquista de la licencia como producto de ese trabajo en conjunto.

Gustavo Cibreiro, comunicador y ex presidente de la Unión de Comunicadores Audiovisuales y Afines (UCAYA), es fundador de una radio FM que transmite por onda en el 90.7 del dial y por streaming en su versión digital. “Hace 21 años armamos FM Fribuay con un grupo de compañeros en la zona de Ramos Mejía”, relata Cibreiro sobre la emisora que “tiene la particularidad de ser la primera radio de rock independiente”.

Recordando el inicio del proyecto, Cibreiro recuerda: “estábamos cursando la carrera de comunicación con un grupo de compañeros y compañeras, cuando nos empezamos dar cuenta de que había algo que tenía que ver con el mundo de la comunicación y el periodismo que no nos cerraba”. En lo legal, la radio es una ONG, “pensamos que, como tomamos la comunicación como un derecho, los medios tienen que ser gestionados de otra forma y no como una empresa privada”, agrega Gustavo.

Con respecto a lo económico, Cibreiro afirma que la radio, que aún no pudo obtener su licencia, se vio afectada por las políticas del actual gobierno de manera directa.  “Desapareció la pauta privada porque los comercios de alrededor de la radio están fundidos”, señala. Por otro lado, “la pauta pública, tanto nacional como municipal, se la dan en un 90% a los medios hegemónicos, más las redes sociales, entonces queda poca plata para el resto”, agrega. En cuanto a los servicios, las tarifas de luz resultan impagables, tal es así que la radio se vio obligada a tomar la decisión de apagar los equipos entre la una y las seis de la madrugada para ahorrar electricidad.

FM Ocupas es una radio comunitaria ubicada en Trujui, un barrio de Moreno. Nació en octubre de 2012 dentro de una asociación civil que trabaja en torno a la temática discapacidad. La asociación cuenta con un centro de día y un taller protegido, en el que adultos mayores de 18 años realizan distintas actividades, entre ellas, programas de radio.

La emisora ocupaba el dial 88.3 hasta el año pasado, cuando representantes del ENACOM ingresaron al establecimiento y los obligaron a apagar los equipos. Susana Rubino, coordinadora de la radio, recuerda que era domingo por la mañana cuando llegó la camioneta del ente y “de forma un poco violenta ordenaron apagar los equipos, porque decían que estábamos interfiriendo en la base aérea de Cuartel Quinto”. Les prohibieron seguir transmitiendo y les entregaron una carta anunciando que tenían tres días hábiles para presentar la documentación y la certificación de un técnico homologado que declarara que no estaban interfiriendo. A partir de ese momento, Ocupas realizó todos los requerimientos legales en tiempo y forma y aguardó las seis semanas que tenía el ente para expedirse. La respuesta nunca llegó.

Luego de la censura de la radio, la asociación recibió facturas con aumentos desmedidos de luz. La persecución continúa, con el afán de cerrar definitivamente el espacio. Sin embargo, FM Ocupas sigue transmitiendo, pero a través de internet. “Consideramos que las personas con discapacidad tienen derecho a la expresión y no es justo negársela (…) ellos mismos nos van dando fuerza, que renovamos cada vez que los vemos frente al micrófono”, agrega Rubino.

Portales de noticias: cooperativismo 2.0

La Qilqa es una cooperativa de Ituzaingó que nuclea a tres medios de comunicación: un diario, una productora audiovisual y una radio. El Diario La Ciudad, surgió en 2011 como un medio en papel, pero, en 2015, con el cambio de gobierno y la consecuente crisis económica, tuvo que cambiar su formato y convertirse en un portal web.

Sebastián Sanguinetti, director del diario y miembro del Consejo de Administración de Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (FADICCRA), describe que, si bien tratan algunos temas nacionales relacionados a la crisis laboral, se abocan principalmente a temas locales. “No hacemos noticias policiales, por una decisión editorial, salvo algún tema muy puntual”, afirma Sanguinetti.

El portal 1748 Noticias forma parte de la cooperativa de comunicación Pucará. Paula Krewski, integrante de este espacio comunitario, relata que el medio nació hace tres años ante “la necesidad de que haya un medio diferente en General Rodríguez”. Y destaca: “decidimos que sea una cooperativa porque nos parecía la manera con la que más nos sentíamos cómodos, no nos imaginábamos de otra manera”.

En relación al tema de la legalidad, Paula comenta: “como cooperativa, empezamos los trámites con la gestión anterior, en el 2014, y en el medio cambió el gobierno, entonces cambió toda la reglamentación”. El espacio forma parte de FADICCRA y al respecto, Krewski afirma: “ellos nos dieron una mano muy grande. Es bastante confuso para quien no tiene los recursos porque no está hecho para que vos lo hagas rápido”. Una prueba más de que trabajar en red hace la diferencia.

Un poco más allá de donde –según la definición geográfica– termina el Oeste, se encuentra Ladran Sancho, un medio cooperativo y comunitario de Luján que no sólo cuenta con un portal de noticas, sino también con la revista El último round, un proyecto de radio en camino y el programa audiovisual En Foco, que tiene una emisión semanal a través de su canal de YouTube.

A partir de una experiencia radial anterior, un grupo de jóvenes tuvo la necesidad de crear un nuevo medio y lanzó, en 2017, el portal de Ladran Sancho. Germán Batalla, presidente de la cooperativa (aunque para ellos es un rol exclusivamente administrativo), comenta que descubrieron que la mejor manera de sustentarse económicamente, es diversificando los ingresos. Por eso, dice Batalla: “tenemos el portal, ofrecemos una serie de servicios vinculados a la comunicación, como capacitaciones, servicios de fotografía, locución, entre otros, y, al mismo tiempo, empezamos con un programa de televisión, que es parte de que ganamos un concurso dentro del FOMECA y estamos armando una radio propia”.

Las noticias del portal son abordadas desde “una perspectiva con una agenda alternativa en función de todas las problemáticas de `los de abajo’, como decimos nosotros”, resalta Germán Batalla.

Guillermo Saucedo, titular de UCAYA, plantea que la manera de hacer frente a los ataques a la comunicación alternativa “es intentar instalar en la agenda el debate sobre la comunicación en base a que es un derecho y la discusión de la soberanía de la comunicación, desde un marco de emergencia laboral en el mundo de las comunicaciones (…) Hay que seguir trabajando, porque la comunicación popular es una trinchera en cada barrio”.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: