¿UN CAMINO HACIA LA EXPROPIACIÓN?

Por Federico Paterno

Vicentin está hoy como principal tema de agenda en muchos medios. La empresa multinacional de las familias Padoan y Nardelli que agrupan su producción y exportación en varias provincias de nuestro país como Santa fe, Mendoza, Chaco, y San Juan, posee el 9% del mercado nacional, será intervenida durante 60 días por el Estado Nacional, a través de un decreto que aún no fue publicado en el boletín oficial. Claudio Lozano, Director del Banco Nación, fue uno de los principales impulsores de esta posible expropiación para que se transforme en una empresa nacional, sin dejar de lado algo primordial que es la deuda que contrajo la empresa con el Banco Nación durante el gobierno de Cambiemos. El número asciende a la cifra de 300 millones de dólares. Alberto Fernández por su parte, salió ayer a remarcar: “Soy un hombre que cree en un capitalismo más justo, pero que cree en el capitalismo” y habló de un rescate de Vicentin para evitar usar la palabra expropiación. Hubo una marcha en contra de la estatización en la localidad de Avellaneda provincia de Santa fe, tras la presencia de funcionarios del gobierno, en este caso fue el subinterventor Luciano Zarich.

Las organizaciones del campo que fueron las que acompañaron muy de cerca la construcción y la participación del Foro Agrario, salieron a respaldar la medida del Gobierno Nacional. Entre ellas el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) Somos Tierra y la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT). El MNCI aseguró: “Celebramos y acompañamos la decisión del Gobierno nacional de expropiar Vicentin, es un importante paso para nuestra soberanía y desarrollo Nacional”; por el lado de la UTT afirmaron “Les trabajadores de la tierra vemos con esperanza el reciente anuncio del Gobierno que avanza en la expropiación de la empresa Vicentin. Días atrás, con varias personalidades y organizaciones exigimos la intervención del Estado en la situación crítica del Grupo Vicentin, ya que creemos que la Argentina necesita hoy una empresa testigo en el comercio de granos y en la producción de aceite y alimentos.Para lograr la soberanía alimentaria en nuestro país, necesitamos el control público de empresas estratégicas del modelo agroalimentario y políticas públicas que fomenten el acceso a la tierra y la actividad de les pequeños productores”. Desde la Federación Agraria comunicaron que es indispensable que esté la participación de las cooperativas dentro de la posible estatización.
El Presidente de la Nación, luego de mostrar una cercanía con Roberto lavagna, para avanzar en decisiones de la economía nacional, en este caso el ex Ministro de Economía, se diferenció de la decisión que se tomó y advirtió en su red social de Twitter: “Hace algunos años se habló de soberanía energética y las cosas no salieron bien: baja inversión, necesidad de importar, caída de reservas, y finalmente estancamiento económico-social. Ayer se habló de soberanía alimentaria. Esperemos que se haya aprendido la lección: no bastan el Estado y los amigos del poder para que las cosas salgan bien“. En contraposición a esta mirada negativa de la posible expropiación de Vicentin, la socióloga Alcira Argumedo tomó posición y dijo: “Los macristas gritan cuando se nacionaliza una empresa quebrada. Pero les parece perfecto privatizar empresas públicas a precio vil. Nicky Caputo recibió dos centrales termoeléctricas, valuadas en 1200 millones de dólares, por 400 millones: en un saque 800 millones de regalo”.
Uno de los principales responsables que esta expropiación se lleve a cabo, es el actual Director del Banco Nación, Claudio Lozano, quien aseguró sobre esta situación: “Si nosotros vamos a fondo respecto al fraude y demostramos que Vicentín SA es lo mismo que Holding Family Group, lo que pasa a ser parte de la intervención es todo el grupo. Hay que lograr mostrar el fraude para que se hagan cargo con todo su patrimonio”. Lozano aclaró que la deuda es también con el Banco Provincia, con el Banco Ciudad, con el BICE, el Banco de Intercambio y Comercio Exterior. Fue la empresa que mayor aporte de campaña hizo a la alianza Cambiemos. En referencia a poder alcanzar la soberanía alimentaria, a través de esta medida, también se refirió Lozano y señaló: “Con lo que tiene Vicentín no alcanzaría para la soberanía alimentaria. Lo que debería haber es una reorientación para tratar de generar una empresa pública en el sector de los alimentos que permita al Estado en mejor contralor de los precios. Hoy Vicentín es parte del agronegocio.” y aclaró que no es buena comparación la de YPF, asegurando que no se debe seguir ese modelo.
Son 60 días que tiene el Gobierno, según indica el DNU (522/2020) para una ocupación administrativa de la empresa. También afirma el decreto: “Se ha iniciado un sumario administrativo con el fin de investigar si las autoridades del Banco Nación actuaron en infracción a la normativa vigente cuando le permitieron a la empresa asumir una deuda millonaria con esa entidad bancaria”. Veremos con el correr de las semanas qué hay de cierto en la investigación a fondo, para que los responsables políticos de este saqueo queden presos. Javier González Fraga, como Presidente del Banco Nación, durante el mandato de Mauricio Macri es uno de los que más respuestas debe dar, cabe destacar que es quién otorgó el préstamo de $18,5 mil millones.
Según indicó el periodista de la cooperativa de comunicación La Brújula de la ciudad de Rosario “Vicentin tiene además dos off shore en Panamá, Nacadie Overseas y Nacadie Comercial, y dos en nuestra zona: Nacadie Comercial Uruguay Argentina. Si bien las empresas no tienen ni bienes ni actividad comercial, fueron utilizadas como garantías para tomar los créditos internacionales” y alertó sobre la letra chica del DNU, particularmente sobre cuánto abarca la posible estatización, si sólo será sobre la parte agroexportadora o sobre todo el grupo económico.
Son muchas aún las preguntas que hay que responder, para entender hasta dónde el Gobierno nacional está dispuesto a profundizar su camino hacia la soberanía alimentaria que tanto molesta a propios y ajenos del Gobierno. No queda claro si contará con el apoyo del massismo y de Consenso Federal de Lavagna. Fernández en sus últimas declaraciones buscó a todo momento despegarse de la palabra expropiación que parece no gustarle. Las organizaciones campesinas que luchan por la soberanía alimentaria hace años, son las que tiene también la responsabilidad de profundizar el debate para que no se quede a mitad de camino y se convierta en una empresa de empresarios amigos del poder.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s