EL FUEGO DEL AGRO

Por Federico Paterno

La provincia de Córdoba se encuentra bajo una catástrofe ambiental, son más de 200 mil hectáreas las que se incendiaron en lo que va del 2020. Las responsabilidades se advierten del lado del empresariado para favorecer al sector del agronegocio, la especulación inmobiliaria y la minería a cielo abierto. Los últimos diez años reflejan, en esta provincia, focos de incendio en Sierras Chicas de Punilla, sobre todo en la extensión más grande, que es la que tiene que ver con todo el costado de la ruta nacional 38, la cual abarca todo el Valle de Punilla y también el Valle de Paravachasca. Diego Aranda, integra la asamblea ambiental de esta localidad, conformada por vecinos y vecinas autoconvocades, y analizó las razones que causaron los voraces incendios y comentó sobre el trabajo que llevan adelante en la asamblea.

Desde la asamblea denuncian que los incendios son una nueva manera de desmontar, para diferentes proyectos, y diversos intereses privados y estatales. Con una repetición estratégica de los lugares incendiados, que dejan libre el avance del desarrollo inmobiliario y la urbanización en la sierra de Córdoba, sin dejar de mencionar la quema del bosque nativo. En la actualidad sólo queda un 3% de bosque nativo en su estado natural. La Ley de Bosque 9814 es la que debería resguardarlo. Esta Ley Provincial de Ordenamiento Territorial del Bosque fue aprobada en el año 2010 después de esperar dos años en los que hubo debates y charlas entre organizaciones, la Universidad de Córdoba y asambleas ambientales. Dos días después de sancionada la Ley, se terminó aprobando otro proyecto que había sido presentado por la Federación Agraria de Córdoba. “En el 2016 el Ejecutivo Provincial intenta modificar esta Ley y presentar un nuevo proyecto de ley en contra de la conservación del Bosque Nativo, y fue gracias a la movilización de las organizaciones que se logró paralizar ese tratamiento de ley”, explicó Aranda.

LA AUTOVÍA QUE REDUCE EL BOSQUE

La Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental, está queriendo en la actualidad ser modificada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable que conduce Juan Cabandie, quien hace pocos días afirmó que hay “aspectos a mejorar”. Sobre esto el activista ambiental se refirió y dijo: “Es un proyecto que avanza sobre las zonas amarillas de la categoría número 2 de conservación del monte nativo, es un proyecto que intenta introducir ganadería integrada, sobre todo de animales de gran porte vacuno en el monte nativo, lo cual va a eliminar los pastizales autóctonos y los pastizales de altura. Si bien hay una Ley Provincial como la 9814 y también una Ley Nacional la 26.331, hay intento de modificaciones de esa Ley. La provincia de Córdoba debería haber actualizado su mapa de ordenamiento territorial que indica la 9814, esta ley señala que cada 5 años la provincia debe actualizar sus mapas de ordenamiento territorial, es decir actualizar cuáles son las zonas de conservación de la provincia de Córdoba, desde el 2015 que no se realiza esto”.

Los incendios que la provincia sufrió hace diez años, tienen como característica reiterada que siempre ocurren al costado de la Ruta Nacional 38 que abarca todo el Valle de Punilla y el Valle de Paravachasca. En particular en el valle de Punilla hay un proyecto del Gobierno cordobés de construir una autovía de montaña, la construcción y el proyecto ya aprobado tienen como dato relevante que una parte de este emprendimiento pasaría por dónde hace pocas semanas se produjo uno de los grandes focos de incendio. Este proyecto implica la reducción del bosque nativo del 76% al 68%, según informan desde el Foro Ambiental de Córdoba. No sólo hay un interés empresarial e inmobiliario detrás de la construcción de la autovía, aseguró el integrante de la asamblea, sino también se encuentra detrás de esto el Estado Provincial, “los diferentes movimientos alertamos sobre esta situación”, denunció.

LA ASAMBLEA

La conforman organizaciones de base, ambientalistas, y vecines autoconvocades del valle de Paravachasca, con un trabajo siempre en relación a las acciones vinculadas a la defensa del Bosque nativo y a la exigencia de ordenamiento territorial del Bosque. Otra de las tareas que viene llevando a cabo tiene que ver con  la actualización de los mapas provinciales, a partir de la tensa situación que se vive a causa de los incendios y cómo vienen trabajando la construcción de información propia. “Desde la asamblea y organizaciones venimos denunciando que los incendios que prenden fuego el monte nativo es una nueva manera de desmontar”, aseguró Aranda.

La asamblea cuenta con un equipo técnico propio que está destinado a la diagramación de mapas que sirvan de relevamiento, a nivel geográfico, de la utilización del suelo en relación al bosque nativo. Zonas de conservación del bosque dividida en categorías: roja, verde y amarilla, según su conservación. “Venimos denunciando situaciones de desmonte en nuestro territorio, fumigaciones que también desde hace un tiempo lo venimos trabajando con diferentes organizaciones, lo que tiene que ver con localidades como Dique Chico por ejemplo, un caso emblemático el último año, donde se viene llevando a cabo una resistencia logrando resoluciones comunales para delimitar la distancia en cuanto a las aplicaciones con agrotóxicos”, comentó. Forman parte también de la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo, integrada por más de 100 organizaciones socioambientales de diferentes provincias y representantes regionales de cada asamblea ambiental.

Los focos de incendio en la provincia que gobierna Juan Schiareti del Partido Justicialista, tiene en los últimos días como dato para resaltar, la denuncia penal que recibió el Gobernador, de parte del biólogo y Presidente de la Funam (Fundación para la Defensa del Medio Ambiente) Raúl Montenegro y el abogado Juan Smith, por no haber declarado la alerta roja a tiempo. La denuncia se encuentra en la fiscalía del distrito 2. El biólogo, en declaraciones públicas advirtió el peligro que vive la biodiversidad de la provincia a causa de los desmontes y los intensos incendios. En sus últimas declaraciones, el Director de Defensa Civil Diego Concha, aseguró que pedirá a la fuerza pública para dispersar a les vecines que interfieran en el trabajo de los bomberos en los focos de incendios. Hay brigadas de vecines que están trabajando para combatir el fuego y ante esta situación la respuesta del titular de Defensa Civil es avanzar contra la propia comunidad con la fuerza pública y no con la capacitación e insumos necesarios.

Sólo entre los años 1997 y 2017 se quemaron 700 mil hectáreas en las sierras de Córdoba. Guillermo Galliano es columnista de Radio Universidad en Córdoba y preside la Fundación Mil Aves, declaró en el último mes: Camino a Falda del Carmen, Falda del Cañete, ahí había bosque nativo, con toda la biodiversidad que ahí habita, veamos qué hay ahora: todos countries, barrios cerrados”. Datos concretos de defensa civil afirman que el 98% de los incendios son adrede, por causa directa de la mano del hombre. El avance del agronegocio y los negocios inmobiliarios están bajo la lupa en esta catástrofe ambiental.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s