LOS MISERABLES

Redacción ANCAP

La realidad de nuestro país se vé muchas veces reflejada en la miseria de muchos de los que no tiene más objetivos en la vida que ser de la tropa que se encuentra feliz riendo en las calles.
Este miserable que se vé en el vídeo arrebatándole lo único que vendía el joven de 19 años en la calle, los morrones. Merece el escrache. Porque ganarse la vida con las únicas oportunidades que este sistema les deja a los pibes y las pibas no es delito. La única forma de defensa, ante estas brutalidades de personas alienadas del sistema, que buscan el orden robándoles a un pibe pobre que está buscando el mango para vivir es el escrache y no olvidarlos.
Sigue leyendo «LOS MISERABLES»