“TIEMPO ARGENTINO” DE LOS TRABAJADORES

La madrugada del pasado lunes fue y será una marca que no se debe olvidar para la libertad de expresión. Una patota de 20 sicarios a sueldo del empresario Mariano Martínez Rojas irrumpieron en las instalaciones de Tiempo Argentino y Radio América, con un accionar similar a la dictadura cívico militar de 1976. Fue un intento, fallido, de frenar la salida del diario cooperativo. Las oficinas con mayores problemas fueron aquellas que facilitan la salida del diario. Cabe destacar la pasividad con la que actuó el Estado en todo esto, en la madrugada del lunes estuvo presente con nombre propio: Policía Federal. Se encargó de escoltar a los matones y al empresario Martínez Rojas.  ANCAP se acercó el martes a la puerta del diario y dialogó con Claudio Mardones, integrante de la cooperativa “Por más Tiempo”.

Por Federico Paterno

Antes de poder ofrecer a nuestros lectores la entrevista con Mardones es inevitable hacer un recuento de algunos datos necesarios.

Sergio Szpolski y Matias Garfunkel son los vaciadores del Grupo 23 y principales responsables de la deuda salarial que aún tienen con los trabajadores de prensa del diario. Lo que incluye sueldos adeudados e indemnizaciones. El día 5 de febrero estos empresarios deciden dejar de imprimir el periódico.  La cooperativa “Por más Tiempo” toma consistencia para el 19 de abril con más de 130 de trabajadores de prensa.

Foto: Tiempo Argentino
Foto: Tiempo Argentino

Destacado: el 24 de marzo pasado, día de la marcha más multitudinaria en años para no dejar de tener memoria, Tiempo Argentino sacó una tirada de 35 mil ejemplares que agotó en pocas horas.

Una asamblea se estaba desarrollando en Amenabar 23, la puerta de Tiempo Argentino y Radio América, ANCAP se presentó y escuchó a los diferentes oradores, entre ellos delegados de: Radio Madres, diario El Cronista, Clarín y Olé, Perfil, Trabajadores de la fábrica recuperada Donelly, integrantes de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), la Naranja de Prensa y SIPREBA.  Una vez que culminó la asamblea abierta en la calle que bordea el diario, Claudio Mardones tuvo la gentileza de darnos una entrevista:

CLAUDIO MARDONES
CLAUDIO MARDONES

¿Qué conclusiones podes sacar a pocas horas de lo ocurrido?

Nosotros ayer después de que logramos recuperar el edificio, y lograr que se fuera la patota de 20 tipos de Martínez Rojas, empezamos a reconstruir un poco todo. Para nosotros la voluntad de estos cabrones era que no saliera más el diario, entonces lo que hicimos fue rápidamente poder reparar una parte que fue lo básico y poder sacar una edición especial en los kioscos. Sacamos 20 mil ejemplares y agotamos. Para nosotros esto implica multiplicar los recursos para poder cuidar el edificio. Este error garrafal que cometió Mariano Martínez Rojas nos permite volver a tener una nueva ofensiva con todo el proceso de lucha que hemos llevado adelante.

Foto: Diario popular
Foto: Diario popular

Esta cooperativa fue constituida por decisiones unánimes que supera en cantidad a los 130 compañeros. Nos vemos como parte integrante del gremio de prensa que nos volvió a acompañar en este ataque y en los últimos seis meses implicó la perdida de seis mil puestos de trabajo.  No perdemos de vista que debemos acompañar las luchas de los trabajadores de prensa pero también debemos profundizar el proceso para poder sostener la cooperativa, para seguir sacando el diario, mantener esta toma y definir los pasos a seguir. Ahora estamos por comenzar una asamblea convocada por la cooperativa; además estamos en camino a cobrar el segundo mes un retiro, como se le dice al ingreso salarial en las cooperativas que es producto de lo que pudimos avanzar en dos meses de cooperativismo.

Foto: La Nacion
Foto: La Nacion

¿Cómo fue la reacción al ver a Martínez Rojas dentro del diario con la patota de matones?

A nosotros nos sorprendió muchísimo que estuviera el tipo al frente de la patota; la sorpresa fue mayor para el cuándo se dio cuenta que a las tres de la mañana había 100 compañeros en la puerta tratando de recuperar el edificio, pero estructuralmente nosotros creemos que Mariano Martínez Rojas también es Sergio Szpolski, especialmente porque la venta de radio América y Tiempo Argentino nunca fue comprobada y está en el medio de un limbo judicial donde tanto Mariano Martínez Rojas como Sergio Szpolski tienen las mismas prácticas miserables que tuvo Szpolki en el comienzo.

Creemos que la estrategia en común que llevan es realizar la operación fraudulenta por la que han llevado adelante este conflicto y lo han impulsado.

Hay una serie de elementos que venimos frenando en este tiempo como el pago de la pauta; cuando Szpolki dice que iba a venderle el diario a Mariano Martínez Rojas tenía más de 30 millones de pesos de pauta por cobrar. Hicimos diferente gestiones para que esa pauta no sea pagada, pero también descubrimos que una de las gestiones que estaba haciendo Martínez Rojas para cobrar ese dinero las estaba haciendo en realidad Sergio Szpolki.  Entendemos que hay una serie de elementos que combinan una cosa con la otra, no solo en la ingeniería financiera de lavado de dinero sino para proteger a Szpolki de que no corra con las responsabilidades penales y civiles de este conflicto con sus responsabilidades civiles y laborales, sino que en el medio este intento de Martínez Rojas y la patota es terminar el trabajo sucio para el cual Szpolki lo eligió a Martínez Rojas como presunto comprador.

¿Cómo evalúan el futuro cercano de la cooperativa?

Nosotros definimos que el lugar de trabajo es este y lo estamos cuidando con guardias que hemos sostenido desde el 5 de febrero que es cuando Mariano Martínez Rojas decide no imprimir más el diario. Nosotros nos quedamos acá en el edificio y así fue planteado en el Ministerio de Trabajo, porque a partir del abandono de la empresa y el freno de las impresiones; nuestra mayor preocupación era si al otro día de esta noticia nos encontrábamos con el edificio cerrado.

Afrontamos un juicio por desalojo con la justicia civil ordinaria nos hemos hecho parte en ese juicio, presentamos nuestra defensa.

Nosotros recibimos una comunicación de la Casa Rosada, donde planteamos nuestra preocupación y al rato nos llega una comunicación del Ministerio de Trabajo para citarnos a una audiencia en la sede de Callao. Hace seis meses veníamos reclamando una audiencia con Triaca. Estuvo presente un funcionario, Director Nacional de Empleo, que propuso avanzar con subsidios que la cooperativa ya estaba pidiendo. Nosotros planteamos que la última vez que vimos al Vice Ministro de Trabajo, Ezequiel Sabor,  en una reunión en esa misma sede habíamos quedado en formar una mesa de trabajo con la presencia de la Ministerio de Desarrollo Social, la secretearía de comunicación Pública, la Superintendencia de Seguros de Salud y distintas reparticiones del Estado para poder afrontar el abandono de la empresa.

La única respuesta de Triaca fue hacer un acta donde contamos la situación, todavía estamos esperando la respuesta, hasta el momento no paso nada.

Foto: politicaargentina.com
Foto: politicaargentina.com

 

La abogada de la cooperativa, María del Carmen Verdú , referente de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) enfatizó en la edición especial que sacaron los trabajadores del diario el día posterior a los destrozos sufridos “Fue un intento de neutralizar un diario que es la voz del trabajador” y advirtió “Decir que la policía fue negligente es demasiado condescendiente y echa un manto de comprensión que no merecen”.

La violencia anti democrática y la forma de manejarse de estas personas convocaron a que el diario El País de España subraye “Una patota irrumpió en un diario argentino y destrozó la redacción”

Amnistía Internacional se hizo eco de lo sucedido y remarcó en su portal web “Amnistía Internacional reclama a las autoridades correspondientes que garanticen la seguridad de los trabajadores en su ámbito de trabajo. La organización llama a la Justicia a avanzar en la investigación de los hechos y sancionar a los responsables directos”.

El empresario Martínez Rojas hizo algunas declaraciones irrisorias y sin veracidad al diario Perfil,  después de encabezar junto a su patota mafiosa la entrada cobarde a las instalaciones de la cooperativa, “Es una cooperativa clandestina. No es una empresa en recuperación”; “Me autorizó la policía”; “Cerca de las 12.30 de la noche, hice parar a un patrullero de la Policía Federal, le dije que mi llave no andaba y que iba a entrar a mi empresa. Me pidieron documentación para saber si era real. Ellos me autorizaron a entrar e ingresaron conmigo”; “el cerrajero abrió las puertas, la policía entró conmigo para ver si había alguien y se invitó a salir a dos personas que estaban limpiando, al tiempo que los efectivos revisaron todo”. Todas estas declaración al matutino esta en el portal web de Perfil. La mas irrisoria de todas ellas es la siguiente “Me agredieron, me rompieron todo el edificio”, muy extraño que alguien que se victimiza de tal manera ingrese con un grupo de matones de madrugada y golpee a un discapacitado (Sereno del diario) rompiendo todo lo que este a su alcance.

Mariano Martinez Rojas. Foto: Tn.com.ar
Mariano Martinez Rojas.
Foto: Tn.com.ar

Parte del curriculum de Mariano Martínez Rojas tiene una condena por la apropiación y secuestro de una pintura valuada en 50 mil dólares. Esto se encuentra en el fiscalía Nº 10 de Comodoro Py expediente numero 10 314.

 

Por último el Presidente, Mauricio Macri, hizo mención desde Berlín a la situación de lo ocurrido y afirmó al matutino La Nación:

-¿Qué opina del episodio en Tiempo Argentino, donde una patota entró a amenazar a los periodistas y a romper las instalaciones?

 -Todo eso está lejos de la Argentina que queremos. Pero me alegra que la Justicia esté interviniendo, como también intervino antes para pedir el desalojo del edificio. O sea, está mal cualquier tipo de usurpación. Me parece peor todavía con el ejercicio de la violencia, pero claramente nadie tiene derecho a usurpar lo que no es de uno.

– ¿Se refiere a los periodistas que estaban haciendo su trabajo ahí?

-“Claro, claro”, respondió el Presidente.

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s