CONECTADOS DESDE LA OTRA MIRADA

Por Federico Firpo

En los tiempos de la cibernética hablar de conexión pareciera ligar las realidades a los principios regidos desde la internet y justamente, hoy más que nunca, las comunicaciones nos han conectado, al punto de poder encontrarnos/sentirnos en los rincones más recónditos del planeta a tan solo un click, en apenas un instante.

Pero existe al mismo tiempo otro tipo de configuración, es decir otra perspectiva, a partir de la cual reflejarse con el entorno que a uno lo rodea. Y es en el principio de la rebeldía, desafiando todo tipo de naturalización predeterminada que han encontrado resabios de un eco transgresor propuestas alternativas. Surgidas, por lógica, desde la clandestinidad, las otras miradas han sabido poner, en más de una ocasión, en jaque aquellas formas de representación supuestamente naturales.

Con el pasar de los años, entre escritos y manifestaciones hemos sido testigos del surgimiento de grandes líderes, quienes nos han enseñado a romper el hielo en cuanto a rutinas y tradiciones, de las cuales se desprenden injusticias, desigualdades e intereses ocultos. Las contradicciones que estas rupturas han generado no han sido nada cómodas para quienes han llenado sus conciencias de especulaciones conservadoras. Generar un cambio jamás ha sido una tarea sencilla, ni siquiera aun cuando quede en evidencia lo injusto del estado actual de cosas. Al parecer, todo es cuestión de conexión, ya que, de alguna o de otra forma todos estamos conectados.

15285089_831128863656531_6386936666543739351_nTrazando en el tiempo las otras miradas, podemos ver desde Karl Marx a la fecha análisis que, por ejemplo, entre otras cosas nos advierten y nos anticipan de la explotación del hombre por el hombre y de la destrucción del medio ambiente, es decir, la mano del hombre interviniendo en la naturaleza de su propia destrucción. Se ha hablado de Burguesía, de Imperialismo, de Neoliberalismo y en esto de ser un estadista, ha partido del exilio hacia las montañas la figura de un gigante, llamado Fidel Castro. 15350567_831128403656577_7615604426878778163_n

Podremos decir muchísimas cosas de esta persona, pero jamás que no haya estado conectado con el día a día, más aun en los últimos 60 años. Basta entonces con saber qué lugar ocupaba en el mundo Cuba, con anterioridad a la Revolución comandada por el mismísimo Fidel (nombre paradójico en los términos de la fidelidad representativa por las causas de la lucha, que se llevó con su propia vida) y ver, por el otro lado, cual ocupa hoy aquella pequeña extensión isleña, a los ojos de los muchos que nos sentimos orgullosos por conectarnos desde la otra cara, la más difícil, la más incómoda, en fin, la más bestialmente destruida, una y otra vez, por quienes, encima de todos sus abusos reiterados, osan llamarnos bestias.

Comunicadores y Zares de la informática han dado su veredicto, desde sus propias instituciones, por ellos mismos fundadas. Eso no significa que quienes menos poder tengamos solamente optemos por quedarnos cruzados de brazos. Tendremos también nuestras propias conexiones, desde el otro lado de la mirada.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s