EL CINE INDEPENDIENTE RECLAMA SU LUGAR

Redacción ANCAP
Imágenes PiChon
Representantes de la comunidad audiovisual se manifestaron este miércoles por la tarde en las puertas del cine Gaumont durante la apertura del BAFICI para denunciar el critico estado del cine independiente del país.


El Buenos Aires Festival de Cine Independiente (BAFICI) es el evento mas prestigioso de cine independiente de América Latina. Este año cumple su vigésimo primer aniversario. Reúne a través de su programación tanto a célebres directores cinematográficos como a incipientes talentos de diferentes partes del mundo. Además, cuenta con secciones de competencias para cortos y largometrajes.

Diferentes colectivos de cineastas denuncian que las pequeñas productoras están enfrentándose a distintas problemáticas ante una total indiferencia del INCAA. En primer término, el sector independiente de la industria ve cada vez más complicado la posibilidad de acceder a fondos de fomentos del INCAA, ya que según se denuncia desde hace años, ni tampoco del programa Mecenazgo del gobierno de CABA, ni becas del Fondo Nacional Audiovisual y el Fondo Metropolitano. Además, no se cumple con la cuota de pantallas para exhibir las producciones de cine independiente argentino en salas comerciales de todo el país.. Esto responde a una decisión directa del INCAA y la Secretaría de Cultura de la nación, según denunciaron los manifestantes. Esto acompañado en la falta de sostenimiento de los espacios INCAA a lo largo y a lo ancho de la república y al deterioro de los espacios culturales de promoción de la industria audiovisual. A su vez, se denuncia que las políticas están destinadas al apoyo a las grandes productoras audiovisuales, hecho por el cuál se amplia la brecha entre los grandes tanques audiovisuales y las productoras de bajo costo. “En los países que protegen la diversidad de películas, las medidas se aplican para favorecer a los productores medios y pequeños en los meses de menos volumen de espectadores. Aquí se hizo lo contrario” expresan desde la comunidad. Y agregaron “Las estadísticas podrán arrojar números exitosos pero son un espejismo. El afamado mes de cine argentino consistió en 150 millones de pesos pagados por el INCAA a los exhibidores para bajar el precio de la entrada durante el mes de vacaciones, época en que se estrenan los grandes tanques argentinos distribuidos por los grandes estudios”.

Por eso la exigencia es clara. Que no haya recortes en el BAFICI, que en esta edición cuenta con menos salas, lo que deriva en menos películas y menos trabajadores. Que se nombre al consejo asesor de inmediato; por un cine nacional sin violencia de género y con políticas estatales de formación, incentivo e inclusión; Planes de fomento para un cine independiente y federal; redes de salas a precios populares y cuotas de pantallas del 33% del cine nacional no distribuido por empresas extranjeras.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: