RIE-ME-RIO

Por Federico Firpo para Ancap

Una nueva entrega en la ya conocida sección de poemas y poesías

Ríe solo para mi

porque todo a ti te tengo,

eterno ancho río

que, asomando un nuevo abril,

hizo viento al sol

y cedió al fuego vivo.

La ciudad quedaba atrás

y esa noche llamó al frío,

la leña se hizo fugaz

y entre ataques de aislamientos,

la distancia fue formal,

en tu soledad me rijo.

Terminaba y como todo final

corría un vulgar miedo,

nada volvería a pasar

repetíamos de nuevo,

la muerte fue furor

la vida desconsuelo.