OLLAS

Por Verónica González

Ilustración Yasna Obreque Guirriman

Un día,

las ollas se llenaron de nombres

la sangre derramada fue sólo una,

de aquellos que volvieron 

en los que somos ahora.

Un día,

las ollas aplacaron el hambre,

resistieron al terror

y murmuraron la revolución

en cada letra.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s