¿QUÉ MÁS SE LE PUEDE PEDIR A CUBA?

Por Redacción ANCAP

La isla lleva 62 años de bloqueo económico dirigido por Estados Unidos, hace pocas semanas la votación en la ONU en relación a este tema arrojó como resultado 184 votos a favor del levantamiento del bloqueo a Cuba, con la oposición de EEUU e Israel y la abstención de Colombia, Brasil y Ucrania. Es imposible iniciar un análisis sobre la situación que hoy vive la isla sin tener en cuenta esto como principal motor de problemas para este país. Puede que el bloqueo no sea el único problema económico que sufre el país, pero es ineludible la mejoría que puede dar el levantamiento de este bloqueo que nació en la presidencia de Kennedy y continúa apoyado por el Gobierno del actual Presidente Biden.

Ayer hubo algunas movilizaciones  en diferentes provincias para reclamar al gobierno mejoras en el manejo de la pandemia, la provisión de alimentos y la escasez energética que sufre las últimas semanas la isla. Cabe aclarar que hoy viven un período muy duro económico que agudizó la pandemia del Coronavirus sin dudas. Esto no habilita a una entrada de ayuda humanitaria por el manejo contra el Covid 19 como se planteo en redes sociales desde diferentes lugares a modo de campaña virtual, sin tener en cuenta que Cuba es uno de los pocos países del mundo que creó vacunas con más de un 90% de efectividad contra el virus.

El Presidente de Cuba Miguel Díaz Canel estuvo ayer en las calles en defensa de la unidad del pueblo cubano y entre las afirmaciones que dejó ayer y en la mañana de hoy señaló “Estamos para esclarecer todo un grupo de matrices que han tratado de imponer acciones para desacreditar al Gobierno y la Revolución», y agregó “Está claro que cualquier planteamiento que haga la población, cualquier queja, la podemos valorar». Dando lugar de esta manera a escuchar el reclamo de parte de su pueblo. El país atraviesa una crisis general que puede tener semejanza a la del período especial de la década del 90. Desde la Casablanca no tardó en llegar un comunicado del Presidente Biden donde sentenció “Estados Unidos está con el pueblo cubano en su pedido de libertad y alivio de la pandemia de Coronavirus y décadas de represión. Estados Unidos pide al régimen cubano que escuche a su pueblo y sirva a sus necesidades en este momento vital en lugar de enriquecerse”. No se puede obviar en esta declaración de Biden algo que no tiene en cuenta y que es fundamental para entender la crisis y que es el bloqueo que su país mantiene hace 62 años con un odio desaforado hacia cuba y su modelo de país.

El ministro de Energía y Minas de Cuba, Liván Arronte, explicó los problemas energéticos que vive la isla y según informó Prensa Latina: el cerco estadounidense limita el acceso a créditos, financiamientos, piezas de repuesto y tecnologías, lo cual representa un obstáculo para los necesarios mantenimientos a las plantas generadoras.

El Presidente mexicano Manuel López Obrador, a diferencia de las declaraciones indecisas del canciller Felipe Solá, cuando le consultaron sobre la situación en Cuba, dijo el mandatario mexicano en el día de hoy: «Si de verdad se quiere ayudar a Cuba, lo primero que se debería hacer es suspender el bloqueo. Como lo solicitan la mayoría de los países del mundo. Eso sería un gesto humanitario. Ningún país del mundo debe ser cercado, bloqueado«.

 El asedio a Cuba tiene como principales factores la asfixia económica para aislarlos e inmovilizarlos con el exterior. El bloqueo es una acción bélica de Estados Unidos que ellos llaman embargo, pero no es tal. Cuba no le debe nada al país del norte, lo que realmente genera esto, es un impedimento de desarrollo económico y financiero. Con los más de 60 años que lleva este bloqueo la isla perdió millones de dólares que se podrían haber invertido en su población.  También impide el libre ingreso de productos y servicios del mercado internacional.  Solo el año pasado perdieron el ingreso de 9.157 millones de dólares a causa del cerco comercial.

Dentro de las explicaciones que ofreció el mandatario cubano sobre el tema económico que vive el país aseveró “Si nos cierran, si nos cercan, si no tenemos dinero, ni tan siquiera para abastecer las tiendas en moneda nacional, teníamos que captar una parte de esa divisa que estaba en el país y con esa divisa salir a comprar para reaprovisionar esas tiendas y también para ofertar y mejorar los abastecimientos en las tiendas en moneda nacional que son para toda la población. Y hemos captado divisas, ¿dónde se nos cortó esa posibilidad? Como parte de las medidas restrictivas y el habernos puesto en la lista de países supuestamente patrocinadores del terrorismo, entonces no hemos podido exportar la divisa que hemos captado y eso nos ha cortado los flujos financieros para cumplir con ese propósito”.

La rebelión popular en Chile fue un viento de libertad para su pueblo y una conquista de derechos postergados, las calles de Ecuador y la Primera Línea de Colombia marcaron un paso contra los ajustes de la derecha gobernante, el pueblo haitiano no acuerda con la llegada de Estados Unidos para la “salvación” del país. No obstante todo esto, Cuba es el único país donde su Presidente salió a las calles junto a su pueblo para reclamar la unidad popular, así lo hizo Díaz Canel en San Antonio de los Baños en las jornadas de ayer. No se puede eludir de este análisis la fuerza que proponen desde Washington para que Cuba pueda terminar en una guerra civil.

La intervención humanitaria que reclaman desde el norte no es lógica, no es entendible a la hora de ver las cifras de contagios y de fallecimientos que tiene Cuba a causa de la pandemia, no se pidió tal intervención con cifras estrafalarias en Brasil o India. La intromisión no es menor, conlleva como principal decisión el uso de las fuerzas armadas a la hora de arribar al país en cuestión. Estados Unidos fue quien prohibió el año pasado en plena pandemia la venta de ventiladores pulmonares a Cuba, herramienta fundamental para dar la batalla contra el Covid 19, MT Medial AG y Acutronic, fueron las que decidieron no tener ningún vínculo con Medicuba por causas del bloqueo norteamericano.

La lógica de poder entender la realidad de un pueblo como el cubano con seis décadas en sus espaldas de bloqueo, de mínima lo hace ya diferente en su análisis de la realidad en la que se encuentran sumergidos. La salida a este momento duro que vive Cuba será resuelta por el pueblo cubano sin intromisión extranjera.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: