NUEVA CONDENA A LULA POR 12 AÑOS

Por Juan Alberto Pérez

El ex presidente de Brasil, Ignacio Luiz Lula Da Silva, fue condenado este miércoles a 12 años y 11 meses por el cargo de “Corrupción y blanqueo de dinero en segundo caso”. Se trata de una imputación que la jueza Gabriela Hardt, que reemplaza al juez Moro, le aplica por reformas en una finca que Lula frecuentaba que se habrían hecho con dinero de la corrupción.

<!–more–>

Lula ya cumple una condena de 12 años en el denominado caso del Lava Jato, por presuntamente haber recibido un departamento como pago de coimas para beneficiar que la empresa Odebrecht se haga con la adjudicación de obras públicas. Sin embargo, en ningún momento se ha podido comprobar que dicho departamento sea de Lula. En esta nueva condena la tónica es la misma. Se le acusa de beneficiarse con reformas de una finca en Ataiba, localidad al interior de San Pablo. Sin embargo, la finca no pertenece a Lula.

De todas maneras para la jueza Gabriela Hardt no es impredecible que sea el propietario de la finca para ser condenado. “Siendo propietario o no es un hecho incontrovertido que se realizaron reformas y se compraron objetos para atender intereses de Ignacio Luiz Da Silva” detalló el fallo de la jueza. Se imputa dicha condena porque Lula “frecuentaba” la finca de Ataiba.

Los seguidores de Lula remarcan que tanto la primera condena, por la que se encuentra en la cárcel de Curitiba desde abril, como esta nueva sentencia son marcas de una persecución política para dejar fuera de la vida política al dirigente del Partido de los Trabajadores. Y se apoyan en la idea de que el encarcelamiento de Lula posibilitó el triunfo de Jair Bolsonaro en la presidencia de Brasil, ya que Lula era el candidato con mayor intención de votos y fue proscrito sin causas demostradas. Además, alegan que el juez Sergio Moro trabajó políticamente para dicha proscripción y se remiten a la prueba de que actualmente se desempeña como Ministro de Justicia de Bolsonaro.

PROSCRIBEN A LULA

Por Juan Alberto Pérez

En una nueva demostración de la endeblez democrática de la región, y sobre todo de la República Federativa de Brasil, el Tribunal Superior Electoral ha decidido revocar la candidatura presidencial del candidato con mayor intención de votos, hablamos de Luiz Inácio Lula Da Silva. Seis de los siete integrantes del cuerpo, en una sesión extraordinaria de 11 horas , rechazaron la aplicación del ex presidente de Brasil a los próximos comicios del 7 de octubre. El PT tiene ahora 10 días para realizar el cambio de candidato. Sigue leyendo «PROSCRIBEN A LULA»

CONDENA A LULA PARA EVITAR QUE SEA CANDIDATO

Por Juan Alberto Pérez

El Tribunal Regional Federal de Porto Alegre dictó sentencia contra Ignacio Lula Da Silva y las calles de todas las ciudades grandes de Brasil se llenaron de manifestantes.

<!–more–>

El veredicto, que aumentó la condena por supuesta corrupción del ex primer mandatario, funcionó como un gatillo para que las clases populares y trabajadores expresaran su repudio, ya que entienden que el tribunal que decidió imponer una pena de 12 años de prisión al líder del Partido de los Trabajadores tienen como objetivo quitarlo de la competición por la presidencia.

Los 3 juecez decidieron dictar sentencia de 12 contra Lula a pesar de que en primera instancia lo habían condenado a 9 años de prisión. Sin embargo, desde las huestes del líder político cree que uno alevosía en la sentencia ya qué hubo ausencia de pruebas contra Lula, el argumento fue de “convicción nacida del conjunto de indicios” y solo le permitieron 15 minutos para que sus abogados desplegarán su defensa. A pesar de esto, el tribunal en unanimidad decidió sostener la condena. “Hay que parar con este despropósito de que Lula debe ser condenando. La conciencia del pueblo brasilero es grande. Tratan de demostrar algún crimen que cometí. Hablarán diez horas seguidas pero no pueden demostrar nada” dijo por Twitter el ex mandatario. El conglomerado monopólico O Globo salió a dar su batalla contra Lula y tituló “Brasil 3- Lula 0” como si se tratase de un partido de fútbol.

Esto es una clara demostración que la intención es que Lula no sea nuevamente presidente de Brasil. Los números le estaban dando buenos indicios, pero una condena efectiva lo dejara fuera de carrera. La derecha ha desplegado todo su aparato persecutorio en la región, y como sucede en Argentina también, intenta deslegitimar a los líderes populares incluso utilizando herramientas que rozan la inconstitucionalidad.