Crónica de muertes anunciadas

Por Noemí L

noemil.ancap@gmail.com

CEM-FEB los protagonistas de esta historia

Los campos electromagnéticos de frecuencia extremadamente baja (CEM-FEB) son unos de los hacedores de la energía que toda ciudad en crecimiento necesita para existir (dicho sea de paso porque no se explotan energías alternativas como la solar y la eólica). Un campo electromagnético de frecuencia extremadamente baja tiene la misma característica que la mano que “regula” el mercado: es invisible. Un CEM-FEB tampoco tiene olor ni una consistencia física que nuestros sentidos puedan captar. Asi que a los CEM-FEB no los vemos, nuestro tacto no se percata de ellos y tampoco los podemos oler. Nuestros sentidos animales no los percatan, pero…nuestras células sí.

170

Una subestación eléctrica es una transformadora de electricidad. Las subestaciones eléctricas emanan CEM-FEB, y estos son peligrosos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) los ha incorporado en la categoría 2b, es decir, en la categoría posiblemente cancerígenos, de que lo sea o no depende de los niveles y de la cantidad de exposición que una persona u animal tenga a ese campo. Una exposición de 8hs diarias ya es peligrosa. Y como decíamos antes, nuestras células sí reconocen a los CEM-FEB, pero como en esta sociedad de la rentabilidad, para que una realidad sea entendida debe causar dolor y lamentablemente, en muchos casos, muerte… tuvo que suceder Sobral.

Sobral es una subestación que fue construida en Ezpeleta en el año 1978, está ubicada en las calles Río Salado y Padre Bruzzone (ver mapa). Desde que existe han aumentado notablemente los casos de cáncer en el barrio, en la foto se puede observar la relación directa entre la cercanía de la subestación y las casas donde han fallecido sus habitantes a causa de esta enfermedad, más nos acercamos a la subestación más casos vemos.

170 son las muertes que ha causado la existencia de Sobral. Siempre fue contaminante, pero veintidós años después, la situación se agudizó. La mano “invisible” que regula el mercado hizo posible que en el año 2000, Sobral ampliara la emisión de campos electromagnéticos a pedido de Grace, una empresa norteamericana emplazada en Quilmes dedicada, entre otras cosas, a la industria química. Esta empresa norteamericana pidió a Edesur que le aumentara el suministro de energía, la empresa eléctrica se la duplicó, lo que llevó y lleva a que esta subestación emane CEM-FEB por valores entre 3 y 5 uT (microteslas).

Dato: Grace tiene múltiples juicios en Estados Unidos por dañar al medio ambiente y sospechas de causar cáncer entre la población por sus desechos industriales.

0´3 uT

Hoy la lucha que nos toca de cerca a los quilmeños es la posible realización de una subestación eléctrica en Triunvirato y las vías (detrás de la estación de tren de esta ciudad). Proyecto que de realizarse no sólo desplazará a 17 familias que viven en el predio donde quiere realizarse la obra, si no que emanaría, según palabras de los responsables del proyecto, hasta 10 microteslas. El nivel tolerado por el ser humano, y reconocido por la Organización Mundial de la Salud, es de 0,3 microteslas (uT).

Como se preguntaba un tal Lenin ¿Qué hacer? Los vecinos de Quilmes han logrado cosas extraordinarias como la prohibición de antenas de celulares en zonas pobladas en el distrito (conquista que hoy está en riesgo por el lobby que las empresas hacen sobre el “Honorable” Concejo Deliberante). La vida que llevamos demuestra que nada se logra sin luchar. Por eso el 6 de junio de este año organizaciones de medio ambiente, vecinos de Sobral y de Triunvirato y las vías comenzaron a informarse sobre esta Subestación eléctrica que el municipio quiere realizar a

pedido del Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo con el fin de electrificar el ferrocarril Roca, dentro del Proyecto de Mejora Integral del Ferrocarril, en su ramal Plaza Constitución-La Plata. El 6 de junio de este año tuvo lugar la audiencia pública preparada por el municipio para legitimar el proyecto. Allí ocurrió algo importante: el oficialismo presentó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), realizado por la empresa Estudios y Servicios Ambientales SRL que junto con la OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) “demuestran” que la subestación no conlleva un impacto a la salud. El informe fue rechazado por 33 de los 34 oradores que hubo en dicho evento.

En posteriores ocasiones lograron reunirse con el intendente “barba” Gutiérrez, sin lograr mayores acercamientos a que no sea construida en zona poblada.

El No ¿podrás más?

No darle legitimidad al informe citado arriba fue el paso importante en la unidad de los vecinos que llevan adelante esta lucha que no eligieron, pero les tocó dar.

Los vecinos autoconvocados tuvieron aún más fuerzas a su favor cuando el 7 de agosto, casi dos meses después del primer NO a la subestación de Quilmes, un trabajo de la Universidad Nacional de La Plata, conformado por científicos de alto nivel: la Dra. en Ciencias Químicas Leda Gianuzzi, profesora de Toxicología de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de la Plata y el Dr. Edgardo Schinder Dr. En Salud Pública, de la Universidad de Jerusalén, especialista en enfermedades Infecciosas y Epidemiólogo de la UBA confirmó que el electromagnetismo es perjudicial para la salud.

Este equipo realizó un estudio epidemiológico multipropósito en Ezpeleta donde se encuentra la subestación Sobral, el cual sostiene que en el barrio de Sobral existen 7,30 veces más riesgo de morir, 7 veces más riesgo de contraer cáncer y 3 veces más posibilidades de contraer enfermedades neurológicas y neurosíquicas que en el barrio de control. El barrio de control es el de la Subestación Rigolleau, emplazada en Berazategui sobre las calles 21 y 145. Rigolleau comenzó a funcionar el año pasado. Esta última aún no llega a los niveles mortales porque la exposición de los vecinos a su contaminación es reciente. La mortandad es sólo cuestión de tiempo, entre las que cabe la generación de leucemia en los niños y abortos espontáneos.

Randazzo al ataque

Como todo “buen” funcionario el Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, debe trabajar para concretar los objetivos que su Ministerio y el Ejecutivo Nacional se proponen. Hay dos posturas frente al Ministro y a su colega político Francisco “el barba” Gutiérrez. Los Vecinos Autoconvocados de Quilmes contra la Subestación Eléctrica plantean que la subestación puede ser construida en otro lugar, proponen sitios cercanos a las vías como los hay en Avellaneda y en Hudson. Son espacios no poblados, donde no correría riesgo la salud de seres humanos, este planteo es el más fuerte hacia el NO. La segunda postura es que, si finalmente se construye en el predio de Triunvirato y las vías, sea con alguna medida de seguridad para evitar la contaminación con electromagnetismo y las posteriores enfermedades.

Aquella segunda postura fue la que primó en el despacho de Randazzo, en Casa Rosada. Allí fueron convocados los vecinos el miércoles 10 de septiembre para debatir sobre el proyecto, reunión en la cual el Ministro les garantizó que no se vería afectada la salud de los vecinos. Los autoconvocados dijeron que el Ministro no estaba al tanto de lo que conlleva el electromagnetismo. Aún así, ambas partes aceptaron crear una COMISION DE FISCALIZACION que estaría formada por vecinos con el fin de controlar y hacer un seguimiento de las obras, para garantizar que las medidas de seguridad se lleven a cabo. Este punto del “acuerdo” dejó con poco peso el No a la construcción de la subestación en Triunvirato y las vías.

A días de la reunión con Florencio Randazzo la medida de “seguridad” propuesta por “técnicos” y autoridades fue construir la subestación a 200 metros de las primeras casas, quedaría entonces lindando con la calle Amoedo y no con Triunvirato. Distancia insuficiente para muchos de los autoconvocados, ya que en Sobral, vecinos que viven a

500 mts o más de la subestación han sido afectados por los CEM-FEB. Con el agravante de que la subestación a construir emanaría un nivel mayor de microteslas.

Detalles

La muerte a causa del electromagnetismo es real, 170 muertes en Ezpeleta lo demuestran, la incorporación de la Organización Mundial de la Salud sobre 0,3microteslas como tolerable por el ser humano, es un detalle que no se puede obviar, el serio y relevante informe hecho por una de nuestras universidades públicas tampoco puede soslayarse, las decenas de subestaciones existentes en nuestro país que tiene a los vecinos organizados por su traslado, tampoco. Este flagelo, el electromagnetismo, es nacional. En Quilmes, esta fábrica de electricidad estaría emitiendo hasta 10microteslas, aunque según vecinos que han podido ver el proyecto, figura que en ciertas zonas de la subestación se estarán generando hasta 400 microteslas.

Son “detalles” en que se nos va la vida. Para muchos la vida es ser candidatos en 2015 (año en que Randazzo quiere tener terminada y/o avanzada la subestación en cuestión, que garantizaría la electrificación del Roca y la idea de que “tenemos el mejor servicio ferroviario de América Latina”, gracias a él, claro está.)

María Elena vecina de Sobral, cáncer de mama. Falleció el 8 de julio de 2005. Foto: María Eugenia Cerruti, del libro “132.000 voltios”
María Elena vecina de Sobral, cáncer de mama. Falleció el 8 de julio de 2005. Foto: María Eugenia Cerruti, del libro “132.000 voltios”

Primer Desenlace

El desenlace de esta nota fue mutando a medida que las semanas pasaban. La división de los autoconvocados continuó y, finalmente, el jueves 25 de septiembre una parte de los vecinos que venían luchando desde junio, firmaron. Las lapiceras dibujaron sus nombres en el acta acuerdo, dando lugar a la construcción de la subestación con el pedido de los 200mts (entre otros puntos como estudio epidemiológico y comisión fiscalizadora). En esa reunión estuvo Andrés Maldonado, el ingeniero que trabaja para la UEC (Unidad Ejecutora Central, dependiente del Ministerio del Interior y Transporte) organismo que tiene la responsabilidad de que la obra se realice.

El día anterior los vecinos se reunieron en la Casa de la Cultura de Quilmes con el “barba” Gutiérrez y Roxana González, la UEC, Edesur y demás personas para llegar a un acuerdo, acuerdo en forma de acta (sin peso de ley) que los vecinos se negaron a firmar, como lo habían hecho de común acuerdo en todas las anteriores conversaciones. Al final de la reunión Maldonado se acercó a los vecinos y ofreció ir al día siguiente al lugar donde cada jueves a las 18hs los vecinos se reúnen para evaluar y analizar los pasos a seguir. Allí llegó con la supuesta oferta de aclarar dudas para que los vecinos estuviesen “tranquilos”. Pero no estuvo sólo, dos representantes más de la UEC se hicieron presentes. A criterio de esta periodista fue un apriete y sentaron las bases para lo que no habían podido lograr el día anterior. Tras exposiciones a favor y en contra gran parte de los vecinos firmaron. Los que se mostraron en desacuerdo seguirán luchando. Ahora queda que la OPDS emita su fallo en torno a esta nueva modificación, ya que las autoridades deberán construir un nuevo plano. Pero no creen los autoconvocados que este organismo provincial se emita en forma negativa sobre dicho proyecto. La firma del acta no tiene peso de ley, pero de alguna manera le da aval a las autoridades políticas y empresariales para seguir adelante con el proyecto, les da legitimidad y evidencia una división en los autoconvocados que siempre es buena para el poder de “arriba”.

El NO a la subestación de Quilmes sufrió un gran revés ese 25 de septiembre. Queda ver si la unión y la estrategia de lucha de los vecinos que no se rindieron logra hacerse fuerte. Este 15 de octubre se abre la licitación para la primera etapa de la construcción de la Subestación de Quilmes. El 11 de octubre pasado, hace sólo dos días, tuvo lugar en Berazategui el Segundo Encuentro Nacional de Barrios Irradiados. Dos fechas importantes. Dos acontecimientos que marcan el porvenir de qué mundo queremos y que la lucha nunca acaba, hay resistencia. Seguiremos informando, esto recién comienza.

Porque ayer fue Ezpeleta, hoy es Rigolleau, mañana será Quilmes y pasado mañana?… esta crónica de muertes anunciadas nos compete a todos. Informate y parcticipá.

Invitación Los Vecinos Autoconvocados (link: https://www.facebook.com/groups/1431155507153599/?fref=ts) necesitan la participación de todos los vecinos y no vecinos honestamente interesados. Se reúnen para debatir y decidir los pasos a seguir los jueves a las 18hs en la Sociedad de Fomento ubicada en Av. Centenario 2837, Quilmes.

Links para el lector@ interesad@:

Audio de la reunión con Randazzo en Casa Rosada http://www.goear.com/listen/b54f0b2/reunion-vecinos-randazzo-vecinos-autoconvocados-quilmes-subestacion-electrica

Estudio realizado por profesionales de la UNLP: http://www.fororiodelaplata.com.ar/?p=2175 y http://www.fororiodelaplata.com.ar/Estudio_epidemiologico_resumen.pdf

“132.000 voltios: el caso Ezpeleta”, de Silvina Heguy y María Eugenia Cerrutti. Parte del texto lo encontrás acá: http://revistanuestramirada.org/galerias/eugeniacerutti

2 Replies to “Crónica de muertes anunciadas”

  1. El campo magnético de baja frecuencia (50 Hz), producido por instalaciones eléctricas (líneas de alta y media tensión, y transformadores), es el más peligroso. La OMS reconoce que intensidades de 0,3 microTeslas aumenta el riesgo de cáncer. Mientras que el nivel legal lo mantienen en 100 microTeslas, atendiendo sólo a efectos térmicos. http://cem.teleingenieria.es

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: