NO SOLO MONSANTO MATA

Los agroquímicos son los principales causantes de enfermedades letales para la población. Envenenados es el libro de Patricio Eleisegui, que nos relata cómo es el proceso de los transgénicos. Con un ejemplo devastador como el de Fabián Tomasi, víctima de los agroquímicos en Basavilbaso, provincia de Entre Ríos. Envenenados nos ayuda a informarnos y a saber cuál es el nombre de las grandes empresas involucradas en este negocio mortal. Entre ellas aparecen: Bayer,  Monsanto, Syngenta, Nidera, BASF, DuPont, Dow y Atanor.  Por Federico Paterno

Federicopaterno.ancap@gmail.com10007439_629204577134508_1301337718_n

 

Periodista y escritor, oriundo de Sierra de la Ventana, provincia de Bs As. El libro Envenenados aparece en escena en Enero del 2014. Las 240 páginas de esta profunda investigación nos llevan a poder tomar conciencia del uso exagerado que tienen las semillas que están modificadas genéticamente. La cita periodística fue en el barrio de Palermo, Patricio autor del libro en dialogo con Ancap desmenuzo y clarifico varios temas relacionados a los agroquímicos, las semillas transgénicas y el proceso que estas tienen antes de llegar a la mesa familiar, como así también la ausencia de compromiso de los médicos a la hora de definir el diagnostico de los pacientes enfermos a causa de agrotoxicos.

¿Cómo surgió la idea de dar comienzo a esta investigación?

Muchas cosas que nos pasan como periodistas son por algo que dispara la idea por ejemplo en operación masacre recordemos que Walsh se entero que había un fusilados que vive. En envenenados salvando las distancias fue de leer los diarios del interior que los leo mucho y cada vez se los veían más casos de agrotoxicos y cada vez con más denuncias que habían personas fumigadas. Primero recolecte información sin patrón fijo de libro o idea de laburarlo como libro. Reuní información científica de ver quien fabricaba los productos, fue trabajo de meses los fines de semana leyendo al costado del laburo, usando el teléfono del trabajo y cuando quise darme cuenta ya tenía material para hacer el libro. La redacción fue lo que menos me demoro habrán sido seis meses. El proceso previo me duro casi dos años.

 

¿Qué información apareció en el transcurso de la investigación?

La realidad es que en el libro se expone todo el problema sanitario. Yo sabía que Monsanto no iba reconocer que estaba en el armado del proyecto Manhattan, que fue para la bomba atómica, o del DDT ((constituye un producto de elevada toxicidad ambiental y humana y de escasa o nula biodegradabilidad, razón por la cual, en muchos países, su uso fue restringido o prohibido)). Bayer, de todas manera, era la empresa que armaba gases para la dictadura nazi, todas tiene antecedentes complicados. “Si es Bayer es bueno” es un slogan genial, pero su historia no es buena. Lo que me gustaba de la idea del libro era contar la historia de vida las personas afectadas y armar este proceso histórico que empieza en 1996 con la soja transgénica y después hablar de quienes se están beneficiando, sin caer en la cuestión de que lo explique Monsanto. Bayer tuvo que ver con el desarrollo de la heroína y eso está documentado, hay que buscar otras fuentes, hasta hoy el libro no ha sido refutado.

¿Cómo llegaste al caso de Fabian Tomasi (Tapa del libro)?

Fabián es el último caso que yo llego, La tapa del libro fue para poder ser contundentes, de hecho hay gente que la foto esta armada. El es la imagen de envenenados. Yo de alguna manera conté su historia, el libro ya lo tenía completo, pero sentía que faltaba la historia símbolo y por medio de un amigo productor accedió Fabián a una entrevista. Me conto su historia, que puede ser la historia de todos. El trabaja en una empresa que carga los aviones con los agroquímicos y empieza a tener muchos problemas. Tiene una contaminación directa por agroquímicos. Hoy está jubilado y esta certificado por médicos de la Obra Social Pami que el problema de él son los agroquímicos.

¿Por qué crees que de la Soja es un tema del cual en los medios tradicionales no se habla o se habla muy poco?

La realidad es que los diarios no lo publican por una decisión política económica no es un tema de poca importancia, en el interior se discute cada vez mas. Monsanto ahora dice que va a hablar con la prensa y eso fue por la resistencia de la gente. Ellos van a abrir la planta para el 2016 en Malvinas argentinas, estuve en el último coctel de Monsanto y me lo dijeron. De hecho están llevando a gente de Malvinas Argentinas a la ciudad de Rojas para que vean la planta de Rojas, hacen un city tour para que vean que las plantas no contaminan tanto, es increíble. Monsanto en argentina tiene vínculo directo con muchos medios y acá poner pauta significa silenciar. Esta el interés político, estas prácticas se van a perpetuar si el Concejal, el Intendente y el Gobernador son accionistas de soja es todo muy complicado. Si Clarín y La Nación  hacen Expo- Agro es muy difícil. Nosotros tenemos un grado de discusión ya que están aun los medios alternativos que lo tratan. La voz del interior (córdoba) y Diario la capital (Rosario) tocan el tema, Hable con un periodista de Sastre, en rosario y el tiene cáncer y es por las fumigaciones. Se creó tal clima en la redacción que es imposible no contar esto, si lo viven en la propia redacción no podes no contarlo, y más si la gente se muere. Por eso La Capital de rosario cuenta de las fumigaciones.

¿Cómo podes explicar para que se logre entender el proceso de la semilla transgénica de la soja?

El combo Agrícola argentino en argentina funciona a base de siembra directa y uso de transgénico y agroquímicos. La siembra directa erradico el arado. La maquina va  y hace un agujero, pone la semilla,  cuando uno abría la tierra generaba una interacción del ecosistema y había que usar productos químicos, con el agujero erradicas eso y pones la semilla y listo. Es un combo barato, el Ministerio de Ciencia me dijo que los costos de producción con esta metodología bajaron un 30 por ciento los costos anteriores. La semilla transgénica de Soja por ejemplo que incorpora un gen  de otra especie, es decir se ve el ADN de la soja y se ve que producto se usa para matar. Lo que sería la competencia de la soja, los otros yuyos, si usas un herbicida X los totales se llaman, matan todo. Se busca una planta que resista a ese herbicida, una vez que se encuentra a esa planta, se lee el ADN de esa planta, se identifica el gen que resiste a ese herbicida, se lo saca y se lo pone en la cadena de ADN de la soja. Una vez que se incorpora a la soja ya va a poder resistir el herbicida que va a matar todo menos la soja. Por ejemplo Glifosato es como un escudo que tiene solo esa planta.

¿A lo largo de la investigación que fue lo que te sorprendió?

Hay mucho nivel de organización y de debate en muchas provincias con universidades y médicos comprometidos. Se puede dividir por jurisdicciones: Córdoba es muy de debate en este tema muy combativa y la provincia de Bs As la discusión es nula, no hay debate. La sorpresa es la inactividad y falta de compromiso en la provincia de Bs As. Santa Fe y Entre Ríos también va acrecentando esta discusión. También es importante que los médicos puedan señalar que las enfermedades son por agrotoxicos, hay falta  de compromiso, es un tema también sanitario, hay que establecer los casos como contaminación de agroquímicos, no hay compromiso de los médicos en los diagnósticos. Hay gente que sabe y se calla, el libro lo hice porque sabía esto y hay que contarlo. A los médicos no los entiendo, pero bueno también es cierto que los médicos del interior son además productores ellos mismos.

¿Qué nuevo libro está en camino?

El nuevo libro es Fruto de Desgracia y está casi cerrado, nos faltan pocas cosas. Es una investigación que parte del caso de Edgardo Ferreira, que trabaja en el arándano en Federación ((Entre Ríos)) el denuncio que había desarrollado un cáncer fulminante por comer arándano envenenado. Lo busco y lo llamo, me cuenta ciertas irregularidades de la empresa donde el trabaja que se llama Blue Berrys, es la principal de Argentina. Ferreira muere después, desde ahí hablo con su abogado,  busco otros casos y expongo eso. En la investigación aparece el trabajo esclavo, los agroquímicos en los trabajadores, la complicidad de los sindicatos y la policía que usaban chicos y mujeres porque tienen manos mas chicas y no rompen las frutas. El libro se lama así porque la mayor cantidad se exporta a Estados Unidos  para el día de acción de gracia. Es un sistema para una fruta que acá no se consume y la que queda para la Argentina no se controla, se fumiga y no se controla esa fumigación lo cual fortalece la forma en que muere Ferreira.

 

 

 

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s