CURIOSIDADES: FUTBOLISTAS AFRICANOS QUE JUGARON EN ARGENTINA

Una rareza por estos lados, tal vez se deba a una cuestión de cercanía y de límites. Lo cierto es que la Argentina nunca se ha nutrido de futbolistas africanos. Aunque por pocos que hayan sido, vale la pena recordarlos. Por Manuel López

Durante estos días se está disputando la Copa África, a diferencia del resto de las competiciones continentales que se jugarán más adelante, como la Copa América o la Copa de Oro de la Concacaf. Si hablamos del continente africano y su apego por el fútbol, podemos nombrar jugadores de gran nivel como Didier Drogba, Samuel Eto´o, Yaya Touré o Essien. No es ninguna novedad, todos brillan en las principales ligas de Europa. Argentina siempre se caracterizó por nutrirse de jugadores de países como Colombia, Uruguay y Paraguay. Ahora bien, ¿cuántos jugadores africanos destellaron en el fútbol local?

En 1981 arribó a tierras pampeanas Antonio Custodio Méndes. Oriundo de Cabo Verde, tuvo su paso por Temperley y otros clubes locales. Luego vendría Efford David Chabala. Su posición era bajo los tres postes. Formó parte del equipo de Argentinos durante la temporada 1991/1992 y solamente disputó un partido. Lamentablemente, el arquero zambiano falleció en 1993 cuando el avión que transportaba a su seleccionado cayó en las costas de Gabón.

Tal vez el más conocido por el club que puso los ojos en él y no tanto por lo que podía llegar a crear en el campo de juego: este es el caso del camerunés Alphonse Tchami, delantero que había sido fichado por Boca. Estuvo desde 1995 hasta 1997. Llegó a jugar 48 partidos con la azul y amarilla y se dio el lujo de convertir 11 goles para el equipo de la Ribera. Luego, el destino le sacó pasaje sin retorno hacia el viejo continente donde los bávaros se hicieron de los servicios del delantero.

Si bien es cierto que no tuvo demasiadas presencias con la camiseta de Ferro (solamente fueron 4 partidos), quién no recuerda a Theophilus Khumalo. Más conocido como “el doctor” que por su primer nombre. Vistió la camiseta del equipo de Caballito en el año 1995. Originario de Sudáfrica, fue parte del seleccionado que disputó el mundial de Francia 98. Su único gol en la Argentina se lo marcó a Independiente.

Nos mudamos de barrio y encallamos en Boedo. San Lorenzo tiene un largo historial de jugadores africanos, aunque es evidente que sin mucha trascendencia. El primero de ellos es Tobie Mimboe de Camerún. Lastimosamente, para el bueno de Tobie, 1996 no fue su año: nada más jugó un partido y sin ningún grito de gol. Después fue el turno de William Etchu Tabi, volante que hizo su aparición en 2002. No tuvo la suerte de su coterráneo, ya que nunca pisó el verde césped del Pedro Bidegain. Por último, emerge la figura de Félix Orode. Camerún dejó de ser un atractivo para el azulgrana y fijaron rumbo hacia Nigeria. De características ofensivas, el volante tuvo su debut contra Huracán en Parque Patricios el 21 de noviembre reemplazando a Diego Rivero. Fue su único partido; sin embargo, fue autor de una gran asistencia a Juan Manuel Torres, artífice del segundo gol. Actualmente se desempeña en Excursionistas.

Siguiendo con la recorrida, pasamos al interior del país. El lugar, la provincia de Santa Fe. El mundial sub 17 había dado mucho que hablar. Este se había llevado a cabo en Italia durante 1991 y el seleccionado ghanés había dado guiños de buenos jugadores. Tal es el caso de Nii Lamptey. Pasaron 6 años para que el delantero se pusiera la camiseta de Unión. Sus presencias computan un total de 6 partidos con un score en negativo. Su carrera continuó su curso en Europa, Asia y África. Argentina había quedado fuera del mapa.

Otro de los conocidos, el querido Ernest Mtawalli (más de uno le habrá dicho Mataguali). Portador de un apellido de difícil pronunciación, más complejo fue dilucidar su llegada a tierras rosarinas. Al parecer, sus dotes con la redonda fue lo que cautivó a los dirigentes leprosos. Nada de eso se plasmó en el campo de juego. Su estadía en el Parque de la Independencia se remonta al año 1995 con 4 partidos y ningún gol en su haber.

El que realmente tuvo un paso bastante importante fue Ibrahim Sekagya. Nacido en Uganda, pasó por tres clubes de la Argentina. El primero de ellos fue Atlético Rafaela. Luego emigró a Ferro y finalmente lo terminó contratando Arsenal. Su permanencia en el suelo del asado y el mate data del 2001 al 2007. En total jugó 194 partidos y convirtió 8 goles, el último de ellos fue el tanto número 80.000 en el fútbol argentino. Junto con él había llegado Mohamed Nsubuga, aunque la suerte de su compatriota no fue la misma. Durante 2002 solo cosechó 2 presencias con la casaca de Ferro. Por su parte, Sekagya continuó su carrera futbolística en Austria.

Existen varios casos de jugadores que tuvieron un paso efímero por el fútbol argentino. Pruebas que prometían mucho más de lo que se asemejaba a la realidad, problemas económicos o una suerte esquiva son los casos de algunos de estos players. Córdoba también tuvo a su futbolista africano. Nacido el 19 de noviembre de 1973 en Acra, capital de Ghana, Prince Amoako llegó a Talleres de Córdoba en 1999. Estuvo a prueba y tuvo su chance en la Copa Neder Nicola. Al parecer, Gareca -DT por aquel entonces- no supo apreciar el talento del ghanés y optó por prescindir de su juego. Un hecho curioso es que el centrocampista fue el único africano en jugar una final de Copa Libertadores. Esto ocurrió en 1997 cuando formaba parte de Sporting Cristal de Perú. Finalmente, Amoako se retiró en su país natal jugando para el Asante Kotoko en el 2006.

Pasemos al caso de Cyrille Bella. El camerunés llegó a Racing en 1997 como consecuencia de los problemas económicos de la institución académica. Su rendimiento había dejado satisfecho a Basile; sin embargo, la plata nunca apareció y tuvo que despedirse. En 1998 jugó para el conjunto de Cerro Porteño y llegó a disputar un partido de Copa Libertadores. Su último equipo fue el Hammer SpVg de Alemania, club donde se retiró.

El caso de Joseph M´Barga no da demasiados datos para narrar acerca de su paso -que no pudo ser- por el fútbol argentino. Su salida de Camerún fue para someterse a una prueba en Boca en 1996. La realidad es que no quedó, Colombia lo adoptó y el Junior de Barranquilla fue su lugar durante una temporada. Luego pasó al Avranches de Francia para culminar su carrera en La Chapelle del mismo país.descarga (19)

Por último y más reciente caso es el de Engonga Obame, medio centro de nacido el 26 de julio de 1993 en Gabón. Su debut en el fútbol grande fue en el USM Libreville de su país; estuvo una temporada y fue enviado a prueba a Boca. Quedó y formó parte de la reserva. Su etapa profesional continuó en el CF Mounana y luego en Khouribga.

Actualmente, la máxima categoría de nuestro amado fútbol no nos ha sorprendido con nuevas contrataciones de jugadores africanos. Un mercado poco explorado pero que seguramente, en algún momento, deparará nuevas promesas de buen pie. Mientras tanto, aguardaremos expectantes.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s