“SI EL PRESO NO TIENE UNA PERSPECTIVA DE LIBERTAD LA CÁRCEL SERÁ MUCHO MÁS DIFICÍL, DOLOROSA Y VIOLENTA”

Por Federico Paterno

Redacción Juan Meza y Juan Alberto Perez

En medio del debate por la reforma en la ley 24660, de ejecución de la pena privativa de la libertad, en donde se plantea restringir las salidas transitorias de las personas privadas de su libertad, ANCAP dialogó con Claudia Cesaroni, referente en materia de DDHH y sobre todo de derechos en contextos de encierro, acerca de las implicaciones de esta nueva normativa. Además, también expresó su posición sobre el debate de la baja de edad de imputabilidad que se pretende establecer.

Claudia Cesaroni es abogada, con especialización en crimininología. Además integrante del Centro de Estudios en Política Criminal y de Derechos Humanos (CEPOC). Es la autora del libro “Masacre en el pabellón séptimo” y toda una referencia cuando se discute sobre los derechos de las personas privadas de su libertad, el rol del aparto represivo del estado y los derechos de las minorías. En esta entrevista habla sobre la reforma que endurece la situación de los presos y las restricciones que se plantean; además, de abonar al debate contra la baja de imputabilidad de los menores.

¿Qué es esto que se quiere plantear de la media sanción que se está avanzando respecto a los cambios en las salidas transitorias, libertad condicional? 

Esto es un proyecto que tiene su origen entre otros, en el diputado de Mendoza, Petri que era radical y ahora está en Cambiemos, tiene su aprobación en diputados. Ya se aplica en Mendoza, lo que hace es darle mucho más poder al servicio penitenciario, que es una fuerza de seguridad cuya ley orgánica es de la dictadura de Lanusse, que no ha sido prácticamente modificado en democracia. Restringir las libertades condicionales y salidas transitorias para una larguísima lista de delitos, que no son delitos, son personas que cometen esos delitos. Se fundamenta este proyecto como si sólo fuera para restringir la salida de psicópatas, violadores, etc. Pero no es cierto, sino que incluye a muchos otros autores de otros delitos, el robo agravado que es prácticamente cualquier robo, al contrabando y muchos otros. No importa tanto el listado de delitos, sino la concepción, la idea es restringir las salidas. Y la posición es que ninguna persona por ningún delito debería ser condenada por el resto de su vida, sin tener la posibilidad de volver a la vida libre. Viola el principio constitucional, porque cuando hablamos de constitución hablamos de todos los tratados internacionales que están incluidos en ella, y todos los tratados de DDHH vinculados a la privación de libertad, sostiene que la privación de libertad no tiene que ser para castigo sino para que las personas se reinserten en la sociedad, y no te podes insertar si no tenes la posibilidad de tener una salida o tener libertad condicional, te vas a reinsertar ya muerto o prácticamente muerto cuando tengas 80 años y eso viola el principio de reinserción, no?

¿Cómo ves el manejo mediático muy fuerte de esto de las cárceles, fundamentar principalmente el tema con los delitos sexuales? ¿Cómo evaluas el rol de los medios?

Como en tantos otros temas, en este lamentablemente la mayoría de los medios contribuyen a desinformar, la mayoría de las personas no entienden de que están hablando, se habla de reducir penas y no se está hablando de reducir penas acá, se está hablando del principio de progresividad, que justamente la persona va cumpliendo la pena y en la medida que modifica su conducta, hace determinadas cosas, por ejemplo estudia, trabaja o tiene buenas relaciones, puede lograr tener salidas transitorias o la libertad condicional que no es la libertad definitiva, sino justamente es condicional, es estar sometido a determinadas condiciones como su nombre lo dice y si no las cumple vuelve a la cárcel. Si el preso o la presa no tienen una perspectiva de libertad, todos coincidimos los que estuvimos ayer en el senado y los que trabajamos en estos temas, es que en la cárcel va a ser mucho más difícil, mucho más dolorosa, mucho más violenta, porque no va a haber ningún incentivo para hacer las cosas bien. Da lo mismo para la persona que tiene 15 años de condena, va a cumplirla de punta a punta o el que está condenado a perpetua delante de si 50 años de cárcel que le importa portarse bien, estudiar, ¿para qué? si su vida va a transcurrir siempre en prisión. El deseo de libertad es el principal incentivo que tiene cualquier persona que está presa.

Después de esta media sanción, para que avance ¿de qué depende? ¿Cómo son los tiempos ahora?

Esta semana hubo una reunión convocada por el presidente de la comisión de justicia de asuntos penales, que nosotros agradecimos mucho el haber participado, por lo menos poder expresarnos en esa reunión. Nosotros esperamos y apostamos con todo nuestro esfuerzo a que eso, como viene de diputados, no se vote. En todo caso que se le introduzcan cambios, que vuelva a diputados, no lo sé la verdad lo que van a hacer los senadores. Toda nuestra lucha fue para que eso no se apruebe. Probablemente hagan eso, tocar el proyecto, hacerle modificaciones y ahí volver a diputados. Y ahí esperemos ser convocados porque cuando diputados aprobó esa media sanción, prácticamente no hubo discusión pública.

Contanos el tema de la campaña de “No a la baja”, sabemos que varias organizaciones están reclamando el no a la baja de imputabilidad. ¿Qué está pasando con este tema?

 El poder ejecutivo hizo convocatoria para discutir un proyecto de ley y los que participaron y se opusieron a la baja de la edad de punibilidad no se los escuchó y de todas maneras decidieron enviar el proyecto. Todavía no llegó a discusión ese proyecto. Nosotros formamos parte de la Red Argentina de No a la Baja. Estamos haciendo una especie de gira por todo el país para llevar el tema. A mediados de mayo estaremos por Neuquén, por Tandil, Bariloche, por varios lugares entre todos los compañeros, tratando de organizar actividades explicando del porque estamos en contra de la baja de edad de punibilidad, porque esto no resuelve ningún problema sino que lo agravan los problemas existentes.

¿Por qué es punibilidad y no imputabilidad cuando hablamos de no a la baja?

Porque imputarle un hecho se lo podes imputar a cualquier persona aun a un niño. Por ejemplo un niño de 10 años roba un celular, la policía lo detiene, lo lleva ante un juez de menores, el juez lo manda a la juvenil, el juez le puede imputar el robo e inmediatamente lo sobresee en razón de la edad, porque lo que no puede hacerle es someterlo a proceso penal y punirlo, aplicarle pena. Por eso lo que estamos decidiendo es la edad de punibilidad, no importa si imputas o no un delito, es a partir de qué edad podes someter a un proceso penal y punir a un niño o un adolescente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s