SORORIDAD VERDE

La emoción todavía esta en el aire y tiene un color : el verde. Un color que inundó las calles y le hizo frente a una de las noches más frías de Buenos Aires. Mientras el Congreso de la Nación debatía aborto legal o clandestino las calles se teñían de verde. Mientras elles debatían sobre un derecho que nos corresponde, la soberanía de nuestros cuerpos, la marea verde crecía, bailaba, reía, sufría, besaba, amaba. Crecía , crecía y fue y será imparable la sororidad que nos unió en esas horas de ardua espera.

Por Maria Del Monte

Fotos: Pi Chon

El frío y la madrugada avanzaban y las calles eran una fiesta. Estábamos todes. Mujeres , niñes, trans, gays, lesbianas, hombres, abueles. Todes con el pañuelo verde, símbolo de la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito. Todes poniendo el cuerpo, haciendo el aguante a una lucha histórica que llevamos adelante las mujeres. Hace siglos que venimos pidiendo el aborto legal en el hospital. Una práctica que se lleva muchas vidas de mujeres pobres por su clandestinidad. Porque lo que nos mata a las mujeres no es el aborto sino su ilegalidad. Las que morimos somos asesinadas por las hemorragias e infecciones causadas por la falta de control sanitario, la soledad, el silencio, la condena y el prejuicio social. Es un derecho que falta para que no sigamos muriendo cuando decidimos sobre nuestros cuerpos y nuestras maternidades. Un día histórico para la lucha femenina porque el cuerpo es nuestro, porque la maternidad tiene que ser un deseo no una imposición, porque logramos instalar el debate en las calles, en las casas y escuelas, en el trabajo y al fin en el Congreso. Histórico en todos los sentidos porque conocimos lo que piensa cada diputade que debería representar al pueblo. Algunes dijeron cada incoherencias que no se podía creer. Mientras esto sucedía dentro de la sesión, afuera la marea verde armó fogones para pasar el frío, otres instalaron carpas para descansar , otres bailaban, otres seguían el debate por la pantalla gigante que estaba ubicada en unas de las esquinas. Y así llegó la tan esperada mañana, la de la votación. Fue el momento más emocionante y expectante de toda la vigilia. Casi a las diez de la mañana se anunció la media sanción por el aborto legal, seguro y gratuito. Y ese instante fue histórico.

Todes festejamos. Un humo verde invadió las calles y el canto: aborto legal en el hospital. Las mujeres nos abrazamos , lloramos de alegría con la que teníamos al lado, corríamos con el pañuelo en alto al encuentro de alguna compañera. Fue inexplicable esa vivencia, tan corporal que no tiene palabras para describir esa sensación. Todavía nos late el cuerpo y el útero, aunque hayan pasados las horas seguimos contentas por este pequeño triunfo simbólico. Lloramos y nos emocionamos por aquellas compañeras que trazaron este camino y hoy no están, porque sabemos que esto recién comienza, porque sabemos que falta para que sea ley, pero también sabemos que vamos a seguir poniendo el cuerpo para guerrear al patriarcado, para recuperar nuestros derechos. Porque sabemos que juntas somos un fuego, una marea imparable y aunque falta mucho para el mundo que queremos nada los quita la alegría de saber que avanzamos y nos queda un largo camino.

Estamos preparadas, el amor y la lucha son nuestras y juntas seguimos gritando : Educación sexual para poder decidir, anticonceptivos para no abortar , aborto legal para no morir.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: