“ESTO ES UN OXÍGENO EXTRAORDINARIO”

A la derecha Eduardo Anguita acompañado por los periodistas Carlos Rodriguez y Pedro Brieger en una de las mesas del foro

Por Redacción ANCAP

Entrevista Federico Paterno

Imagen Facu Cardella

Eduardo Anguita es licenciado en comunicación social de la UBA, es periodista, escritor y docente. Además, es militante social desde muy temprana edad con participaciones en el ERP y también en barrios populares. Participó en el foro latinoamericano de asambleas populares de La Poderosa. En esta entrevista nos da su mirada sobre el significado de la militancia popular en los tiempos que corren.

¿Cuál es la expectativa de este foro?

Hay varias, pero hay una que es bien evidente y hay que subrayar que es la capacidad de organización de un movimiento social en barriadas donde faltan las cloacas, donde hay represión de gatillo fácil, donde el narco disputa mano a mano con las organizaciones sociales la captación de pibe chicos. Que sea una organización social surgida en ese contexto la que nos muestra a todos los latinoamericanos, la necesidad de un cambio en serio y profundo, me parece que es un gran llamado de atención. Nos remite a las epopeyas más grandes de nuestra cultura, a Cristo, al Che, a cualquier fenómeno. Unos fenómenos que están gritándonos, La Garganta es un grito, despertémonos, el monstruo está actuando. Creo que la gran ventaja con estas comparaciones que yo te hago, pese a las barbaridades que se están viviendo en Latinoamérica, todavía hay cierta cultura de las instituciones democráticas y La Garganta, y los movimientos sociales que estas acá, viven en países donde se viven atropellos y crímenes de Estado tremendos, pero al mismo tiempo conviven con los logros de la lucha por sustentar derechos. Yo te diría que hoy sea en Brasil, un país que tiene a la persona de mayor intención de votos para las próximas elecciones proscrito y detenido, me parece es un gran mensaje, entonces ¿Cómo no vamos a venir? En estos momentos estamos a 100 metro del tribunal, lo que sería la Cámara Federal que ratificó el fallo por el cuál un grupo de jueces dijeron que Lula tiene que estar preso porque es un peligro. Acá están trayendo la luz Nacho Levy y todos los dirigentes de los distintos países. Yo que viví otras épocas y uno que siente cierto cansancio, esto es un oxigeno extraordinario.

Cuando ayer Nacho hablaba de la unificación del campo popular ¿Cómo calificas esa acción?

Lo interesante de acá es que te encontrás de distintos países. Recién charlaba con Luciano, un hombre muy formado académicamente y que además vivió en Puebla con el Sub-Comandante Marcos y que está al lado de Manuel López Obrador, y te das cuenta que México, el país más poblado de habla-hispana, al sur del Río Bravo, hoy tiene una esperanza en marcha, difícil, porque los medios fueron neutrales en las elecciones y ahora antes de asumir ya lo están criticando, queriendo denostar, condicionar. Entonces tenemos una experiencia muy interesante de cómo alguien que había perdido elecciones, las ganó de una manera extraordinaria. Precisamente yo le decía hace un rato a Nacho Levy, es interesante que alguien que viene de haber tenido experiencia de gestión, López Obrador fue alcalde del DF de México, la ciudad más poblada de Latinoamérica junto con San Pablo, que tiene esa experiencia, que viene de la izquierda, pero que tiene posiciones más centristas que otros, me parece una experiencia muy interesante a seguir, porque es un momento de mucho reflujo, un gran avance de la xenofobia y del proteccionismo de los países más ricos, en el sentido de que el neoliberalismo es peligroso pero ahora es una vuelta de tuerca. Donald Trump echando a padres que intentan llegar para trabajar en EEUU, para trabajar por salarios de miserias, y los echan sin sus hijos, porque sus chicos se quedan ahí o viceversa. Estamos en un momento donde un país incide culturalmente en todo el mundo, como es EEUU, está mandando un mensaje de destrucción de los vínculos más tremendos de los básicos de padres e hijos. Cuando vos le decís venite con tus hijos que yo te puedo sacar a tu hijo, estas condicionando a un padre que tiene que decidir si pierde a un hijo o no, y eso es imposible de permitir. Acá estamos viviendo un proceso de hermandad, un proceso horizontal, un proceso de diálogo, donde hay distintas generaciones, básicamente jóvenes, donde hay gente formada académicamente y donde aprendió también, la militancia en el barro, en la calle. Me parece que son esos procesos asamblearios en el que todos debemos salir fortalecidos y respetando las experiencias de los otros

¿Qué visión tenes de los nuevos medios autogestivos respecto de la coyuntura que estamos viviendo?

El otro día estuve con Tomas Eliaschev en el abrazo a Télam, y él junto a sus compañeros demostraron que el Sipreba no es necesario en la lucha por la reincorporación de los despedidos, es imprescindible. Hay un desafío muy interesante y me parece que tiene que hacer temblar a los poderosos, hay un convergencia entre el mundo digital y los medios autogestivos y populares que puede romper las barreras tradicionales entre medios conservadores y medios progresistas o medios combativos. Hoy en día, quienes son los dueños en Nueva York de las acciones de los principales medios virtuales y digitales, pueden sentirse más cerca de los que hace La Garganta Poderosa de lo que hace Televisa o Clarín, porque sus simpatías y antipatías están muy distantes de las tradiciones que tenemos nosotros de odios y amores. Yo creo que con el talento y la creatividad que se están haciendo los medios populares irradiando alegría a través de la música, del fútbol, de lo que es la vida cotidiana en las barriadas, me parece que se está logrando lo que en Brasil lograron las telenovelas de Jorge Amado, yo lo he leído, comunista convencido, para muchos de mi generación, no solo un novelista con un literato extraordinario sino era un dirigente político. Fijate que acá en plena dictadura, las novelas de Jorge Amado se convirtieron en el gran bum de América. Creo que simplemente le permitió ganar dinero pero también sembró el campo para que llegara un señor llamado Luiz Inácio Lula da Silva.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: