“NO VAMOS A CAER EN LA CUENTA QUE SOMOS EL ENEMIGO DE NADIE, TODO LO CONTRARIO”

Soraya Maicoño, referente del pueblo Mapuche que resiste en la Pu Lof de Cushamen la embestida de un gobierno ultra conservador y Laura Zúñiga Cáceres, hija de Berta Cáceres, líder indígena en Honduras asesinada en Marzo del 2016, participaron del segundo foro latinoamericano de La Poderosa y en diálogo con Ancap nos dejaron su visión de esta cumbre y sobre los problemas que existen en los territorios de cada país.

Por Redacción ANCAP

Entrevistas: Federico Paterno

Fotos: Federico Paterno, Facundo Cardella

¿Cómo está la situación en Cushamen con lo que pasó con Santiago, y que nos cuentes cómo vive esta realidad el pueblo Mapuche?

A un año de la desaparición forzada de Santiago, a un año que apareció su cuerpo en el río, a un año que el Lonko Facundo Jones Huala está detenido ilegalmente, a que después mataron a Rafael Nahuel, lo que podemos ver y sentir en carne propia es esta situación de impunidad y completa falta de respeto hacia la vida misma. Nosotros seguimos convencidos desde nuestra visión política, filosófica, espiritual, que a la tierra la tenemos que defender como sea y que el gobierno usa a los mapuches como un ejemplo, como algo ejemplificador como todo aquel que quiera reclamar por algún justo y legítimo derecho. Ante eso es importante no paralizarse, que el miedo no gane, sino más bien podamos hacernos más fuerte, y este encuentro está provocando eso, generando lazos para que nos sintamos más fuertes, que empecemos a encontrar propuestas y formas nuevas para hacerle frente a este avasallamiento que estos gobiernos proponen en toda Latinoamérica.

Teniendo en cuenta que ahora el gobierno quiere sacar las Fuerzas Armadas a la calle y la visión que tiene sobre el terrorismo y el terrorista ¿ustedes creen que el pueblo Mapuche puede ser uno de los focos de apunte?

Desde el principio vienen generando un relato del Mapuche terrorista, el Mapuche conflictivo. No es casual, ellos primero arman el escenario y después justifican la represión. Armaron, el escenario, reprimieron, asesinaron y ahora con ese mismo relato están sacando la Fuerzas Armadas a la calle. No es exclusivamente para el pueblo Mapuche, pero el pueblo Mapuche les vino como anillo al dedo para justificar este enemigo interno. Actualmente el único enemigo interno que tiene el Pueblo Nación Mapuche y que tiene el pueblo argentino es el mismo Gobierno, es el gran enemigo que nosotros tenemos porque claramente están saqueando el país, están permitiendo la entrada de empresarios poderosísimos, porque se están quedando, lo que para ellos son recursos, y generando cada vez más pobreza y más falta de dignidad, más falta de trabajo, de salud, de educación, de oportunidades, entonces no vamos a caer en la cuenta que nosotros no somos el enemigo de nadie, todo lo contrario, estamos aportando desde nuestra postura, desde nuestra convicción, desde nuestro compromiso por defender la tierra, aportando una visión que hay que hacerle frente a esto que se viene.

 

Laura Zúñiga Cáceres

37890677_2133954173595234_5527667959863967744_n

¿Cómo sentís haber estado en un foro que forja y pide la unidad latinoamericana?

Ayer estuvimos participando en el foro de la cumbre de base organizado por La Poderosa, conversando mucho acerca de los territorios, la unión de la urbanidad y la ruralidad, fue como bastante interesante yo creo que vamos como energizados y sintiéndonos parte de las grandes luchas de América Latina que vivimos y vimos que acá se está construyendo y peleando.

¿Cómo ves la situación en América Latina, ya sea en Honduras, Nicaragua, Argentina, Brasil, sabiendo que hay una ola de neoliberalismo?

Ahí tenemos que pensar que quienes construyen el futuro, quienes disputan las construcciones desde otras perspectivas, desde otras lógicas son los pueblos. Yo creo que estos cambios de Gobiernos de parte de derecha nos demuestran que la ruta que tenemos que tomar es el de la organización, el de la paz, que es el sentido que vemos en esta cumbre, y desde los territorios que son la forma de resistir pero también de construir y de disputar el futuro. También es un reto porque estamos viendo que si no se hacen construcciones sólidas que se hacen desde las bases que pasen desde la ética, los procesos retroceden de manera drástica y eso tiene que ver cómo nos construimos y como nos pensamos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: