DESIDIA Y TRAGEDIA EN EL EVITA

Por Juan Alberto Pérez

En el Hospital Eva Perón de la localidad de Lanús este jueves sucedió un hecho gravísimo que pone a la vista una vez más las consecuencias de la política pública de la indiferencia que realiza el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal. Un camillero y un paciente, que recién salía del quirófano, se cayeron por el hueco de un ascensor, desde el quinto piso. El estado del paciente es muy grave. Está internado en terapia intensiva con traumatismo y hundimiento de cráneo, con fracturas costales y hemoneumotórax. En el caso del camillero tiene politraumatismos varios y fractura en el hombro, aunque no corre riesgo de vida.

Según informaron lxs trabajadorxs del hospital el ascensor que corresponde al área de pediatría ya contaba con múltiples denuncias de mal funcionamiento. “Nuestra seccional había hecho una denuncia al respecto, y había hecho varias presentaciones pero sin resultados positivos” informó a este medio Fernando Corsiglia de CICOP. “Es una absoluta y cruda realidad de lo que hoy padecemos trabajadores y trabajadoras, y fundamentalmente pacientes en cualquier hospital de la provincia de Buenos Aires” afirmó el referente de la Asociación de Profesionales de la Salud de la provincia.

La problemática de la salud resulta similar a lo que se viene discutiendo en educación en la provincia de Buenos Aires. Donde el Estado provincial demuestra un profundo desinterés por las políticas públicas para la contención de los espacios que atienden a las clases más vulnerables. Así como sucedió en Moreno, en donde una Escuela explotó y terminó con la vida de la vicedirectora y el portero, lo sucedido en Lanús demuestra la crisis grave que tiene el sistema de salud por la falta de inversión en infraestructura. “Lo sucedido en educación a nosotros lamentablemente no nos sorprendió, porque vivimos cotidianamente en nuestros trabajos en condiciones similares y estamos siempre al borde de que suceda una tragedia” afirmó Corsiglia.

La infraestructura de los centros de salud son una preocupación constante. En el Hospital Eva Perón de Lanús hay denuncias de un estado general de desidia. Hay faltantes en cuestiones de limpieza general por falta de insumos, las evidentes pésimas condiciones edilicias y hasta faltantes de medicamentos. En este sentido Corsiglia aportó que “Asistimos a una política de vaciamiento que tiene como gestor único al gobierno de la provincia. No se convoca a un diálogo paritario para discutir salarios y condiciones laborales, porque nosotros queremos discutir nuestro salario pero también queremos discutir nuestras condiciones de trabajo porque es la forma en la que atendemos la salud de la población”.

El hecho sucedido, en el que está en grave estado un paciente al caerse en el hueco del ascensor, y del que salió herido el camillero, es responsabilidad del gobierno que encabeza la protegida mediática, María Eugenia Vidal. Esta situación de negligencia y desidia es producto de la pobre política pública en este ámbito, como así también en muchos otros, que muestran a esta como una de las peores gestiones gubernamentales que ha tenido la provincia. “Nosotros denunciamos que la gobernadora y que el ministro de salud son responsables de la tragedia del Hospital Evita, y es seguro, lamentablemente, que vamos a seguir lamentando situaciones como esta si no hay un cambio drástico de las políticas de presupuestos” sentenció Fernando Corsiglia de CICOP.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: