MATAR AL POBRE POR LA ESPALDA

Desde la asunción de Patricia Bullrich al mando del Ministerio de Seguridad de La Nación en 2015, los casos de gatillos fácil no bajaron en su cantidad, por lo contrario, se mantuvieron o aumentaron. A diferencia del gobierno anterior, estos casos, muchos, tiene una particularidad que los une: matar por la espalda. Ante los reiterado hechos sistémicos Bullrich siempre salió al cruce de la opinión que disertaba con la del gobierno para poner en papel de víctima a los victimarios.

Estos son algunos de los casos más destacados donde Patricia y sus secuaces jugaron al policía y al ladrón.

Por Juan Meza

Pablo Kukoc

En casa cuando éramos chicos y había de postre queso y dulce mi abuela siempre me decía que ese era el postre vigilante, a lo que yo preguntaba “¿Por qué se le dice así?” a lo que me contestaba que era el postre que le acercaba la gente al vigilante o a la policía que estaban parados en las calles, o recorriendo los barrios. Su relato hablaba de personas uniformadas que conversaban con los vecinos y que eran sinónimo de honestidad y voluntarismo. Mi abuela vivía y vivió toda su vida en el barrio porteño de La Boca, ese mismo barrio donde el policía, por entonces de civil, Luis Chocobar, disparó por la espalda a Pablo Kukoc, cuando este estaba atacando a un turista. Entre el vigilante “amigo” y el asesino a sangre fría hay diferencias enormes donde por el medio pasan más de 70 años de historia argentina con los procesos dictatoriales que en ella se vivieron y donde quedaron valores y actos sistemáticos del brazo armado de la ley, de la última dictadura cívico-eclesiástico-militar que vio nuestro país.

chocobar-macri-telam-20180201

La misma dictadura donde una desconocida Patricia Bullrich enfrentó desde su militancia con valentía y esmero, reconocida entre y por sus compañeres.

Años también pasaron entre aquella joven con ideales y pensamientos de justicia social y la actual mujer, ministra, devenida en defensora de asesinos, donde, desde su lugar, justifica el accionar de las fuerzas armadas llamándoles víctimas, cuando el código penal los sentencia como victimarios. Patricia, Pato, para los conocides, es la voz autorizada del gobierno que preside el ingeniero Mauricio Macri, para hablar a viva voz sobre los actos que cometen los agentes uniformados, los actos con exceso de violencia sean, para la opinión pública, actos legítimos, donde se actúa para que “el resto de las personas” vivan de una manera más tranquila, despojando de toda humanidad al joven que delinque sin importar su historia, como si solamente ese acto fuera su historia y debe pagar con su vida por ello.

 

Ariel Santos

En 2016 la oficial, por entonces policía federal, Carla Céspedes disparó por la espalda a Ariel Santos, cuando este salió corriendo un supermercado chino, ubicado en el barrio de Caballito, luego de delinquir. En el video de la cámara de seguridad del local se la ve a la policía salir del mismo negocio con su pistola en la mano y disparando 3 veces mientras que el hombre de 42 años intentaba huir en su moto. Las imágenes muestran que no hay enfrentamiento, por lo que la policía disparo a quemarropa, primero 3 tiros, luego un cuarto cuando la víctima ya estaba en el suelo y un quinto, y final cuando la cámara ya no podía registrarlo. El viernes pasado la justicia se expidió absolviendo a Carla Céspedes de haber matado a Ariel Santos, “en un fallo trascendental” como tweeteo Patricia Bullrich en su cuenta de Tweeter, donde sentenció “Cambiar significa cuidar a los que arriesgan su vida por la seguridad de todos nosotros” y así agrandando aún más la brecha entre “ellos” y “nosotros”.

carla cespedes

 

Rafael Nahuel

El caso de Santiago Maldonado, donde primero fue desaparecido y luego su cuerpo se encontró sin vida, se llevó todas las portadas de todos los diarios y portales de internet. Hubo quienes hicieron una tarea finísima, para embarrar el camino, manteniendo en vilo la opinión pública e inclinando la balanza para el lado que más le convenía, como el caso del periodista Claudio Andrade quien fue una pieza fundamental en la desinformación del caso y quien justamente esta semana ha recibido un premio por esa labor por parte de FOPEA (Foro de Periodismo Argentino). Andrade, como tantos otros, accionando la operación desde los medios y Patricia Bullrich como la voz autorizada del gobierno fueron quienes insertaron la idea de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) que andaban armados y amedrentaban contra la paz de la nación. En este contexto es donde aparece el nombre de Rafael Nahuel, un joven mapuche de 22 años quien estaba junto a sus compañeros de la comunidad Lafken Winkul Mapu en tomas de tierras en Bariloche el 25 de noviembre de 2017, cuando un el Cabo Primero Francisco Javier Pintos del grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina lo mató por la espalda con una bala calibre 9mm. Patricia en este caso como en todos respaldo el accionar del cabo argumentando que quiere “volver a la época en la que dar la voz de alto significaba que había que entregarse” como si el hecho de huir de una balacera en medio de una represión sea un acto “fácil” de hacer cuando las bolas de goma y plomo no diferencia en aire de un cuerpo.

rafael

Facundo Ferreira

Volver de madrugada a casa luego de presenciar una picada, en San Miguel de Tucumán, puede ser un acto común o inocente y más para un chico de 12 años que anda en una moto con su amigo volviendo al barrio. El problema no radica en la hora de vuelta o si las picadas son o no legales, el problema existe y, lamentablemente seguirá existiendo, es que andar de noche en moto con pinta de “chorro” es una invitación a que cualquier uniformado te verduguee e incluso si tiene ganas hasta te mate. Como le paso a Facundo Ferreira el 8 de marzo del corriente, un nene de 12 años que fue fusilado por la espalda por Nicolas Montes de Oca. La bala que acabó con su vida ingresó por la nuca matándolo al instante. Facundo no estaba robando, no estaba drogado, no había cometido ningún ilícito. El mayor problema de Facundo fue ser pobre, vivir en un barrio marginal donde las carencias se ven a plena luz del día y por las noches también.

Aun así, donde las noticias desde Tucumán eran claras, estuvieron quienes se pusieron la camiseta amarilla y comenzaron la operación para que la Ministro de Seguridad de la Nación pueda decir: “Hay una investigación que dice que el joven disparó”, para luego confirmar “Tenemos que bajar la violencia y eso es que chicos de 12 años no estén armados, no usen armas como si nada, si ese chico le tira a un policía, el agredido en ese caso es el policía, tiene todo el derecho a defenderse. El que decide la acción violenta es el responsable de la violencia”. Patricia una vez más confirmo lo que el gobierno de la alianza cambiemos vino a instalar: mano dura y matar al pobre. Vale aclarar que el peritaje que se hizo sobre el oficial que acabo con la vida de Facundo dio cocaína y marihuana positivo.

facundo ferreira

Estos casos de gatillo fácil no son actos aislados, sino un plan sistemático del gobierno para acallar a los que no tienen voz, para sacarle todo a los que menos tiene, para matar a los que ya casi no tienen esperanza de vida.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: