MORIR EN MANOS DE LA POLICÍA

Scroll down to content

Por Juan Meza

El pasado lunes en San Miguel del Monte, localidad que se encuentra a 111 kilómetros de la Capital Federal, un auto en el que viajaban un joven de 22 años y 4 menores terminó impactando contra un camión estacionado. Esto podría ser una noticia de un accidente, lamentable, como suele suceder, pero aquí entra en juego el Estado, de la mano de la policía, ya que, al vehículo, que protagonizo el choque, lo seguía la policía haciendo el uso desmedido de la fuerza.

LOS HECHOS

La mañana del lunes 21 de mayo, San Miguel del Monte, se despertó con la noticia que en un accidente murieron 4 jóvenes, 3 de ellos, menores y una menor accidentada en estado crítico. Las primeras versiones que circularon fueron que los chicos que viajaban en el auto FIAT147 escapaban de la policía, y como estaban alcoholizados chocaron con un camión estacionado en el KM 111 de la Colectora 9 de julio. Consumado el impacto, la policía se apresuró en realizar las pericias pertinentes, indicando que los chicos escapaban cuando les habían dado la voz de alto y así se desató la persecución. En las primeras imágenes que se difundieron se veía a uno de los policías, que viajaba en el patrullero que perseguía a los jóvenes, con medio cuerpo por fuera de la ventana y según dichos policías estaban apuntando con una linterna para visualizar la patente del FIAT 147 blanco y dar aviso a los demás móviles. Según los vecinos un patrullero comenzó a seguirlos y otro los cruzó de frente. La voz de alto del policía fue con el arma desenfundada y allí el auto escapó comenzando la persecución ya conocida.

LAS VICTIMAS

Quienes viajaban en el auto FIAT 147, que terminó impactando con el camión estacionado eran Carlos Aníbal Suárez (22); Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13) y Danilo Sansone (13) y Rocío Guagliarello (13). Esta última fue quien sufrió graves lesiones y quedó internada en terapia intensiva pediátrica del Hospital El Cruce de Florencio Varela y a quien hoy le realizaron un drenaje de pulmón, debido a su estado crítico. El director ejecutivo del hospital, Gabriel Gonzalez Villamonte dialogó con la prensa dando el parte médico y sostuvo que la menor se encuentra con soporte respiratorio y ventilatorio y depende de drogas vasopresoras para mantener el equilibrio hemodinámico.

LOS POLICÍAS IMPLICADOS

Quienes se encontraban dentro del patrullero, persiguiendo al auto eran el capitán Rubén Alberto García (48) y el oficial Leonardo Ecilape (26). Estos fueron desafectados de la fuerza por el ministro de seguridad bonaerense Cristian Ritondo en el día de ayer junto al subcomisario Julio Franco Micucci (36). Hoy también fueron desafectados de la fuerza los comisarios Marcelo Corbalán, Óscar Osvaldo Frías, Juan Carlos Sosa, y Mario Ángel Mistreta, como así también el oficial subinspector José Alfredo Domínguez, los oficiales Mariano Ibáñez, Cristian Righero, Juan Gutiérrez y Manuel Monreal. En total fueron 12 efectivos que fueron separados de sus cargos.

LA CAUSA

En principio la causa se caratuló como “homicidio culposo múltiple”. Con el correr de las horas, nuevas pruebas fueron apareciendo y la versión policial se fue cayendo. Desde la fuerza policial indicaron que no se realizaron disparos y que los policías entregaron sus armas con los cargadores completos, pero en el día de hoy salió a la luz el informe de la autopsia de uno de los menores donde decía que tenia una bala alojada en el glúteo, lo que significa que desde el móvil policial se efectuaron disparos, lo que pudo haber provocado el miedo en el conductor de 22 años y la huida que desencadenó en el fatal accidente.

Mañana 24/05 a las 17 hs se realizará una marcha de Congreso a Plaza de Mayo reclamando justicia por los pibxs masacrados en Monte. Convocan Familiares de la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil

Otro caso de gatillo fácil. Una vez más queda al desnudo la famosa doctrina Chocobar, que habilita a los miembros de las fuerzas de (in)seguridad a utilizar sus armas contra nosotros, como si fueras su juguete, su conejillo de indias. El presidente Mauricio Macri y la ministra de seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, quienes celebran el accionar de los efectivos, desde sus dichos hasta sus actos, tendrían que sentirse responsables por el asesinato de estos 4 pibxs en manos de la policía de Cristian Ritondo. En la carrera hacia la muerte, las fuerzas de (in)seguridad tienen el “telepase” al día para la impunidad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: