SOBERANÍA ALIMENTARIA EN TIEMPO DE CORONAVIRUS

Scroll down to content

Por Federico Paterno

La situación de pandemia que vive Argentina y el mundo trae un debate superior de la cantidad de testeos y el número de infectados diarios. Hay otra discusión que hay que dar sujeta a  la importancia de los alimentos, la distribución de la tierra y su producción a partir de la llegada del Covid-19, es fundamental. Pensar que esta no esté de la mano de las grandes corporaciones no es algo utópico. Carlos Vicente es integrante de GRAIN, organización internacional que trabaja apoyando a campesinos y a movimientos sociales en sus luchas por lograr sistemas alimentarios basados en el trabajo colectivo. ANCAP habló con él para poder reflejar otra mirada de esta pandemia y poder reflexionar el modelo de producción que hay en la actualidad. “Hay una alerta social con esta pandemia por las crisis socio ambiental que estamos generando”.
La llegada del Coronavirus a nuestro país no lleva ni un mes de tiempo, no obstante, el bombardeo mediático hace semanas es nocivo en gran escala, salvo muy pocas excepciones. En las explicaciones de los orígenes de este virus la gran mayoría coinciden de su origen chino, en el mercado de Wuhan. Vicente ante este relato establecido explicó: “Hay datos anteriores que desde GRAIN recopilamos en investigaciones científicas , que muestran que hay casos que se muestran que están mucho antes de los que se detectaron en el mercado de Wuhan, y por lo tanto, creemos que el origen del virus puede tener que ver con todo el tema de cría intensiva industrial de animales, en particular de la de cerdos” y agregó “En China por ejemplo se cría este pangolín famoso industrialmente, pero también se crían cerdos cerca de Wuhan, que es otro de los animales de dónde pudo haber tenido origen. Al menos dejamos el interrogante para que no se simplifique la cosa y poder poner la mira en otro lado. Tanto la gripe aviar como la gripe porcina han surgido de granjas industriales de crías de animales”.

La crisis climática, como así también la destrucción en aumento de la biodiversidad, está en el foco de lo que el integrante de GRAIN quiere reflejar. La situación que el mundo padece hoy por las crisis ambientales producen efectos en los animales, como así también en la población en general. Desde la organización ambiental Greenpace afirmaron la última semana: “Podemos esperar una transformación, pero no vendrá de la crisis de salud en sí misma: se necesitará un plan de recuperación sin precedentes que tenga plenamente en cuenta la emergencia climática, ambiental y social”. Sobre esto Vicente advierte que la situación de urbanización en el planeta genera un amontonamiento en la convivencia y un confinamiento social. “Las condiciones de desigualdad se acrecentaron y hay gente expuesta a condiciones infrahumana de vida, esto hace que el combo de crisis climática, biodiversidad, hacinamiento en las ciudades y producción industrial de alimentos con las consecuencias que esto tiene, esta totalmente ligado a esta pandemia y de todas las que van a venir”.
WhatsApp Image 2020-04-10 at 14.19.23
Ahora bien, tenemos que pensar desde dónde salen las soluciones para generar alimentos en esta pandemia, y la respuesta esta siempre en las grandes corporaciones de fabricación industrial de alimentos. ¿No existe otra manera de proveer alimentos para el pueblo? ¿No hay otra salida a la producción de alimentos? ¿No hay organizaciones del campo popular dedicadas a la producción de alimentos que puedan abastecer y así fortalecer las mismas organizaciones populares? Las respuestas son todas sí. Carlos Vicente ofrece su mirada analítica en esta cuestión y subraya: “Se está viendo cómo los sistemas industriales no pueden con la alimentación de lo pueblos hoy, y en la situación de confinamiento que estamos, precisamos producción local, necesitamos de los productores, campesinos y campesinas que producen alimentos, y eso lo estamos sintiendo todos en cada comunidad, es una gran oportunidad para poder hacerlo, pero el agro negocio no esta dispuesto a ceder. Esta es la lucha política que tenemos que dar para desarmar este poder corporativo que es responsable también de la crisis que esta provocando esta pandemia”. La responsabilidad del agro negocio en las causales de muertes en época de pandemia no es nulas, lejos de haber creado el Covid-19, lo que hacen y en pandemia es continuar fumigando con agrotóxicos. “Recibimos información de provincias como Santiago del Estero, Entre Ríos, Santa Fe y provincia de Bs As, dónde se sigue hoy fumigando, esto implica que el agronegocio sigue destruyendo. Parte de la información que circula fuerte esta semana, es que los agrotóxicos tienen un impacto en la salud, disminuyen las defensas de las personas y agravan las defensas para evitar los virus, como por ejemplo el coronavirus”, lanzó Vicente. Las fumigaciones caben destacar son las responsables de muertes y malformaciones en cada pueblo o provincia donde se ejerce.

MODELO CUBANO Y DISTRIBUCIÓN DE LA TIERRA

Cuba tiene dentro de sus políticas de alimentos para su pueblo, una en particular que colabora con la idea de obtener una soberanía alimentaria. En la isla del caribe donde viven hace más de 60 años un bloqueo económico, tiene una política de estado que implica que cada familia tenga 10 mts cuadrados dedicado a la producción local de alimentos para avanzar una alimentación segura y desde la producción del propio pueblo. “Cuba no solo lo ha propuesto, sino que lo ha demostrado con las huertas familiares que elaboran una buena parte de los alimentos que producen los cubanos, dando pasos importantes para lograr la soberanía alimentaria que Cuba busca, y eso esta demostrado en el mundo”, afirmó.

En el país hay 24 millones de hectáreas que se encuentran hoy afectadas de manera directa por el cultivo de soja y maíz transgénico. La tierra es lo más preciado para el agronegocio, por ese motivo es que avanza la tala indiscriminada de bosques nativos, como la expulsión de comunidades indígenas de sus propios territorios. La distribución de la tierra para obtener una soberanía alimentaria es un factor que Vicente cree vital, “Debemos recuperar los territorios, ahí la soberanía alimentaria claramente implica la lucha por una reforma agraria integral, por una distribución de la tierra que permita a quienes están en la tierra produciendo alimentos continúen así y a los que quieren volver a trabajar la tierra puedan hacerlo, la problemática de las grandes ciudades tiene un solo camino y es que la tierra empiece a descentralizarse y que este en manos de la gente”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: