LARRETA SE ARMA PARA ENFRENTAR A LA GENTE ANTES QUE AL COVID-19

Por Osiris Martí

El Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta destinó cerca de 53 millones de pesos para la compra de armamento represivo en plena emergencia sanitaria y crisis económica.

En una coyuntura de despidos, suspensiones y muchísimas familias sin percibir un ingreso, el Gobierno de la Ciudad armó a su policía con gases lacrimógenos, balas de goma y granadas “disuasivas”.

Mediante la resolución N.° 69/SSGA/20 y bajo el trámite de Contratación Directa N° 2009/SIGAF/2020 se realizó a pedido urgente del área policial la provisión de “material antidisturbios para hacer frente a la situación socioeconómica que se está atravesando como consecuencia de la pandemia de Covid-19”, según consta en el boletín oficial del día 8 de Abril del corriente año.

_DSC4124

A partir de esta decisión de Larreta de destinar fondos para la compra de armamento para reprimir, en un contexto de extrema emergencia como el que vivimos, surge la pregunta si no sería más lógico que el gobierno de la ciudad más rica del país se ocupe de lo más urgente y fundamental, como el equipamiento de los hospitales con los recursos materiales adecuados y el abastecimiento de los insumos necesarios a les profesionales de la salud para su protección y la de les pacientes.

Resultaría también más que pertinente en este momento crítico, que se asista a las personas en situación de vulnerabilidad para que puedan afrontar de la mejor manera posible esta catástrofe sanitaria y social que se avecina. De igual modo, sería sumamente atinado y necesario que se haga frente a la grave situación habitacional de las miles de personas en situación de calle, en una ciudad donde se siguen construyendo torres para negociados inmobiliarios y donde hay alrededor de 140.000 viviendas ociosas diseminadas por los diferentes barrios porteños.

_DSC43373

Pero como es de esperarse, el Gobierno de la Ciudad no se sale de su cauce, no improvisa siquiera un atisbo de cambio a lo que viene siendo su política represiva desde hace años a esta parte. Podemos decir que en medio de una pandemia de índole mundial, las directrices gubernamentales del “larretismo” siguen teniendo su esencia bien marcada y al parecer van a seguir en la misma tesitura sea cual fuere la necesidad más imperiosa de la población.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s