EL DELITO DE SER JOVEN

Por Juan Meza
Una vez más la Policía Bonaerense, la que está bajo las órdenes de Sergio Berni, queda en el ojo de la tormenta. Esta vez, detuvieron y torturaron a un menor, de 17 años, con picana eléctrica y obligándolo a mantenerse de pie durante 9 horas. La Comisión Por la Memoria (CPM), realizó una denuncia penal del hecho. Otra vez la policía. Otra vez un pibe de los barrios más vulnerables.


La tortura

Tolosa, partido de la La Plata. Sábado a la madrugada, la Policía Bonaerense, detiene a un joven de 17 años, menor de edad, por un supuesto hecho delictivo. Lo llevan a la comisaría 6ta de la zona y allí comienza la odisea para este pibe. Lo torturaron con picana eléctrica y lo golpearon. Lo obligaron a mantenerse parado durante 9 horas para que confiese el hecho, para que “cante” donde guardó el botín del supuesto robo y quienes eran sus cómplices. El “interrogatorio” no sólo se dio de manera ilegal por proveerle picanazos, sino porque lo hicieron sin la presencia de un abogado, y mucho menos frente a la presencia de madre, padre o tutor, lo que significa que se violaron las garantías constitucionales esenciales, como así también, la Convención del Derecho del Niño, ya que las autoridades no dieron intervención a ninguno de los organismos del sistema de promoción y protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes.
“Dale, hablá, hablá bien”
Este hecho se dio a conocer, no porque el joven torturado haya denunciado el hecho, sino sabiéndose, o creyéndose impunes, los mismos policías filmaron la tortura y lo subieron a sus redes sociales. En el video se ve a uno de los policías con una picana en la mano junto al menor torturado donde lo obligaban a hablar: “Dale, hablá, hablá bien”.

El Sistema al Servicio de la Ilegalidad

La UFI 3 fue quien intervino luego de la detención y operativo ilegal. Fue la misma UFI quien fue consecuente con el accionar policial. El cuerpo médico, tampoco constató las lesiones del joven, quien luego fue derivado al centro Almafuerte, que por miedo a represalias no denunció el hecho ya que también los policías que participaron del lo amenazaron de muerte si contaba todo lo sucedido.

La denuncia de la CPM

La Comisión Por la Memora, intervino en este terrible hecho, mediante una denuncia penal ante la justicia y ante la Auditoría General de Asuntos Internos. En un comunicado, la CPM aclara “Ante este nuevo hecho, la CPM reclama el cese de estas graves violaciones a los Derechos Humanos ejecutadas por la policía de la provincia, agravadas en este período de cuarentena, dónde se incrementaron los índices de letalidad policial y denunciaron gran cantidad de casos de gatillo fácil, uso letal de los patrulleros, torturas y malos tratos. La agencia de noticias Télam, informó que uno de los efectivos de la Policía Bonaerense, que participó del hecho, fue desafectado, mientras se lo investiga en una causa penal por apremios ilegales.

A esto debe sumarse la investigación sobre la presunta desaparición forzada de Facundo Astudillo a manos de la Policía Bonaerense”. La desaparición de Facundo Castro, quien aún se encuentra desaparecido, los reiterados y recientes casos de gatillo fácil, que arroja la escalofriante cifra de más de 20 pibes de los barrios más vulnerables, asesinados por la policía y torturas ilegales, hacen encender las alarmas de los Organismos de Derechos Humanos. También deberían encenderse las alarmas de quienes toman decisiones y de una buena vez, plantear una verdadera reforma policial, para que este tipo de hechos ilegales, no tengan que sufrirlo más nuestros pibes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s