POEMA SIN TRINCHERA

Por Verónica González

Foto Osiris Martí

¿Dónde queda el resto de humanidad

que acaricia la voz descalza?

 

¿Dónde retumban los gritos

de los asesinados,

de los que mueren de amor,

de los olvidados?

 

¿Cómo pellizcar la indiferencia

de ternura,

y rescatar el amor de la desidia?

 

¿Cómo patear la zona de confort,

las apariencias que destruyen,

la verdad que tambalea

por la cornisa de la duda?

 

¿Cómo me invento otra piel

si no hay capa que resista

ni anticuerpos que me salven

de este agujero,

por donde se cuela el frío

que decidió postergar

la primavera

para atropellar luciérnagas?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s