EL CUERPO DE LA EXTORSIÓN

Por Federico Firpo

Repiqueteando entre los paquetes chismerilesinstagrameros, me encuentro con la vieja, pero nunca poco eficiente, noticia del impacto arrasador de toda capacidad cerebral.

Esa noticia del duelo, aquella misma que según la época de la que se quiera hablar es noticia o no, es buena o mala, más allá de la veracidad o no (valga la redundancia) que dicha situación implique. En este caso, la noticia de pocos para muchos, es decir la supuesta satisfacción individual puesta a disposición de una gran mayoría, regodeándose en lo trágico del contenido, para celebrar, a fines de cuenta y una vez más, lo máximo de miserabilidad a lo que la parte humana de las comunicaciones pueda llegar. Y sin más introducciones, tenemos para la orden del menú del día a una pareja y su respectiva familia (no importa ya cual, cualquiera que bien pudiera cubrir los estándares de algo, en definitiva, programado de antemano), que por lo general suele estar compuesta por mamá, papá (jóvenes ambos) y dos o tres hermosuras de hijes.

Pero esto no es todo, la familia tipo, por si solo, no es noticia lógicamente. He aquí el meollo de la cuestión: “Es argentino, emigró a MIAMI con su familia y ahora vende 20 mil churros por mes”. Y claro como la estigmatización interna de otra forma no podía ser, de qué más iba a triunfar un “sudaca” allá por los pagos del águila del norte. Es la cocina, lavar los platos o bien cuidar los niñes de algún rico norteamericano que así lo requiera.

No queda la cosa acá, hace poquitos meses nos madrugábamos con el bueno de G. Andino llorando decepcionado porque en este país no se podía triunfar y que por ello mismo una de sus hermosas hijas quería apostar al Gran Imperio en pos de una mejor vida. Raro, viniendo de un heredero de las comunicaciones quien todo servido en bandejas de alfombras rojas ha conocido por degustar.

En fin, era solo decir, una vez más, que los mismos dueños de los mismos medios que ayer nomás celebraban que un niño les daba clases a sus compañeres a falta de una escuela para todes, en épocas de privatizaciones macristas anti públicas y de recortes entre otros a la educación, la noticia que difundían se basaba en el orgullo y el honor de tener entre nuestros compatriotas a un niño que elevara los designios del mismísimo Sarmiento. En este caso, el resumen informativo se presumía hermoso, no era un argentino entre 40 millones yéndose del país porque acá era todo un desastre, sino más bien todo lo contrario, un niño esperanzado en este país, que se quedaba para educar a sus vecinitos.

Por si no se entiende, los dos mensajes son una mierda y, en resumidas cuentas, no hacen a ninguna diferencia si de análisis y de interpretación colectiva se tratara la cuestión. Mas bien, la lógica perversa a partir de la cual no se difunde nunca en aras de una definición para el universo que se quiera explorar sino, en todo caso, es sólo el impacto de una información aislada, abstracta y por sobre todas las cosas maquillada según lo que para la época se necesite vender.

En este mismo sentido es que hablamos, a modo de conclusión, de los cuerpos extorsivos que desde algún lugar intentan vivir definiendo los modos de vida por encima de los cuales borrar todas las ideas de nuestras mentes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s