“EN UN GOBIERNO DEMOCRÁTICO LOS MILITARES TORTURARON Y DESAPARECIERON A UNA NIÑA DE 14 AÑOS”

Por Federico Paterno

Las niñas argentinas Lilian Mariana y María Rosa Villalba de 11  y 12 años fueron secuestradas, torturadas y asesinadas por fuerzas de choque del ejército paraguayo. El hecho ocurrió en un campamento del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en septiembre del año pasado. El gobierno de Paraguay, bloquea y obstaculiza cualquier pedido de justicia por parte de la familia de las niñas. Indican desde el estado paraguayo que  eran terroristas, no obstante esto, hay pruebas contundentes que explican como las niñas sólo estaban en ese lugar para ver a sus padres, que son militantes del EPP y que nunca los habían conocido. 

El día 2 de septiembre la zona Yby Yaú, Departamento de Concepción, Paraguay, fue el escenario donde las Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC) del estado paraguayo, torturaron y mataron a las dos niñas oriundas de Misiones. Miryam Villalba, es la madre de Lilian y dialogó con ANCAP “Lo primero que se hizo fue presentar los documentos, en el Consulado argentino, de Lilian y María ante la fiscalía paraguaya. Ese 2 de septiembre, una vez que torturaron y mataron a las niñas, el Gobierno paraguayo y la Fiscalía ordena el entierro de los cuerpos como NN sin saber la identidad, quemaron todas las evidencias y fueron tiradas en una fosa común en bolsas de plástico”, sumado a esa atrocidad que cometen las fuerzas paramilitares de Paraguay, agrega Miryam con claridad en su relato “Hicieron circular fotos de las niñas con uniformes militares. Quemaron todo argumentando que era por la pandemia. El servicio de inteligencia paraguayo dice que las niñas nunca entraron a la Argentina y nosotros tenemos todas las constancias y ellos nunca recibieron nuestras pruebas”.

Miryam Villalba
Foto: Revista Cítrica

La primera intervención del médico forense, informó que las niñas tenían entre 17 y 18 años de edad, lo cual era falso. Con el pedido de ayuda de la familia Villalba al Consulado argentino, se presentaron los documentos ante la Fiscalía que advertían las edades correctas de las niñas. Hasta el momento la postura del Gobierno de Paraguay, es obturar cualquier paso hacia la verdad de lo ocurrido. No hay militares ni civiles detenidos por lo ocurrido en septiembre del 2020. La gremial de Abogados lleva adelante una campaña de solidaridad internacional y de apoyo hacia la familia. Laura Tafettani, es integrante de la Gremial y aseveró: “En el marco de las investigaciones que está realizando Naciones Unidas, se confirma lo que ya sospechábamos: dos niñas de 11 años fueron tomadas por las fuerzas militares y luego ejecutadas”. En todo momento el presidente de Paraguay, Abdo Benítez, bloqueó la posibilidad de que los familiares de las víctimas sean parte de la causa. Con un planteo falso adjudican que Miryam no es la madre de Lilian y que la documentación que tiene es falsa.

APARICIÓN CON VIDA

En los últimos días tomó intervención en el caso Michel Bachelet,  Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, exigiendo al gobierno de Benítez, investigar el asesinato de las dos niñas. Como así también reclamó respuestas por la desaparición de Carmen Oviedo Villalba de 14 años, conocida como Lichita por su familia. El pedido de aparición con vida de Lichita es encabezado por la familia y apoyado por organismos de Derechos Humanos como: Madres de Plaza de Mayo, CELS, Serpaj, APDH, APDH La Matanza, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH), Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz, entre otros. La Gremial de Abogados, es parte importante en este reclamo, comunicando cada novedad que ocurre en el caso, llevando adelante conferencias de prensa y manteniendo la esperanza de la búsqueda de justicia para la familia Villalba. “Está el reclamo hecho también en el Comité del Derecho del Niño en Ginebra. Tenemos que lograr que se haga la autopsia por el EAAF y una denuncia internacional contra el Estado paraguayo, no sólo por los militares y los policías, sino también las responsabilidades políticas; ese operativo tenía 8 meses de inteligencia previa, dónde sabían que había niños en ese lugar y la Jueza que ordenó eso lo hizo un mes antes de que suceda”.

Sobre la desaparición de Lichita y con una cronología de cómo fueron sucediendo los trágicos hechos, Miryiam comentó “Dos de mis sobrinas pudieron escapar y ellas dicen que fueron torturadas y no murieron por fuego cruzado. Ellas estaban en el campamento, estaban terminando de desayunar tranquilas, y mi hija estaba jugando, ahí ven como los militares agarran a las niñas, agarran a Lilian y la hieren a María Carmen, pero no con herida de muerte, sino en el pie; en ese momento también es herida Lichita, recibió una herida en la pantorrilla izquierda, pero logra salir del lugar”. Laura Villalba, es hermana de Miryam y fue quien trasladó a la niñas de Misiones al campamento del EPP; ella fue quien en un primer momento intentó salir a la búsqueda de Lichita, y fue en ese momento de búsqueda donde cae en un retén militar y es detenida hasta el día de hoy, donde permanece presa e incomunicada. En primera instancia, fueron dos compañeros, asegura la madre de Lilian, en la búsqueda de Lichita, viajando por las diferentes comunidades para tener información sobre su paradero. Hasta el momento nada concreto pudieron obtener.

Entre los testimonios recogidos por ellos, aparecen datos de que fue secuestrada por el ejército y por otro lado están quienes afirman que fue llevada por civiles. En cualquiera de los casos la niña está desparecida en democracia y esto es grave y merece respuestas urgentes del Gobierno de Paraguay, “El Gobierno paraguayo sólo obstaculiza la búsqueda. Esto pasa porque lo que cometieron es un crimen de lesa humanidad. En un Estado de Gobierno Democrático, los militares torturaron e hicieron desparecer a una niña de 14 años, entonces buscan cubrirse”.

Foto: Lila Báez

El EQUIPO ARGENTINO DE ANTROPOLOGÍA FORENSE

La Madre de Lilian, nos cuenta con mucha angustia en su voz que a pesar de los reclamos de la Cancillería argentina y los organismos de DDHH para que el Equipo de Antropología Forense (EAAF) pueda realizar una nueva autopsia, esto es bloqueado en todo momento por el gobierno de Benítez. “Como familia estamos insistiendo en el ingreso del EAAF para una nueva autopsia a la niñas y se determine toda la crueldad con la que actuó el ejército paraguayo y el propio Presidente del Paraguay, que se trasladó ese día a posar para la foto, en el lugar donde acribillaron a la niñas, diciendo que fue un operativo de lo mas exitoso. Paraguay no autoriza el ingreso del EAAF, el estado paraguayo no nos reconoce en calidad de víctima. No hay ningún militar demorado ni detenido, la causa no avanzó en nada”.  Advierten desde la gremial de Abogados, que la estrategia del gobierno paraguayo es no permitir el ingreso del EAAF y negar la nacionalidad argentina de las niñas. Bajo esa teoría de que las niñas eran paraguayas e integrantes del EPP, el estado de este país avala y aplaude los trágicos hechos. Las Fuerzas Militares, hicieron desaparecer inmediatamente las pruebas, con la pésima excusa del Covid -19 quemaron las ropas de las niñas. En declaraciones a Radio Gráfica, la abogada de la Gremial Laura Tafettani destacó: “Aparecen unos uniformes intactos, no hay sangre, están nuevos. Luego los quemaron inmediatamente, o sea que eliminaron pruebas, y las enterraron rápidamente. Cuando saltó el escándalo internacional, volvieron a hacer una autopsia”.

EL EPP Y EL RECUERDO DE UN DICTADOR

El Ejército del Pueblo Paraguayo nace por el año 1994, mismo año en que sale a la luz el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), es una organización guerrillera de izquierda con un lineamiento político muy cercano al leninismo y al marxismo. Salieron a la luz con el conocido secuestro de María Edith Bordón de Debernardi, que duró, desde septiembre del 2001 hasta enero del 2009, y por el que obtuvieron la cifra de un millón de dólares. La Señora rica de apellido compuesto tenía vínculos acérrimos con la estructura civil de la dictadura de Alfredo Stroessner. Por este hecho el EPP, tiene a seis dirigentes presos con condenas de más de 20 años de cárcel. Uno de los últimos hechos de la organización armada fue el ataque a un camión de fuerzas militares de Paraguay que se hallaba en la zona del EPP, que culminó con la muerte de 8 de los uniformados. Dentro de los lemas que llevan adelante como banderas de reclamos, se encuentra la concentración de la tierra en Paraguay, según informan desde la organización OXFAM en datos de 2017, al menos el 90 % de las tierras están en manos de 12 mil propietarios, el resto se divide en 280 mil pequeños y medianos productores.

«Mis hermanos, los dos son militantes del Ejercito del Pueblo Paraguayo, y tengo una hermana privada de la libertad, Carmen villalba, también integrante del EPP, que esta detenida hace 18 años. Desde que están ahí participando fue perseguida nuestra familia, desde el año 2006 es el hostigamiento, nos tuvimos que ir de nuestra ciudad natal, no queríamos abandonar el país, pero era mucho el acoso», aseguró Miryiam. 

El actual Presidente de Paraguay, Abdo Benítez, es el hijo del ex secretario privado del dictador Stroessner. El mandatario, desde su asunción, buscó a todo momento criminalizar al EPP achacándole vínculos con el narcotráfico y la delincuencia. Las famosas filtraciones de Wikileaks, en este caso una de ellas, dieron a conocer la información de que la DEA estableció un pedido al gobierno de Benítez, para que esta fuerza norteamericana pudiera meterse de lleno en el seguimiento de la organización.

La mamá de Lilian asegura en la entrevista de manera firme y segura que no bajará los brazos hasta encontrar justicia por las niñas y hasta que no aparezca Lichita. Para el próximo 26 y 27 de marzo habrá un encuentro de presidentes del Mercosur y estará Benítez, ahí estarán reclamando por justicia señaló Miryam.

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: