LOS PIQUETES DE LA DIGNIDAD

Pero está tan frío en Cutral Có,
como en el resto del país,
las noticias dicen que es de norte a sur,
de latitud a latitud.

Si hasta tiene ganas de nevar,
me lo dicen estas ganas.
Esta huelga de humedad,
me tiene mal, me tiene mal, añoro el mar

Rubén Patagonia

Por Redacción ANCAP 

Dibujo Martín Vera 

Desde el día 26 de febrero, en la provincia de Neuquén, les trabajadores de la salud reclaman por mejoras salariales que no llegan. Llevan 50 días de protestas y 15 días de cortes de ruta en la provincia. Lo que comenzó con un reclamo salarial hoy es una gran protesta organizada por mas de mil trabajadores autoconvocades de la Salud. Durante el año 2020, con lo que implicó ser trabajadores de la salud y estar en la primera línea contra el Coronavirus, el gobierno de Omar Gutiérrez (del Movimiento Popular Neuquino), no reivindicó esa labor con un aumento salarial, y gremios como la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) de Neuquén, aceptaron un limitado 15 % de aumento con una inflación que superó en la provincia el 35%.  

En los últimos días, los cortes de ruta de les autoconvocades tienen lugar entre otros en  Neuquén capital, Añelo, Rincón, Chañar, La Angostura, Picún, Chos Malal, Zapala, Huíncul, Senillosa y Junín. Suman al menos 30 los cortes vigentes. Ningún hospital de Neuquén aceptó la propuesta salarial del gobierno. Les trabajadores de la salud entre les que se cuentan médiques, camilleres y enfermeres, exigen un 40 % de recuperación salarial en vistas a lo recibido en el 2020 y la apertura salarial del 2021. Una enfermera que se inicia en sus tareas en un hospital, tiene como salario 40 mil pesos.

Segundo Andrade, es delegado normalizador de la seccional San Martín -Villa La Angostura de ATE, línea de oposición a la conducción provincial-, y Secretario General de la CTA Autónoma Zona Sur; en diálogo con el medio Canal A, afirmó sobre el conflicto gremial, que “todo depende del gobierno, esto lo puede resolver ya, si quiere, llamando a una mesa de negociación a los compañeros de Salud para acordar algo enserio, nadie se va a oponer, si bien ellos han tenido el aval de algunos dirigentes corruptos como Quintriqueo (Secretario General de ATE Neuquén), nosotros vemos que mediante el diálogo esto se puede resolver de inmediato”. El titular de economía de la provincia, ofreció la propuesta de un bono COVID no remunerable en cuatro cuotas de 10 mil pesos que fue rechazada de plano, porque no hay un aumento al salario básico y de este modo se decidió continuar con los cortes de ruta. Son cada vez más los sindicatos neuquinos que se solidarizan con el reclamo, desde docentes hasta judiciales.

Foto: Florencia Salto

LAS AMENAZAS DEL SINDICATO DE PETROLEROS 

A partir de los cortes de ruta que se dan en la localidad de Añelo, a las orillas de vaca Muerta, el Secretario General de Petroleros Privados de Neuquén, Rio Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra, en declaraciones con un medio local, lanzó una amenaza contra el reclamo que llevan adelante les trabajadores de la salud, “Si esto no se soluciona, vamos a salir a la ruta y vamos a juntar 10, 20 o 30 mil trabajadores y le vamos a dar una lección a los que están en las rutas. Los que están en los cortes no son trabajadores, sino grupos anárquicos que tratan de desestabilizar”. Con ese nivel de impunidad se refirió Pereyra, con  “representación sindicaldentro de la provincia, en su mensaje mafioso y amenazador. Esta situación lo que  indica es que en cualquier momento las patotas del sindicato de los petroleros pueden llegar a los piquetes a desalojar violentamente a les trabajadores.

El año pasado, Vaca Muerta le bajó los salarios a sus trabajadores entre el 10 y 25 %, con la excusa de la pandemia que incursiona en el país. La riqueza que ofrece este emprendimiento con sus hidrocarburos es una mejoría, pero para la economía de les empresaries.

Les trabajadores de la Zona Sur, Del Hospital de Villa la Angostura y San Martín de los Andes, llevan adelante el corte de la Ruta 40 en Villa Langostura, a la altura del Puente Correntoso. En este lugar, la gendarmería intimida cada día para hacer un levantamiento del corte.  Desde les autoconvocades de la salud se expresaron en las ultimas horas: “Antes de llegar a esta medida extrema se comunicó a los gremios y a las autoridades de  nuestro reclamo, se realizaron pedidos de todo tipo, notas, marchas, bocinazos, festivales, siempre dispuestos al diálogo, pero no hubo escucha. Queremos volver a nuestras actividades habituales dentro de la institución y con nuestras familias, pero dependemos de las decisiones políticas del Gobierno del Sr. Omar Gutiérrez. De la misma manera que atendemos en el hospital sin prejuicios, sin distinción de razas, credo, condición social y económica, es  por esto que hoy nos acompañan desde la comunidad. A los cuales les agradecemos profundamente el apoyo, la solidaridad, el acercamiento espontáneo y la empatía”. 

Foto: Florencia Salto

BAJO EL RECUERDO DE CUTRAL-CÓ Y PLAZA HUINCUL

Los cortes de ruta más importantes se dan en la localidad de Añelo, donde se ubica Vaca Muerta, el reclamo paraliza el expendio de petróleo, nafta, gasoil y gas. Esta forma de reclamo que llevan adelante, coincide con los históricos piquetes de la provincia en la década de los 90 cuando ocurrió la privatización de YPF, con un resultado de 5000 desempleados. La desocupación en la provincia en 1995 dejó un saldo de 16,6%, la empresa que dominaba en la creación de empleo era la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). En esos años la conducción de la provincia estaba en manos del eterno Movimiento Popular Neuquino, con Felipe Sapag como Gobernador. Plaza Huincul y Cutral-Có, fueron los epicentros de los reclamos y los cortes de ruta históricos que luego fueron material de trabajo para varios investigadores del movimiento obrero argentino.  La integrante de CLACSO, Paula Klachko, sostuvo en su trabajo de investigación: “El primer corte de ruta desde Zapala aparecía a la altura del aeropuerto de Cutral-Có, en la fábrica de cerámicas Steffani. Eran cerca de un centenar de hombres, en su mayoría obreros o ex-obreros de ese establecimiento fabril, los que expresaron: «estamos cansados de vivir de limosnas y que nos mantengan nuestras mujeres, no queremos más discursos, si no se arregla vamos a cerrar la válvula del gas y después vemos que hacen». En la YPF de Plaza Huíncul se hallaba el corte principal y el epicentro del conflicto, donde había más de 1000 personas”. Los medios de la provincia en ese momento avizoraban un proceso histórico de reivindicaciones del movimiento obrero, una de los comunicados de ese momento que se leyeron en las radios locales advertía “Hoy el pueblo de Cutral Có y Plaza Huíncul está de pie, luchando por la dignidad de su gente, cortamos las rutas de ingreso a estas dos ciudades porque pretendemos hacer escuchar nuestros derechos en búsqueda de una reactivación económica real y concreta. Si hoy cortamos las rutas es porque sentimos indignación, marginalidad y olvido. Nuestra gente que hoy ocupa las rutas es la misma que durante varias décadas brindó su trabajo de sol a sol para que esta provincia y el país crecieran. Entonces considerando la «falta de respuestas oficiales», lo mínimo que podemos pretender es una reparación histórica”. 

Las jornadas históricas de junio de 1996, tuvieron una victoria de les autoconvocades con una firma de un acta acuerdo de 13 puntos. No obstante, es para resaltar que el gobierno de Sapag (MPN), antes de poder hacer el acta acuerdo eligió en primera instancia una represión feroz de la Gendarmería a los piquetes del “Cutralcazo”. La resistencia popular de aquel momento logró meterse en un lugar de la historia.

El mismo Movimiento Popular Neuquino (MPN) que gobierna la provincia desde 1963, tiene hoy la posibilidad de dar a les trabajadores de la salud lo que merecen por estar en la primera línea de atención, con lo que eso significa en la peor crisis sanitaria de la historia de nuestro país. Se pone en riesgo la salida del petróleo de la provincia, nafta, gasoil, etc; no obstante, también se pone en peligro la vida de les trabajadores, que si no cobran un salario digno para completar la canasta básica de la provincia, no pueden vivir como merecen. Son quienes tienen la responsabilidad de cuidar las vidas de les enfermos de Covid-19 y de todas las enfermedades que circulan; Omar Gutiérrez, tiene la responsabilidad política de devolver a esos trabajadores lo que les corresponde para que no tengan que estar cortando esas rutas bajo el frío y el calor.

La resistencia de estos trabajadores ya no es un reclamo solitario de la salud, cuentan con el apoyo de la comunidad vecinal en general, organizaciones sociales y políticas, comunidades Mapuche de la zona, los inicios de los piquetes con Cutal-Có y Plaza Huíncul son el espejo de una resistencia sólida que despierta en la misma provincia y con la decisión firme de no desalojar una sola ruta, si no reciben un aumento de salario digno.

 

A %d blogueros les gusta esto: