CANASTA BÁSICA PARA POCOS

Por Juan Meza

Foto de tapa Osiris Martí

El último informe de esta semana del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) muestra en números lo que vemos a diario en las calles y sobre todo en los barrios, el pueblo es día a día cada vez más pobre.

 

Los números del INDEC, dicen que la canasta básica aumentó 5%, mientras que la inflación de ese mes fue de 4,8%, por lo que a simple vista se ve que la canasta básica aumentó por encima de la inflación. Entre el período de marzo de 2020 a marzo del 2021, la canasta básica acumula una suba del 45%. En términos nominales, una familia tipo de dos adultes y dos niñes necesita 60.874$ para no caer bajo la línea de pobreza. Mientras que la canasta alimentaria subió un 4,5% por lo que 25.685$ son los que necesita una familia tipo para no caer por debajo de la línea de indigencia. En el  período interanual de marzo de 2020 a marzo de este año  la inflación acumuló un incremento de 48%.

Estos números son fríos y secos, pero cuando nuestros bolsillos y nosotres vemos como día a día va creciendo el número de personas que el sistema expulsa, comprendemos todo.

EL SUELDO LE QUEDA CHICO AL MES

Para les asalariades, la situación es igual. Hoy en día trabajar, no implica no ser pobre. El Salario Mínimo Vital y Móvil, ese que aparece en la Constitución, está cada vez más alejado de la realidad. O se le cambia el nombre o seguirá siendo una vejación ya que quien percibe el SMVyM según el artículo 14 BIS de la Constitución Nacional, el cual sentencia que “salario mínimo, vital y móvil, es la menor remuneración que debe percibir en efectivo un trabajador, sin cargas de familia, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión”, debería no ser pobre.

Hoy en día el SMVyM, que es el que marca y empuja al resto de los salarios, está en $21600. Si contemplamos una jornada laboral de 8 horas y si tenemos en cuenta que los días hábiles laborables son 22 (sin contar sábado y domingo), quien perciba el SMVyV está cobrando $ 122.72 la hora. No hace falta ser matemático, sociólogo, o saber de economía para entender que nadie puede cubrir sus necesidades básicas con ese dinero.

 

1998/2001 – 2017/ ထ

Por cuarto año consecutivo la depreciación del salario cae en términos reales. Desde la segunda mitad del mandato de Macri, en el 2017, hasta la fecha los salarios no han tenido incrementos y el costo de vida, entre la depreciación del salario, producto de su baja suba y el aumento de los precios de la canasta básica, como así también la devaluación del peso, producto de la suba del dólar, hizo que todo se haga cuesta arriba. La última vez que se vivió una situación similar en el país fue en período de 1998 al 2001, cuando la convertibilidad explotaba por todos lados y en el 2001 se puso fin a esa fiesta en la que solo entraban unos pocos.

El detrimento del salario en términos reales va de la mano de políticas que poco tienen que ver con el bienestar social. Precios máximos y precios mínimos se caen con tan solo 1 gramo. Las grandes empresas que acuerdan con el gobierno el programa de precios máximos y precios mínimos, para no cumplirlo y poder recuperar utilidades, o sea ganancias, modifican sus envases con 1 gramo más de mercadería y así salir del programa. No hay ente estatal que regule esto y tampoco que sancione a los que siempre quieren mantener el bolsillo lleno y las panzas vacías.

La próxima semana se reunirá el Consejo del Salario para rediscutir el SMVyM. Los gremios acordaron un aumento del 29%, que era lo estipulado por el Ministro de Economía, Guzmán, en el presupuesto para este año de inflación. En el primer trimestre la inflación ya acumuló 13,5%. A este ritmo, difícil va a ser que en diciembre el nivel inflacionario llegue a los 29% proyectados si no se pone el freno de mano y se arranca devuelta. La economía, rota como está, ya no necesita más de parches, sino de una reforma total desde sus bases.

 

A %d blogueros les gusta esto: