MUERE UN OBRERO EN FATE

Por Juan Alberto Pérez

Mientras transcurre un pedido de proceso preventivo de crisis se conoció que el miércoles 20 de febrero murió un obrero tercerizado en Fate.

<!–more–>

Se trata de Daniel Fernández, quien se desempeñaba en el sector de calandra y pertenecía a la empresa Imant, que terceriza Fate. Fernández realizaba tareas de mantenimiento a altas temperaturas en una zona donde no hay aire acondicionado ni equipo de ventilación para contrarrestar. El trabajador se descompuso en cumplimiento de su tarea y perdió la vida.

Los compañeros denuncian que el departamento médico de la empresa recién atendió a Daniel Fernández cuando notaron que su vida estaba en riesgo. Por ende, de haber recurrido a tiempo podría haberse salvado. Además, para trasladarlo a un hospital hubo que esperar la llegada de una ambulancia externa a pesar de que la empresa cuenta con una, pero se encuentra en desuso y con falta de mantenimiento.

En un comunicado de prensa desde el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino, lista granate, advirtieron que “Esta muerte no es un accidente. Es producto de la política de precarización laboral y discriminación que sostiene Fate hacia los tercerizados. Salvo situaciones límites, el departamento médico no los atiende y se niega a recibirlos”.

Este hecho se da en el contexto en que la empresa que es propiedad del empresario Javier Mandanes Quintanilla ha presentado en el Ministerio de Producción y Trabajo un Proceso Preventivo de Crisis por una supuesta “situación delicada” financieramente. Este preventivo habilitaría a la empresa a aplicar suspensiones y despidos sin indemnizaciones dado que no tendría fondos para costearlos.

Sin embargo, los trabajadores sostienen que es un proceso trucho dado que Madones posee una fortuna de más de 1600 millones de dólares y la empresa es la máxima exportadora de neumáticos del país.

Pero intenta flexibilizar y aumentar los ritmos de explotación a menor salario.

EL ARTE DE ASESINAR DEL ESTADO

Eran las 17: 08hs del sábado 25 y la información que llegaba de Lof Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi era de represión con disparos de balas de plomo a mapuches que venían bajando de las montañas después de ser perseguidos en forma de cacería el día jueves 23. Esta información llego desde la Red de apoyo a las Comunidades en Conflicto (MAP). Pasada una hora de esta información, llega la noticia de la muerte de Rafael Nahuel de 21 años, Mapuche de Alto Bariloche, asesinado por la espalda por un integrante del grupo Albatros de Prefectura Nacional, dependiente del Ministerio de Seguridad que dirige Patricia Bulrich. En cuatro meses hay dos muertos asesinados por fuerzas de seguridad federales: Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. En ambos casos el estado es el principal responsable.

Por Federico Paterno Sigue leyendo «EL ARTE DE ASESINAR DEL ESTADO»