EL JUICIO POR IAGO AVALOS SE POSPUSO PORQUE NO SE CONFORMÓ EL JURADO

Por Juan Alberto Pérez

El inicio del juicio por el asesinato del joven de 17 años en manos del subcomisario de la Policía Federal, José Pérez Buscarolo, no inició el 2 de mayo como estaba estipulado porque no se logró conformar el jurado.

<!–more–>

La primera semana de mayo debía realizarse el juicio por el crimen de Iago Avalos en manos del subcomisario José Pérez Buscarolo por el hurto de 2 tazas de las ruedas del auto, sucedido el 12 de mayo de 2017. Sin embargo, el juicio no se dio porque no se logró alcanzar las 12 personas que debían conformar el jurado por lo que se pasa para el 22 de mayo el inicio del mismo.

Cabe recordar que la defensa de Pérez Buscarolo había solicitado que se desarrolle el juicio por jurado. La familia de Iago espera que haya una condena a prisión perpetua para el subcomisario, y es lo que le correspondería técnicamente si se desarrollase en los caminos normales. Sin embargo la apelación al juicio por jurado tiene otro sentido. “Especulan con una baja probabilidad de condena” dijo a este medio Ismael Jalil, abogado de Correpi que representa a la familia del joven asesinado. Y esto se debe a que se necesita unanimidad de los 12 jurados en la desición para condenar a perpetua. “Así se reduce la posibilidad de una condena de esas características para Buscarolo” manifestó Jalil.

La defensa de Buscarolo intenta apelar al discurso de mano dura instalada en la sociedad para socavar en la voluntad de los jurados para que la desición sea dividida y su representado no tenga la condena que merecería. “Con la precariedad en que estamos, y el manejo de los medios de comunicación hegemónicos machacando sobre inseguridad, el tema del accionar policial y más la doctrina Chocobar, alimentada desde los propios resortes del poder, tornan un poco difícil que no se contamine la desición de los jurados” añade al respecto Ismael Jalil.

Así mismo no pierden la esperanza de que el juicio demuestre la verdad de los hechos y la condena sea la que corresponde. “Hay que constituir el jurado y hacer el juicio para demostrar como fueron los hechos, que no son más que un muchacho otra vez asesinado por un arma del estado en manos de un subcomisario de la federal que disparó porque entiende que el cumplimiento del deber es antes que nada defender el derecho a la propiedad privada antes que la vida” manifestó Jalil. Al respecto de la teoría de la defensa de Buscarolo, el abogado de Correpi que representa a la familia de Iago esgrime que “La teoría del caso que puso la defensa es que para ellos lo que hay es, en primer término, un cumplimiento del deber. En segundo término, un exceso en el cumplimiento del deber (algo similar al caso Chocobar), y finalmente, según la defensa habría un homicidio culposo, es decir, no quiso matar pero mato”.

La herramienta del juicio por jurado

Los juicios por jurado están reglamentados en el país desde la Constitución de 1853. Desde 2015 se realizan en la provincia de Buenos Aires y tienen por objetivo la participación popular en la administración de justicia. Los jurados se sortean y están integrados por doce personas, seis mujeres y seis hombres. Y su función es la dictar la culpabilidad o no de las causas. La sentencia la dicta el juez o la jueza de turno.

La desición del juicio por jurado la toma el acusado quien puede pedir este sistema. Solo pueden constituirse por delitos graves y la desición condenatoria tiene que tener al menos 10 de 12 votos. Salvo en las perpetuas que se necesita unanimidad, 12 de 12. Cuando un jurado absuelve a un acusado no hay poder de remoción del fallo. Si hay condena puede apelarse en instancias superiores. Por eso, para la condena que espera la familia de Iago Avalos necesitan que todo el jurado esté de acuerdo con dicha decisión.

MÁQUINA DE MATAR

Por Juan Alberto Pérez

El país se encuentra consternado por los crímenes de las oficiales Tamara Ramírez y Lourdes Espínola. Se llenan horas de tv, páginas de diarios y espacios de radio y sitios web con comunicadores hablando de los casos, invocando especialistas de dudosas procedencias y encendiendo una maquinaria discursiva que tiene un fin muy claro, la reanimación del discurso de mano dura. Sin ir más lejos, el matutino ultra conservador La Nación público una estadística que habla del incremento de efectivos de la Policía Bonaerense como víctimas de crímenes. Si bien cualquier vida que se pierde por la violencia social es un fracaso de la sociedad, el tratamiento mediático y el discurso para influenciar en la opinión pública es disímiles dependiendo de quién es la víctima. Así es que las cifras de víctimas del aparato represivo del estado tienen menos importancia o noticiabilidad y rara vez sean nota de tapa de algún matutino de gran tirada o tema a tratar por emisiones televisivas o radiales casi en cadena nacional.

<!–more–>

A partir de estos tristes hechos en los que dos jóvenes efectivos policiales perdieron su vida en cumplimiento del deber, se intenta utilizar los casos para influenciar e instalar la necesidad de mayor cantidad de policías en las calles, mayores libertades para el accionar de las fuerzas e imponer la doctrina de la mano dura. Esto no es azaroso en el marco del intento del gobierno argentino de utilizar a las fuerzas armadas para la participación en seguridad interior. Pero como ya ha quedado en evidencia más cantidad de uniformados no resuelve la situación, muy por el contrario, son las fuerzas de seguridad las que han perpetrado un sinfín de acciones que violan derechos humanos desde el regreso de la democracia hasta nuestros días.

A la cifra que hoy recolecta La Nación, que habla de 27 oficiales muertos en cumplimiento de su deber desde enero de 2016 hasta la fecha y 9 víctimas en lo que va de 2018, podemos contrastarla con la que recogió en el informe del año pasado la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) que evidenció que al menos en los dos primeros años del gobierno de Cambiemos el aparato represivo del Estado se llevó puesto una persona por día. En sus primeros 722 días se registraron 725 víctimas de todas las fuerzas que dependen del Estado, tales como Gendarmería, Prefectura, Policía Federal, de la Ciudad y provinciales, Servicio Penitenciario, Fuerzas Armadas y todo tipo de elementos de seguridad. Sólo en 2016 hubo 441 casos, lo que significó una cifra récord desde el regreso de la democracia a esta parte.

Entre las causas de los crímenes perpetrados por el aparato represivo del estado se encuentran casos de gatillo fácil, represión social o muertos en contexto de detención. El 44% de las muertes por el aparato represivo desde 1983 a la fecha son víctimas de gatillo fácil y son menores de 25 años. Los responsables de estos crímenes son en un 55% las policías provinciales de todo el país, entre las que se encuentra la Bonaerense con todo su historial delictivo. Y llamativamente, el 45% de los casos son en la provincia de Buenos Aires. Registrados desde el ’83 hay 2550 casos.

De todos modos la policía creada por Mauricio Macri tampoco se queda atrás. La Metropolitana fue la fuerza creada por Macri en su gestión como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en 2008. Durante sus 8 años de existencia registró 20 asesinatos. Ya en 2016 y en el cargo de Presidente de la nación, Macri decidió fusionar a la Metropolitana con parte de la Federal y así crear la Policía de la Ciudad. Una fuerza que cuenta con el monstruoso número de veintisiete mil efectivos. A razón de un efectivos cada 107 habitantes. Esto sumado a directivas impartidas de tierra libre hizo que la Policía de la Ciudad sume a su friolera la suma de 2 víctimas por mes desde su creación. Así es que la gestión de Mauricio Macri puede colgarse la medalla de que en sus dos primeros años de gestión ha aportado el 13% de las víctimas del aparato represivo del estado desde que volvió la democracia. La lista la sigue encabezando los 12 años de kirchnerismo con el 58% de los casos registrados.

Todo esto nos permite leer en perspectiva que hay una inclinación a poner en mayor énfasis cuando los uniformados son las víctimas que cuando son victimarios. Y a las víctimas de las fuerzas de seguridad siempre se les está buscado en el resquicio para lavar las culpas de dichas fuerzas. Sin ir más lejos miremos los casos de Santiago Maldonado, Rafael Nahuel o Facundo Ferreyra.

Hay que dejarlo en claro, cuando muere una persona, como sucedió con Lourdes Espíndola y Tamara Ramírez, también es responsable el estado. Ya que a sus efectivos no les da las condiciones adecuada para ejercer su tarea. No hay sueldos acordes, deben trabajar gran cantidad de horas y en pésimas condiciones. Lo manifestó claramente el esposo de la primera quién además es Policía “De sueldo cobrábamos cero pesos. Vivíamos con el adicional”. Esto convierte al Estado en una máquina de matar.

NO A LA REFORMA PREVISIONAL

Bajo un clima de tensión por la represión sufrida tras la fallida sesión del jueves pasado en el Congreso de la nación, se realizó una nueva movilización contra la reforma previsional que plantea el gobierno nacional para ajustar a los jubilados. Hubo nuevamente persecuciones, represión y heridos.

ANCAP estuvo presente, aquí dejamos algunas postales de la jornada de lucha.

Imagenes:

Juan Meza

Juan Alberto Pérez

Colabora con ANCAP Arveja Esperanza

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

VIOLENTO ALLANAMIENTO A ESTUDIANTES DE LA COMAHUE

Por Juan Alberto Pérez

En las horas en que se cumplen dos años de la asunción del gobierno de Mauricio Macri parece que la maquinaria represiva está caminando viento en popa. Día tras día se denuncian en la Argentina diversas violaciones a los derechos de los ciudadanos en los que se destaca la persecución y la represión para los sectores más vulnerables y la juventud. Este sábado se escribió una página negra mas de lo que será el libro del avasallamiento “macrista”. Cerca de las 20:30 un comando de la Policía Federal irrumpió de forma violenta en el predio de la Universidad Nacional del Comahue, en Fiske Menuco (General Roca) Río Negro, con orden de allanamiento, por una supuesta denuncia en busca de plantas de marihuana. Sigue leyendo «VIOLENTO ALLANAMIENTO A ESTUDIANTES DE LA COMAHUE»