El amigo de la historia

Una charla con “Calica” Ferrer compañero y amigo de El Che Guevara en sus primeras cruzadas por los caminos de América.

Por Juan Esteban Meza

El miércoles 1 de Octubre de 2014 la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Avellaneda, en Villa Dominico, ha recibido con grandes honores a Carlos ´Calica´ Ferrer, quien a mediados de los años 50 fue acompañante/aventurero de Ernesto Guevara De La Serna, más conocido como “El Che”, en su segundo viaje por Latinoamérica. La cita fue en el aula de videoconferencia de la universidad a las 19:30 hs. Calica fue recibido con mucho afecto por los que asistieron al encuentro. Luego de una breve presentación del Decano de la Universidad, Jorge Omar Del Gener, comenzó con su relato que estuvo plagado de anécdotas de él junto a su célebre compañero de viaje por los caminos de América y por la vida de su amigo, recordándolo como si lo hubiese visto ayer por última vez, está muy presente en su vida.

A lo largo de la conferencia, nadie se animó a parar su relato con alguna pregunta, ya que cautivaba con cada historia que contaba de su amigo, como la del encuentro con el entonces Presidente de los argentinos, Arturo Frondizi. Cuenta Calica que Frondizi mandó a llamar al CHE que se encontraba en Uruguay en la Convención que se llamó “Alianza para el progreso”, en la que Ernesto intentaba desenmascarar las intenciones de EEUU, invitando a los países latinoamericanos a aceptar prestamos de “ayudas” a costa de su endeudamiento y soberanía. Guevara aceptó la invitación de Frondizi y partió rumbo a la quinta de Olivos en un vuelo privado y secreto. Una vez llegado se encontraron y nadie sabe con exactitud cuál era el fin del encuentro, pero sí trascendió que cuando la Primera Dama se acercó a ofrecerle comida al argentino-cubano, este solo le pidió un bife a caballo con papas fritas. Como todo argentino que extraña su tierra, lo primero que pide en sus cielos es un buen trozo de carne de ternera. Luego le pidió al Presidente si podía ir a visitar a una tía que vivía en las calles Libertador y Uruguay, con quien se mandaba cartas a lo largo de sus dos viajes por América Latina, se encontraba muy enferma y no quería perder oportunidad de visitarla; Frondizi le dió el gusto y le cedió un auto presidencial, el CHE emprendió camino y al llegar a la vivienda tocó timbre, el que abrió la puerta fue su tío, que no entendía nada y se llevó una gran sorpresa, y Ernesto con su gran humildad lo saludó y vio a su tía, que días después falleció. Calica luego de este relato resaltó el amor que tenía el CHE, tanto para los suyos, como para con cualquier persona del mundo.

Luego el ilustre visitante de la UTN habló de la vida infantil del CHE contando anécdotas de cuando le pedían a Celia Guevara, la mamá de Ernesto, que “el Chancho”, como le decían, salga a jugar y ella negaba la salida de su hijo por la crisis asmática, que lo acompañó hasta el último día de su vida, el 9 de octubre de 1967.

La velada concluyó cuando Calica pidió que le hagan preguntas a los curiosos, las cuales fueron pocas, ya que él mismo no dejó aspecto alguno al retratar a su amigo, en la hora y media que duró la charla.

Calica a sus 85 años tiene una memoria de fierro, como aún hoy lo es su amistad con “Fuser” (apodo del CHE) a pesar de su desaparición física hace 47 años.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: