XXIX Encuentro Nacional de Mujeres

Colaboración especial: Magali Ante

Más de 15.000 mujeres participaron del tradicional encuentro que se dio cita en el norte del país. Experiencias, sensaciones y conclusiones de una participante.

El XXIX Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) tuvo lugar en la capital de Salta el pasado 11, 12 y 13 de Octubre. Participaron alrededor de 15 mil mujeres, en su gran mayoría trabajadoras, que alzaban la bandera de diferentes partidos políticos, organizaciones feministas, Universidades e independientes. Entre ellas: Pan y Rosas, (organización de mujeres del PTS), Juntas y a la izquierda, (organización de mujeres del MST), La Cámpora, Seamos Libres, Izquierda Socialista, Plenario de Trabajadoras, (organización de mujeres del PO), Patria Grande, Universidades Nacionales como la UNDAV, etc.

¿Qué es el ENM?

El Encuentro Nacional de Mujeres es un evento que se realiza todos los años en diferentes puntos del país, donde se desarrollan talleres y comisiones para que todas las mujeres presentes puedan exponer sus experiencias vividas o reflexiones sobre los temas a tratar. Este año, el ENM fue compuesto por 62 talleres, entre ellos: Mujer y diversidad sexual, Mujer y aborto, Mujer y trata, Mujer y deuda externa, Mujer y feminización de la pobreza, etc. Las participantes del Encuentro son hospedadas en colegios, donde también se realizan los talleres y luego el último día se decide mediante un “aplausómetro”, la cita del próximo evento.

La dirección del ENM está en manos del Partido Comunista Revolucionario (PCR) y, a lo largo de estos 29 años, llevaron al encuentro a un centro de constantes críticas por parte de las organizaciones y partidos de izquierda. La Comisión Organizadora del Encuentro fue escenario de una gran disputa política, el PCR, en conjunto con el kirchnerismo, Patria Grande, MST y funcionarios del gobierno nacional y provincial, decidieron que el recorrido de la marcha, la cual se realiza cada año al finalizar con la jornada de talleres, no transite por la Catedral y tampoco por los centros políticos, haciendo de una marcha que debería tener una impronta combativa, un paseo turístico por la capital. Teniendo en cuenta el peso clerical con el que cuenta la Provincia, la polémica radicó en que las restantes organizaciones, en desacuerdo con la medida, sostuvieron que la decisión de los organizadores solo ayuda a continuar estrechando vínculos entre la Iglesia y el Estado.

Además, otro de los reclamos se refiere a que el encuentro nunca se realizó en Capital Federal aunque cada año, en las comisiones organizativas, algunas organizaciones pongan en discusión este punto. La imposibilidad de que el ENM se realice en la capital, impide que las mujeres estén cerca del poder político que allí se concentra para darle una lucha más visible y en definitiva, concreta.

Salta se vistió de naranja

La delegación de mujeres más numerosa en esta edición forma parte del Plenario de Trabajadoras, organización de mujeres del Partido Obrero (en adelante, PDT), que llevó a la capital salteña alrededor de 2000 compañeras, militantes y simpatizantes, en su gran mayoría, trabajadoras y en su totalidad, mujeres que luchan por los pueblos oprimidos y por aquellas marginadas que el Estado decide olvidar. En sus banderas anaranjadas, pregonaban las consignas no solo los pertenecientes a la lucha de todas las mujeres, como la legalización del aborto y el desmantelamiento de las redes de trata, sino que también, alzan sus banderas en conmemoración de los presos por luchar y por la aparición con vida de todos los desaparecidos en democracia.

El acto de apertura que llevó el Plenario de Trabajadoras tuvo la presencia de Tribuna Docente, con su histórica lucha de huelga por la apertura de las paritarias y por la lucha de la educación pública, la Comisión de familias contra la impunidad, con personalidades como Alberto Lebbos (padre de Paulina Lebbos, asesinada en 2006 en circunstancias nunca esclarecidas por el poder político de Tucumán, y dirigente de la Comisión en la misma provincia) una gran delegación de trabajadoras de la salud, reclamando las seis horas diarias de trabajo y la lucha por la salud pública, etc. Por otra parte, en el acto de cierre, tuvo la palabra la dirigente de la organización, Vanina Biasi, quien mencionó la lucha política que las mujeres deben tomar, dando a entender que la salida a la crisis de género es entender que es un problema de clase y señalo la importancia de conformar un gran partido de los trabajadores, a lo que adjuntó la participación del PDT en el Congreso del Movimiento Obrero y la Izquierda que se realizará el próximo 8 de Noviembre en el Luna Park. En diálogo con Vanina, declaró “es fundamental organizar a las mujeres, porque no puede haber ningún cambio social sin la participación activa de las mujeres”. Además “queremos que las mujeres estén en el centro de la escena, porque significa desplazar muchas políticas que el gobierno nacional quiere imponer, como el ajuste, los despidos, las suspensiones y el pago serial de la deuda externa”.

La próxima cita

El próximo ENM tendrá lugar en Mar del Plata, entre los meses de Octubre y Noviembre del 2015. Tenemos la tarea de concurrir masivamente para que el fin no sea un Encuentro dominguero, sino que este sea resolutivo y de lucha. Tenemos la tarea de hacer que el Encuentro esté en la agenda diaria entendiendo el profundo problema de clase que lleva consigo la violencia de género en todos sus aspectos. Es nuestra tarea ir al Encuentro Nacional de Mujeres con la gran perspectiva de desmantelar el negocio que el Estado lleva adelante con el cuerpo de la mujer.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s