MASIVA MARCHA EN PEDIDO DE JUSTICIA POR DARIO AVALOS

Darío Ávalos era un obrero de la construcción. Fue asesinado el 11 de Marzo de 2014. Familiares, amigos y diversas organizaciones sociales marcharon por las calles de Lomas de Zamora unificando un solo grito: Justicia ! ANCAP estuvo presente, y recogió testimonios.

Por Diego Ferrero diegoferraro.ancap@gmail.com

Tenía 40 años. Por su capacidad organizativa y el cariño recolectado, había sido elegido delegado por sus pares en el trabajo. Darío Adolfo Ávalos era trabajador de la construcción, y en marzo de 2014 se estaba organizando con otros trabajadores en forma independiente para solicitar empleo en la empresa ESUCO S.A.

Según cuentan sus compañeros y testigos del hecho, el 11 de marzo de 2014 fueron emboscados por una patota de la UOCRA, agredidos con piedras y armas de fuego, mientras participaban de una manifestación en la cual reclamaban su fuente de trabajo. La movilización se frenó frente a una obra en construcción en el camino de la ribera (partido de Lomas de Zamora) y desde el interior respondieron con piedras y disparos, uno de los cuales impactó en la humanidad de Darío Ávalos, que terminaron con su vida. Tanto el SITRAIC (Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción y afines) como los compañeros de Darío, no dudan en señalar como responsable del hecho a la UOCRA de Lomas de Zamora, y a sus principales cabezas, Walter Leguizamón y Héctor Ramón Cabrera, aducen que se trató de una emboscada organizada, y no de un choque ocasional.

2El miércoles 11 de Marzo, los familiares y amigos de Darío Ávalos, acompañados de diversas organizaciones políticas, sindicales y sociales (Sitraic, Partido Obrero, Polo Obrero, MOSSOL, Convergencia Socialista, Juventud Radical Lomas de Zamora, PRT , CTA Lomas de Zamora, ATE Sur, Coordinadora Sindical Clasista, trabajadores de Leccentro, entre otros), movilizaron en su memoria a metros de la estación de Lomas de Zamora; más de 1000 personas dieron el presente a la cita.

El micrófono se abrió, y los oradores comenzaron a dejar testimonios. La secretaria general de la CTA de Lomas de Zamora, María de los Ángeles Troitiño, recalcó que “podemos cambiar esta realidad. Nosotros los tenemos que desarmar desde abajo (a los burócratas); tenemos que unificarnos y hacer un solo puño para identificar a nuestro real enemigo: la patronal, los gobiernos, la burocracia sindical”, concluyó.

A su vez, el dirigente Miguel Payarol, de Tribuna Docente de Lomas de Zamora, tomó el micrófono y fue tajante con la Intendencia local: “denunciamos a la política de Insaurralde, que militariza los barrios; la vinculación con los empresarios, que liberan la zona con los policías, y son junto al gobierno responsables del asesinato de Darío Ávalos”. Los familiares también tuvieron su espacio en el acto, y fue el sobrino de Darío, Gastón Ávalos, quién frente al público pidió por el fin de las zonas liberadas, y denunció que dentro de la obra desde donde provino el ataque que terminó con la vida de su tío, había un patrullero que no tomó medida alguna. “¿Cómo puede ser que Leguizamón y Cabrera sigan libres? ¡Que paguen todos los responsables!”, exclamó.

La abogada de la familia de la víctima y representante de APEL (Asociación de Profesionales en Lucha), Claudia Ferrero, también dejó su testimonio: “Hay crímenes contra la clase obrera y amparados por el Estado. El de Darío es un ejemplo de ellos. Darío no murió caminando por la calle; murió organizando un grupo de compañeros en defensa de su fuente de trabajo. Murió por el temor de una burocracia sindical que no representa a nadie, tiene miedo a la organización de los trabajadores y a cualquier organización que represente a los trabajadores, porque la UOCRA no representa a nadie.”, remarcó quién fuera también defensa de la familia de Mariano Ferreyra.

3Sin lugar a dudas, el testimonio más esperado era el del titular del SITRAIC, Víctor Grosi, quien dio cierre al acto con su palabra. “La muerte de Darío Ávalos es un asesinato del sistema que hoy nos oprime, nos explota, genera precarización, tercerización, la burocracia sindical, la policía (que es el estado)…nosotros vamos a pelear para que vayan a la cárcel los autores materiales, intelectuales y políticos del asesinato de Darío. ¡Que sepan que vamos por ellos! Los trabajadores vamos a pelear. Esta es la primera movilización recién. ¡Terminemos con la burocracia de la UOCRA!”, arengó como cierre del acto el dirigente sindical.

A la fecha, tras haber pasado más de un año del asesinato de Darío Ávalos, existen dos causas judiciales abiertas, y el desdoblamiento en dos partes empantana el terreno para avanzar sobre los responsables. Si bien hay dos detenidos y nueve imputados, también hay más de diez prófugos. Los familiares, amigos y compañeros juran y perjuran que no se van a detener hasta que todos y cada uno de los responsables de la muerte de Darío estén tras las rejas. La movilización en el primer aniversario de su muerte fue una cabal muestra de entereza y lucha, y un grito hecho en las calles de Lomas, hizo eco en cada obra en construcción del país: ¡JUSTICIA!

Crónica: Diego Ferrero.

Fotografía: Magalí Ante.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s