LOS AÑOS PASAN PERO LA HISTORIA QUEDA

Sacarle punta a un recuerdo
es regresar del olvido…
¡Cuantos amigos se han ido;
de todos ellos me acuerdo!
Ya nos perdimos de vista,
viejo café de Barracas,
siento tus luces opacas
y hoy tiemblan dentro ‘e mi pecho…
¡Yo soy tu amigo derecho
que no te olvidó jamás!

Estrofa del tango Café de Barracas, Enrique Cadícamo

Por Manuel López.

FUNDACIÓN: LOS DÍAS DE “EL ARRABALERO”

El club tuvo sus orígenes en un barrio tanguero, de bailes, salones y cafetines. Fundado el 30 de octubre de 1913 en el mítico salón Cavour, nacía una nueva entidad deportiva: el Club Sportivo Barracas. El gran impulsor y responsable fue Antonio Albelleyra. Respaldado por el entusiasmo y compromiso de los jóvenes del barrio, llevaron a cabo el ambicioso proyecto.

El Sportivo Barracas comenzaba a cobrar protagonismo junto con los demás clubes que componían el entramado porteño. Sin embargo, la actividad que le daría el mayor impulso sería el fútbol, disciplina que le permitió dejar una gran huella dentro de la historia futbolística argentina.Estadio Sportivo Barracas

Luego de la fundación, se iniciaron las gestiones para anexar a un club cercano: el Club Riachuelo. Esta institución contaba con una cancha que se ubicaba en las calles Iriarte y Santa Elena. Se trataba de un equipo que componía las divisiones intermedias del fútbol local. Finalmente, en 1916 se produciría la tan ansiada anexión, lo que le permitiría conseguir el ascenso a la Primera División. Los goles estuvieron a cargo de Sisto y Fiorito. Luego, sus botines fueron exhibidos en el bar El Sultán, ubicado en las calles Montes de Oca e Iriarte. El resultado fue un contunde 2 a 0 frente a Sportivo Buenos Aires.

Como a muchos otros equipos, la llegada de la etapa profesional significó un antes y un después en su historia. La decisión de las autoridades determinaron que Sportivo Barracas iba a continuar participando en las competiciones amateurs (Asociación Argentina de Football). La medida caló fuerte en el club: varios de sus socios optaron por dar un paso al costado.

En 1934 se producirá la unión de la A.A.F. y la Liga Argentina de Fútbol (la competencia profesional) para dar lugar a la Asociación de Fútbol Argentino (A.F.A.). Sin embargo, 1936 fue otro año de decisiones sustanciales, dado que se dictaminó la desafiliación de la A.F.A. El retorno se produciría en 1967 para jugar en la Primera D, aunque su imagen y prestigio ya se encontraban demasiado resentidos para volver a aquellos tiempos de antaño.

LA CASA: UN ESTADIO EJEMPLAR

Muy pocos suponían que aquel ideal iba a concretarse en uno de los estadios más importantes de la época. En 1920 el club decide comprarle la cancha al Club Riachuelo para construir un recinto propio. Para hecerse de las tierras, tuvo que indemnizar al dueño de los terrenos: don Leandro Pereyra Iraola. La inauguración oficial se produjo el 11 de junio de 1920 mediante un triangular donde participaron Newell´s Old Boys y Tiro Federal.

En 1920 se disputó la Copa Competencia entre Boca Juniors y Nacional de Montevideo y la Copa Newton, entre Argentina y Uruguay. También se jugaron el V y IX Campeonato Sudamericano de Selecciones en 1921 y 1925, respectivamente (lo que en la actualidad se conoce como Copa América). En 1923 debatieron la Copa Lipton y el Gran Premio de Honor. El mismo año el Genoa CFC, flamante campeón de Italia en 1922, disputaría un amistoso y caería derrotado ante el combinado nacional. Además del conjunto italiano, llegarían de Europa los equipos españoles del Real Deportivo Español (1926), Real Madrid (1927) y Barcelona FC (1928).

Luego de la desafiliación de 1936, el estadio fue demolido. Llegó a ser considerado como uno de los recintos de mayor relevancia en el continente. Durante las competiciones oficiales (al día de hoy), Sportivo Barracas hace de local en la cancha de Sportivo Italiano.

ANCLAO´ EN EUROPA:

El primero en partir hacia Europa había sido Boca Juniors en 1925. Era una práctica habitual que realizaban los clubes más importantes de la época y Sportivo Barracas era uno de ellos. Su arribo internacional se produjo en 1929, pasando a ser el segundo equipo argentino que visitaba tierras internacionales. Disputó 14 partidos: obtuvo 8 victorias, 1 empate y 5 derrotas con un total de 28 goles a favor y 21 en contra.

Se midió con equipos de la talla del Barcelona FC, Genoa CFC, Torino, Juventus, Milán, AC Roma, Napoli, Lazio, combinado de Toscana, combinado de Oporto, Olímpicos Portugueses y la selección de Portugal. Se destacan las victorias obtenidas frente al Barcelona FC, Lazio, Milán, Nápoli y la selección de Portugal. Todos por idéntico marcador de 2 a 0 a excepción del triunfo ante Milán que culminó con un 2 a 1.

El equipo había dejado una grata imagen, lo que le valió muy buenas críticas. Hacia fines del mismo año realizaron una gira por América, visitando Chile, Brasil, México y Estados Unidos. El saldo fue más que positivo: 12 triunfos, 2 empates y 6 derrotas.

DESPUÉS DE TODO, EL RECONOMIENTO LLEGÓ:

Solamente cuenta con dos títulos en sus vitrinas. Es importante destacar que estos adquirieron la categoría de oficiales mediante una disposición establecida por la A.F.A., la cual afecta a todos los clubes que hayan conseguido algún trofeo en la etapa amateur. Se tratan de la Copa Competencia Jockey Club (1921) y el Campeonato de la Asociación Argentina de Football (1932). El primero fue producto de la victoria 2 a 1 ante Nueva Chicago, mientras que en el segundo obtuvo cinco puntos de ventaja por sobre sus escoltas, Barracas Central y Colegiales. El más reciente logro data del ascenso a la Primera C, obtenido en la temporada 2003/2004. A la fecha, se trata de la última conquista desde la afiliación a la A.F.A. en 1967, aunque el logro fue obtenido bajo el nombre Barracas Bolivar -producto del gerenciamiento-.

DATOS CURIOSOS QUE HICIERON HISTORIA:

El 2 de octubre de 1924 los amantes del fútbol asistirían a dos hechos de sustancial importancia: era la primera vez que se transmitía un partido de fútbol a través de la radio y nacería el denominado gol olímpico. El gol lo marcó Cesáreo Onzari en el amistoso entre Argentina y Uruguay. Cabe recordar que antes el tiro de esquina no era considerado como lanzamiento directo; además, el calificativo se debe simplemente a la coyuntura: el gol le fue asestado al reciente campeón olímpico.

Por último, el 5 de abril de 1924 se presentó el torito de las pampas, Luis Ángel Firpo. La velada boxística fue para el argentino, oriundo de Junín. Ganó por knock out técnico ante el contendiente Al Reich. También se destacan el caso del ñandú criollo Juan Zabala, perteneciente a Sportivo Barracas. El 8 de agosto de 1932 se coronó vencedor en la Maratón Olímpica de Los Ángeles.Zabala

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s