III

Demasiado pan maldito seas

Que postergas las luchas de los hombres

Y retrasas rebelión y rebeldías

 

Me han dicho que un estomago saciado

Nunca puede alzar el brazo y rebelarse

Y una cómoda existencia frena el grito

Indispensable en nuestro pasó hacia adelante

 

Demasiada estupidez nos acorrala

Panzas llenas se amodorran y envilecen

Portavoces de ideas enlatadas

Muellemente en el estiércol se arrellanan

 

En un triste banquete va la vida

Y no importa el futuro ni el pasado

Es el vértigo fugaz que nos impele

A esta vida sin ayer y sin mañana

 

VICENTE PINCEN

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s