¡¡CON LOS CHICOS Y LAS CHICAS NO!!

La Escuela N°11 José Manuel Estrada está ubicada a 20 km del casco urbano de San Antonio de Areco. La agricultura es la principal actividad productiva de la zona y esta escuela se encuentra rodeada de campos sembrados…. y fumigados. 

Por Regional antiagroquimicos de Areco

El pasado lunes 5 de Octubre, y como tantas otras veces,  la escuela fue fumigada en horario escolar y sin cumplimentar ninguno de los requisitos básicos establecidos por la normativa vigente en San Antonio de Areco.

Esta no fue la primera vez que esta escuela ha sido fumigada. En junio del 2014, también en horario escolar, el fuerte “olor del mosquito” fue identificado por los niños dentro de sus clases, constatando que una de estas máquinas estaba fumigando junto al alambrado de la escuela. La directora de la institución frenó la fumigación con 2,4D y, en el proceso, la exposición accidental al producto le provocó una parestesia hemifacial que duró 15 días y una tos que se prolongó durante dos meses.

Tras este hecho se sucedieron las denuncias ante la Dirección de Medio Ambiente de la Municipalidad de San Antonio de Areco, el Consejo Escolar e Inspección de Enseñanza, las cartas abiertas a la comunidad y la denuncia en los medios de comunicación locales. Todas estas acciones abrieron al debate y a la posterior aprobación en el Consejo Deliberante de la ordenanza regulatoria que establece una zona de exclusión para la fumigación terrestre de 100 metros de escuelas y zonas pobladas. También establece la obligatoriedad, por parte del fumigador, de avisar a la escuela 48 hs antes y presentar la receta agronómica.

Aún con esta normativa ya vigente (con una escasa distancia de protección de las fumigaciones), la escuela volvió a ser fumigada en horario escolar y a menos de 100 mts, en Septiembre de 2014, en Marzo de 2015 y este último lunes 5 de octubre. Todas las denuncias presentadas fueron ignoradas, por lo que los productores continúan sin pagar multas por sus infracciones, gracias a sus amistades locales.

En Marzo de 2015 el CIMA, de la Universidad Nacional de La Plata a cargo del Dr. Damian Marino se acerco a la escuela a realizar un estudio medio ambiental del agua de pozo y lluvia y del suelo. Los resultados hablan de la presencia de 7 agroquímicos de diversa clase en el parque de la escuela, algunos de ellos prohibidos en otros países del mundo. Los mismos provocan, según diversos estudios: toxicidades crónicas como la renal y la hepática, alergias, múltiples afectaciones en el aparato reproductor, irritación de las vías respiratorias y la piel, diversos tipos de cáncer, problemas endócrinos, Parkinson y anemia, entre otros males (ver “Un cóctel de agrotóxicos en el jardín de una escuela rural”, http://www.naturalezadederechos.org/areco3.htm ).

Esta terrible realidad es la que viven la gran mayoría de las escuelas rurales desde la instalación de este modelo extractivo del agronegocio. Es la misma realidad que se extiende a los pueblos fumigados y la que siguen viviendo los chicos que son fumigados en sus hogares por los propios empleadores  de sus padres (a quienes por razones obvias no pueden denunciar).

A este panorama, se le suma que la casi totalidad de las escuelas rurales no poseen servicio de red de agua potable, por lo que el agua que se consume en dichos establecimientos escolares es extraída directamente de las napas subterránea cuya toma de agua se encuentra, del mismo modo, expuesta a la deriva de los agrotóxicos, lo que importa una situación más de riesgo de daño irreparable a la salud de los niños.

No importa cuánto se reclame en las instituciones del Estado. Es claro que estos señores, dueños del campo y hoy también de nuestras vidas,  tienen un único órgano sensible… el bolsillo. Mientras que docentes, gremios, inspectores, consejeros escolares, intendentes municipales, gobernadores y presidentes no se comprometan DE VERDAD con el tema, los chicos y los docentes seguiremos siendo fumigados sin piedad y sin castigo alguno para los culpables.

No cabe dudas de que este sistema y modelo de producción, que goza de toda la impunidad, está hipotecando la vida de nuestros niños y niñas a cambio de ganancia para unos pocos. De manera constante, se le da vuelta la cara al derecho que nuestra generación, y las generaciones futuras, tenemos a una vida digna, saludable y en relación sustentable con el medio ambiente. Desconocen la Declaración Universal de los Derechos del Niño y el Adolescente, ignoran el artículo 41 de nuestra Constitución Nacional, vulneran sistemáticamente la Ley General del Ambiente e infringen las múltiples ordenanzas obtenidas por la lucha de quienes venimos peleando por una mejor calidad de vida para todos y todas. Y todo esto ocurre sin castigo. images (1)

Hoy, se está iniciando una campaña más, en el triste ciclo de este agronegocio, en el que seremos nuevamente fumigados, en el que nuestros niños y niñas deberán pagar con su salud la necedad de los adultos que desde el poder político y económico especulan con nuestros cuerpos y nuestro ambiente… ¿Cuánta gente más tiene que morir en este genocidio silencioso?

 

-Denunciamos a las autoridades del Municipio de San Antonio de Areco, y especialmente a la Jueza de Faltas María Teresa Ivulich, que hacen caso omiso de las denuncias realizadas tras las sistemáticas violaciones de la ordenanza N° 3919/14, reglamentada por el decreto N°914 del Poder Ejecutivo Municipal (ver el texto en http://areco.gob.ar/boletines/ordenanza-que-regula-la-fumigacion-en-el-partido-de-san-antonio-de-areco-promulgada-por-de).

-Exigimos al Consejo Escolar de San Antonio de Areco que promueva el monitoreo medio ambiental realizado en la escuela 11, en todas las escuelas rurales del distrito, tal y como se comprometió.

-Exigimos al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación y a los Ministros Nacionales y Provinciales de Agricultura, Educación, Ambiente, Salud y a la Comisión Nacional de Investigación sobre Agroquímicos a que coordinen medidas precautorias y preventivas para minimizar los riesgos por el uso de agroquímicos, especialmente en cercanía de la población y las comunidades educativas rurales

-Hacemos un llamamiento a todos los y las docentes de escuelas fumigadas a denunciar el genocidio que se está realizando sobre nosotros y nuestros niños/as, construyendo redes de lucha y articulación. Invitamos, para ello, a seguir el Protocolo adjunto o en http://www.naturalezadederechos.org/protocbsas.htm.

 

Contactos de Prensa

Ana  02326 15 402742

Fernando 011 15 38640522

Leonardo 011 15 63032205

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s