DEJA VÚ: DE LA MUERTE DE ANÍBAL VERÓN A LA DE ÁNGEL VERÓN

Como si fuera una paradoja del destino el apellido Verón ha pasado de ser una referencia futbolística a tratarse de mártires de la represión del estado contra activistas sociales. Porque al ya reconocido caso de Anibal Verón, militante asesinado en el 2000 en una ruta en Salta por manifestarse contra el poder terrateniente del norte argentino, hoy debemos sumarle el nombre de Ángel Verón, otro hombre que resulta asesinado por las patotas uniformadas de los gobiernos cuasi monárquicos (a pesar de la abolición de ese sistema político en nuestras tierras en 1810) también del norte, en este caso el Chaco. Por Juan Alberto Perez

Los hechos que pasaremos a contar parecen dignos de un deja vú, un sueño; o mas bien una pesadilla con los ojos abiertos, pero con los oídos dormidos de una sociedad argentina que mira más las elecciones a presidente que el genocidio y la persecución de la que son víctimas sus compatriotas.

angel-veron.jpg_973718260Aníbal y Ángel encontraron la muerte por reclamar en una ruta los derechos más básicos que un ser humano puede exigir. Aníbal Verón por los sueldos que le adeudaban a él y sus compañeros la empresa Atahualpa vinculada a familiares del aquél entonces gobernador de Salta, Juan Carlos Romero. El caso de Ángel Verón se trató de la lucha por la tierra. Esa lucha que tanto nos cansamos de contar en las páginas de este sitio web. Hablamos de vivienda, de un lugar donde darle un techo a su familia, donde sentar bases, arraigarse e identificarse. Así es que Ángel, junto a un grupo de compañeros de lucha, se dirigieron a la ruta provincial 11 del Chaco para exigirle al gobierno de Capitanich que deje de lado un poco la campaña y cumpla con las promesas de solución habitacional y posibilidades laborales para unas cinco familias desalojadas desde hace meses y a la merced de la ocupación de un terreno cerca del kilómetro mil de la citada ruta. “Pedimos al Estado que nos proporcione la oportunidad de trabajar. Pedimos las herramientas necesarias para hacerlo, como chanchos, semillas y maquinarias” expresaba Ángel Verón en marzo de este año cuando Diarionorte.com lo entrevistaba por el comienzo de las manifestaciones.

Estos hombres son víctimas de una política que impone la represión y el sometimiento de los pueblos a la voluntad de los intereses privados.

IMAGEN DE TV
IMAGEN DE TV

Y es que tanto Aníbal como Ángel vivieron en carne propia el castigo que se le aplica a quienes tienen la voluntad de alzar la voz por los derechos de los explotados. Aníbal Verón cayó por las balas de la policía de Romero en Salta, su muerte no fue azarosa, él era el líder identificado y el disparo que hizo que se desplomara sobre el ardiente asfalto de la ruta norteña fue muestra de esa identificación que las fuerzas represivas tenían sobre su persona. Una bala en la cara y final de la historia. Porque claro, como muchos otros casos la impunidad mostró su rostro en esta historia.

El caso de Ángel Verón puede entenderse en este contexto como la otra cara de la moneda. En el desalojo que hizo la policía chaqueña el arma que intentó acallar la voz de Ángel fueron los golpes de puño y los bastones cobardes de las fuerzas de “seguridad” de Capitanich. Verón fue detenido y golpeado dentro de su propio terreno en las márgenes de la ruta provincial N° 11. Trasladado al Hospital Perrando en Resistencia y en casi veinte días de agonía Ángel Verón muere esposado a la camilla que lo alojaba desde la barbarie que contra él y su gente impuso el poder local. Hoy los abogados de su familia y sus compañeros de militancia hablan de que no hubo orden judicial por el desalojo y que los grilletes durante su internación fueron un ultraje, ya que no había motivos para pensar que un hombre en estado de coma y brutalmente golpeado pudiese escapara del nosocomio.

11218609_1495320584119369_1713508626056947838_nCapitanich no dio respuestas sobre el hecho; pero si se oyó una voz mas fuerte, la de el Jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernandez, hablando de que la muerte de Verón fue debido a una infección que sufría y que en realidad la golpiza fue en una cárcel. Toda una serie de frases que lo único que demuestran es la falta de información sobre el caso o la necesidad de desviar la atención por parte de un representante de un Estado Nacional que se jacta de no reprimir a nadie durante su mandato. Ah… antes que me olvidé, si de deja vú hablamos, Aníbal Fernandez es el mismo que fuese Secretario de Gobierno de Duhalde cuando el Estado decidió reprimir y asesinar a los piqueteros en Avellaneda en 2002, las víctimas de aquello fueron Kostecki y Santillán.

11218609_1495320584119369_1713508626056947838_nEn fin, silencio, oscuridad y muerte. De eso se tiñe el poder en el norte argentino. Con el respaldo de la justicia y los vínculos políticos con los empresarios, las multinacionales y el poder corporativos del dinero que busca paraísos rentables aunque el costo sea la vida de las personas.

Aquí dos mártires, que representan a muchos más. Ambos comparten el apellido Verón. Uno (Aníbal) fue la inspiración para la creación de una organización social (MTD) de la que el otro (Ángel) formó parte en la regional del norte. Los dos son víctimas de las fuerzas represivas del estado que buscan imponer su hegemonía a fuerza de violencia y sangre.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s