MAÑANA TE PUEDE TOCAR A VOS

Los trabajadores de la empresa recuperada INDUSTRIAS RB, de la localidad de Martinez, fueron desalojados y reprimidos violentamente por la policía bonaerense. Por orden del juez Orlando Abel Díaz, del Juzgado de Garantías Nº2 de San Isidro; alegando la usurpación de la empresa que desde 2007 está bajo el control de los trabajadores a instancia de una ley de expropiación a su favor que dictó la legislatura bonaerense. Por Juan Alberto Pérez.

Todo comenzó cuando Erick Hoiser, el dueño de la empresa VEC, compró parte de la hipoteca del predio donde funciona INDUSTRIAS R. Así es que exigió a la justicia que actúe en contra de los trabajadores que desde hace más de una década vienen administrando y autogestionando su fuente laboral. El 8 de junio, a instancia del juez Díaz, la policía desalojó a los obreros. Se dejó una guardia de veinte uniformados desde entonces custodiando la fábrica. El jueves 23 de junio los trabajadores decidieron volver a tomar el predio y retomar una vez más, como en el 2004, su lugar de trabajo. Así fue que en la tarde de este jueves se apostaron otra vez en el galpón de la calle Panamá al 1700. Pero al caer la noche, los policías aprovecharon la impunidad que da la oscuridad para ingresar a la fábrica y desalojar a fuerza de violencia, persecución y detención. “Nos corrieron varias cuadras, tirándonos balas de goma y gases, hasta que detuvieron a 13 compañeros, antes de trasladarlos a distintas comisarías sin darnos ningún tipo de información” afirma Ricardo Perea, el presidente de la cooperativa INDUSTRIAS RB en un comunicado publicado por en las redes sociales de la revista La Garganta Poderosa.

Más allá de sufrir una terrible persecución y ser detenidos (ambos símbolos de la nueva Argentina que nos toca vivir) lo que más hace mella en la voluntad de los obreros de INDUSTRIAS RB es el hecho de perder su fuente de trabajo, el medio por el cuál llevan un plato de comida a sus casas, por el que pueden darle una educación a sus hijos, la herramienta mediante la cuál pueden sentirse dignos y útiles en esta sociedad en la que parece que la gente vale por lo que genera y tiene.

Siento dolor y tristeza, sí, pero encima no sé a dónde voy a trabajar, porque no tengo nada. De repente, me quedé en la calle junto a todos los míos. Y mi trabajo, ese oficio que aprendí y alimente con tareas cotidianas desde el máximo compromiso, a nadie le importó” expresa Perea y continúa “No me duele la espalda por los palos de la Policía, sino todos estos golpes a nuestra condición de seres humanos, porque sí, dicen, dicen, dicen que son gobiernos democráticos, pero impunemente gobiernan para los ricos y arroyan a los laburantes”.

Si este tipo de accionar contra los derechos de los laburantes legitima a través de fallos judiciales, que dicho sea de paso desoye una ley de expropiación vigente, como el del juzgado de Garantías N° 2 de San Isidro, si se hace una costumbre que las fuerzas de “seguridad” repriman con total violencia al pueblo trabajador, estamos perdidos todos; porque hoy les toca a los obreros de INDUSTRIAS RB, pero mañana te puede tocar a vos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s