ANTE UNA PLAZA COLMADA PEDIMOS LA APARICIÓN DE SANTIAGO MALDONADO

Por Juan Alberto Perez

Pasaron treinta y un día. Quizás ese lapso de tiempo sea un abrir y cerrar de ojos en la cotidianidad de la vida. Pero esta más de tres decenas de amaneceres probablemente haya transcurrido como una eternidad en los familiares del (hasta ahora) desaparecido Santiago Maldonado. Un nudo en la garganta que con el correr de las horas, los días, las semanas y el mes aprieta más. No hay respuestas ni de la justicia ni de los funcionarios a cargo del estado. Eso los hace encubridores y a la vez responsables, ya que los testigos de aquella jornada de Agosto en la ruta 40 de Esquel dicen que se lo llevó la Gendarmería.

El caso caló hondo en la sociedad. En una gran parte. A veces nos dejamos influenciar de forma exagerada por el impacto de las redes sociales y las opiniones de algunos individuos aislados. Pero la demostración más clara de que hay una importante porción del pueblo argentino a la que no le dio lo mismo la desaparición forzada de Santiago Maldonado fue la convocatoria al acto que se realizó el viernes en Plaza de Mayo para exigir su aparición con vida, además de reclamar por la salida de Patricia Bullrich del cargo de Ministra de Seguridad. Doscientas cincuenta mil personas desde muy temprano colmaron las calles porteñas, esas que se van a gastar de tanta marcha si el gobierno de Mauricio Macri sigue por este camino. Las banderas de las agrupaciones sociales, políticas y sindicales estaban presentes pero con un agregado para el caso: la foto de Santiago y la leyenda “¿Dónde está?”.

Si algo hay que destacar de la sociedad en estos últimos años es la capacidad de reaccionar frente a hechos en los que se ven lesionados los derechos humanos. Ya sucedió con el intento de aplicar el dos por uno a los genocidas. Esta vez para demostrar el rechazo por el regreso de una figura de las más atemorizantes de nuestra historia, el “desaparecido”. Así es que además de las personas organizadas debajo de una bandera, se pudo ver innumerables cantidades de ciudadanos sin identificación partidaria, que sólo se acercaron porque rechazan el hecho de que en Argentina se vuelvan a vivir estas práctica. Y por supuesto, los focos están puestos en el accionar del gobierno. “Es muy triste lo que nos está pasando en el país con los gobernantes que nos están conduciendo. por lo menos podrían tener un poquito de voluntad para esclarecer el hecho” nos decía un hombre en las inmediaciones de la plaza; y coincidía con Graciela, una mujer de 62 años que tampoco quiso estar ausente “El gobierno tiene toda la responsabilidad porque a este muchacho lo agarró, lo detuvo, lo cazó la gendarmería, y están generando un montón de distractores para no hacerse cargo” decía.

FUE LA GENDARMERÍA, EL ESTADO ES RESPONSABLE

La responsabilidad del estado, de Patricia Bullrich como funcionaria a cargo de quienes ejecutaron el operativo es innegable. Así lo remarcan los referentes de derechos humanos y los dirigentes políticos que marcharon el día viernes. “El estado es responsable y tiene que responder ya. ¡Aparición con vida de Santiago ya! Es una desaparición forzada de persona, es un crimen de lesa humanidad” definió con énfasis la incansable Norita Cortiñas en una de las columnas. “Esto responde a la política del gobierno de querer tomar medidas con los luchadores en general cuando enfrentan sus políticas centrales, las de ajuste, la de defensa de Benetton, la de la entrega” afirmaba Vilma Ripoll que se sumó a lo explicitado por el dirigente de izquierda Cristian Castillo “Vamos a poder quebrar este espiral de encubrimiento que viene desde la cúspide del estado, para sostener lo que hizo una gendarmería que ya nos tiene acostumbrados a actuar de esta forma en la protesta social, pero en este caso con muchísima gravedad porque estamos frente a una desaparición forzada”.

Desde los medios de comunicación hegemónicos aportan su cuota para que el caso Maldonado sea enmarañado. Desde versiones que intentan deslegitimar la participación de Santiago en la manifestación mapuche del 1 de Agosto, hasta la “indignación” por el tratamiento del tema en las escuelas. Se baja un mensaje peligroso que pretende licuar la imagen de la Gendarmería y del gobierno en los hechos. “Los medios vienen bancando la politica del gobierno desde la A hasta la Z. Además es una politica que apoya los terratenientes, como Benetton, contra los reclamos de los pueblos originarios, por eso tiran todas pistas falsas, y a la vez estigmatizan a las comunidades originarias” afirma Cristian Castillo. Y es que hay un mensaje claro del gobierno de Macri, que apunta los cañones del aparato estatal para desviar la atención, como el hecho de cuestionar a docentes por explicarle a los chicos que es lo que está sucediendo. Eso se nota claramente: “Están impidiendo que los docentes se manifiesten, que en las escuelas no saquen el tema, y demás, quiere decir que tienen la cola sucia” enfatiza Gladys, quien le carga las tintas al discurso oficial.

EL LONKO, PRESO POLÍTICO

El caso Santiago Maldonado tiene un actor necesario para que los hechos haya ocurrido. Este actor, involuntario por cierto, es el Lonko de la comunidad mapuche, Facundo Jones Huala. Él se encuentra detenido en la Unidad 14 de Esquel por un pedido de extradición que realizó el gobierno chileno, en acto claro de persecución a las comunidades originarias que han sido despojadas de sus territorios ancestrales, ahora en manos de latifundistas, amigos del poder, como es Luciano Benetton. Santiago Maldonado es atrapado por Gendarmería en el marco de una protesta de la comunidad por la liberación del Lonko. Así es que en el acto del viernes también se hizo presente la comunidad mapuche, para exigir la aparición de Maldonado y para visibilizar su lucha.

Estuvo presente Fernando Jones Huala, hermano del Lonko Facundo Jones Huala. Fernando marchó junto a los organismos de derechos humanos y expresó su posición respecto del caso: “A 30 días de la desaparición de Santiago lamentablemente tenes que seguir denunciando esta negligencia por parte del estado y la justicia. Por no llevar adelante como debiera ser la investigación popr la desparición” afirmó Fernando Jones Huala. “A la desaparición forzada, que ya en sí es un hecho gravísimo, hay que sumarle el contexto en el cuál sucedió. Ahí es donde entra el pueblo mapuche y la persecución política e ideológica del estado argentino, en complicidad con el estado chileno, contra el Lonko Facundo Jones Huala” exclamó Fernando. A su vez instó a que se realice una investigación seria del caso: “Están intentando cubrirse entre ellos, pero debieran adaptarse al protocolo que dicta dicha caratula, y empezar a direccionar de una vez por todas la investigación como debiera haber sido desde el día 1 de agosto, cuando ese mismo día la gente de la comunidad denunció la desaparición forzada de Santiago, porque la gente vio cuando se lo llevó Gendarmería y desde el día 1 la denuncia fue realizada”.

¿HASTA CUANDO TENEMOS QUE PREGUNTARNOS DONDE ESTÁ SANTIAGO MALDONADO?”

En el acto central que se realizó en el escenario montado para la ocasión en las inmediaciones e la pirámide de la plaza, los oradores fueron los familiares de Santiago. El primer en discursar fue uno de sus hermanos, Germán. El contó quién es Santiago Maldonado, sus expectativas y su idea de vida. “El viajo para aprender, conocer lugares nuevos. Cosechó muchísimas amistades desde el norte del sur, Argentina, Uruguay y Chile. Marcó a muchas personas con sus ideas, como así también con sus tatuajes” detalló Germán. Luego leyó un texto en el que se puso en la piel de su hermano y expresó ideas fundamentales de su pensamiento: “Yo soy Santiago. No soy ni culpable, ni inocente. Soy sólo un cliente de esta sociedad. No sé distinguir entre el bien y el mal” inició el discurso, y continuó “Yo creo en la cosmovisión de los antiguos. En los ríos, en los mares, en los bosques, en los montes, lagunas, en las dunas, en la puna y en mis runas”. Para finalmente expresar “Amen, amen, amen, por sobre todas las cosas ámense. ¡Que nunca te roben tu espíritu libre! Sé libre aquí y ahora, mañana puede ser tarde. No esperes ir al cielo para disfrutar”.

Por otro lado, también habló Sergio Maldonado, quién es el vocero de la familia y quién encabeza la búsqueda y el pedido de verdad por la aparición de Santiago.En su intervención expresó que el estado niega la desaparición de Santiago, que la familia es maltratada por Patricia Bullrich cuando habla de que no hay seguridad de que Santiago haya estado en el lugar de los hechos, dijo que sufren el hostigamiento por la información falsa que se planta; y cerró con el pedido de una investigación seria, apuntó a la responsabilidad de los gendarmes, exigió la renuncia de Bullrich para que alguien idóneo se haga cargo de la investigación y así brindarles a los familiares, y a la sociedad en general, seguridad y no inseguridad. Para finalizar dejó planteado el interrogante “¿Hasta cuando tendremos que preguntar dónde está Santiago?”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s