LA DESPEDIDA A OSVALDO

La plaza Alberti, ubicada a pocos metros del Tugurio, la casa de Osvaldo Bayer, fue ayer el escenario para despedir al escritor, historiador y periodista del pueblo. cientos de personas llegaron de distintos lugares para despedirlo. Sus hijos estaban en el lugar, y también acompañaron la actividad Madres de Plaza de Mayo.

Por Federico Paterno

Cerca de las 18 hs el lugar de encuentro en Arcos y Roosvelt en el barrio de Belgrano contaba con una buena convocatoria. El paso entre los presentes de la plaza, dejaba entrever a jóvenes, niños, mayores y ancianos. Todos con un mismo legado, despedir a Osvaldo. La emoción de un joven hasta las lágrimas abrazando a su compañera generaba una emoción innegable.

La voz de Bruno Napoli desde el escenario, investigador y escritor, que acompañó muy cerca el trabajo del libro La Chispa, nombre del periódico que fundó Osvaldo en la Patagonia en el año 1958. Cada anécdota que Bruno relató en las diferentes internaciones de Bayer, era una manera más de entender lo que fue este periodista del pueblo.

Sonó el Quinteto Negro de la Boca, con temas que tenían al autoria de Bayer, los “Tangos Libertarios” como los llamaron, se escucharon en esa plaza dónde las banderas anarquistas flameaban también en el aire.

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa) estuvo en el lugar con la voz de su referente Tato Dondero desde el escenario, acompañando la jornada de memoria y ayudando en la organización de la actividad junto a familiares y amigos de Bayer. Estuvo también la voz de las Mujeres Indígenas por el Buen Vivir, con el apoyo de las 36 naciones indígenas que representan.

Entre las y los presentes en la plaza, estaban Carlos Polimeni, periodista de Radio Del Plata, Eduardo Jozami, Escritor, militante político, universitario, periodista, activista del movimiento de derechos humano, Carlos Schimd sindicalista de la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte (CATT) y ex CGT. Las banderas Whipalas flameaban en cada costado de la plaza, Nilo Cayuqueo, integrante del pueblo mapuche de la ciudad de Los Toldos, se encontraba también en el lugar.

Desde el escenario sonó un mensaje por los parlantes de Norita Cortiñas con un afectuoso saludo a Osvaldo. La voz de Taty Almeyda, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, presente en el lugar, dejó también unas palabras para el escritor “Osvaldo, a vos no te enterramos, te sembramos”.

Es innegable el dolor que se sentía en esa plaza, despedir a un imprescindible no es algo facial. Osvaldo Bayer quedara en esa lista de los que quisieron torcer la historia oficial. Hasta siempre, maestro.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: