Por Juan Meza

Foto Marcos Sierras

La economía no arranca. No solo está estancada, sino que está cayendo a niveles estrepitosos. Según el informe del INDEC, en junio, el Índice de Producción Industrial manufacturero (IPIm) cayó un 6,9% respecto del mismo mes del 2018. Mientras el presidente pone todo su esmero y esfuerzo en el cierre de campaña, señalando de manera eufórica que el arroyo Maldonado no se va a inundar más, la industria nacional está muerta.

6,9% cedió el IPIm en junio del 2019 respecto el mismo mes del año pasado. El sector que más retroceso tuvo fue el del rubro de automotores y otros equipos de transportes, que cayó 29,1% en la variación interanual. El otro sector que le sigue es el del rubro de muebles y otras industrias manufactureras, arrojando un 15,3% interanual. El último sector que completa el lamentable podio es el del rubro textiles, prendas de vestir, cuero y calzado cayendo 13,4% respecto del mismo periodo del año anterior. Una lectura rápida que nos dejan estos números es que la población compra menos autos, compra menos muebles y se viste con lo que tiene en el ropero sin poder acceder a consumir en el mercado debido al retroceso en los salarios. Salarios que según el INDEC tuvieron una suba, en mayo, 2,8% respecto de abril. Lo negativo de esta suba es que es insuficiente al nivel de inflación en junio es de 2,7% acumulando 55,8% en los últimos 12 meses (de junio de 2018 a junio de 2019).

Los otros rubros que siguen con el retroceso son productos de metal, maquinaria y equipo (-10,5%); otros equipos aparatos e instrumentos (-8,8%); refinación de petróleo, químicos, productos de caucho y plástico (-7,5%); minerales no metálicos y metálicas básicas (-6,1%); madera, papel, edición e impresión (-3,2%) y por ultimo el rubro de alimentos, bebidas y tabaco con una merma interanual del 1,3%, lo que indica que la gente compra menos alimentos respecto de junio de 2018.

Las PASO se acercan y parece que lo único que importa es quien sale vencedor este domingo, mientras el pueblo pierde su nivel adquisitivo y comer, en ocasiones, se vuelve lujo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: