“CUANDO UNO DEMUESTRA QUE HAY DELITO, TODOS LOS FUNCIONARIOS TIENEN QUE RESPONDER CON SU PATRIMONIO”

Por Juan Perez y Federico Paterno

Claudio Lozano es un verdadero militante por los derechos humanos. Posee un gran recorrido en espacios sindicales y políticos. Su militancia inicia en el organismo de DDHH que coordina Adolfo Pérez Esquivel (SERPAJ); continúa en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA autónoma). Junto a Pino Solanas y el Partido Socialista Auténtico fue parte fundacional del movimiento Proyecto Sur y en 2011 crea, junto a Víctor de Gennaro, Unidad Popular, su actual espacio político desde dónde se sumó al Frente de Todos. Hoy Lozano tiene un desafío por delante en este cargo de Director del Banco Nación, su pasado como economista de la CTA y su constante lucha para que la deuda externa sea investigada, tiene hoy un reconocimiento con este cargo que le fue otorgado.

Como economista a lo largo de los años fue consecuente en el reclamo de investigar y auditar el proceso de endeudamiento del país. Hoy, dentro del Frente de Todos, continúa dando el debate para que se concrete la investigación de una verdadera deuda que tiene la Argentina en democracia. Algo que durante los 4 años del macrismo se acrecentó dada la política de endeudamiento aplicada que termina ahogando la economía del país y amenaza con golpear nuevamente al pueblo.

LA ILEGALIDAD DE LA DEUDA

Una de las principales polémicas que se plantean en relación al proceso de endeudamiento del país durante el gobierno de Mauricio Macri es a la legitimidad de dicha deuda. Al respecto, el economista de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) explicó: “Está claro que los procedimientos administrativos que deberían haberse cumplido para hacer el acuerdo con el Fondo no se cumplieron. Macri no tenía facultades para hacer el acuerdo sin pasar por el Congreso, porque el artículo 60 de la ley de administración financiera que es el que lo habilitaría a hacerlo en realidad no estaba vigente. Hay incumplimiento de normas administrativas, hay incumplimiento de norma constitucional y el fondo monetario, para colmo,  violó su propio estatuto, porque este le prohíbe prestarle a países en situaciones de fuga de capitales, que fue básicamente la característica de Argentina de Macri”.

Por eso remarca la necesidad de auditar la deuda para poder reconocer que es lo que se puede afrontar y que no se debe. “hay que hacer el censo de acreedores, una cosa es un acreedor original que prestó, otra cosa es aquel que compró algo y que nunca te presto nada. Y que lo compró a dos mangos con 50”. Por tal motivo remarca “La investigación lo que permitiría establecer es la diferencia de la deuda que hay que pagar y aquella que no. Por eso se sostiene la consigna que es “las deudas se pagan, las estafas no”.

LA INVESTIGACION DE UNA DEUDA IMPAGABLE

El anuncio del presidente, Alberto Fernández, sobre la investigación de la deuda que hará el Banco Central, junto a las declaraciones que hizo la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, habilitaron un debate sobre cómo debe darse el proceso de auditoría. Al respecto, Lozano expresó su acuerdo con la actual vicepresidente en la necesidad de crear una comisión interdisciplinaria que pueda llevar adelante dicha cuestión. Que sea interdisciplinaria evitaría caer en una disputa política que embarre el avance. Sin embargo, el actual gobierno decidió otro camino. “Eso creo que es mejor que nada, no me parece que sea la mejor opción. Pero me parece que es un avance, legaliza la discusión” manifestó Lozano sobre la decisión de Alberto Fernández.

“El planteo es que esta deuda hay que investigarla por qué es obvio que si tuviste un endeudamiento de 100 y se fueron 88, y tenes flojo de papeles el acuerdo con el fondo, acá pasó algo. Hubo un problema. Entonces vos tenes que evaluar lo que ocurrió, y al evaluarlo definirás que corresponde pagar y que no” Aquí difiere con el planteo de la izquierda sobre el “No pago de la deuda”. “El problema es plantear el debate en términos de pago y no pago. No es ni pagar sin beneficio de inventario, ni no pagar” afirma el actual director del Banco Nación.

LA OPCIÓN DEL DEFAULT

Además de la investigación Lozano propone la suspensión de pago como método para mejorar las condiciones de negociación. “La función que tiene la investigación es de dar un elemento que tenga efectos sobre la negociación. Por eso es que lo lógico sería investigar y suspender pagos. Y en función de los resultados de la investigación definir qué estrategias de negociación se tiene” expresó Lozano.

Sin embargo el camino elegido por el gobierno es otro. “Eligió pagar mientras negocia”. A pesar de esto, ya Mauricio Macri había decretado el default al reperfilar la deuda el año pasado. Pero Alberto Fernández eligió tomar una postura de que el país puede asumir sus compromisos de deuda. “Cuando el gobierno asume y dice “voy a pagar” los bonos subieron y aplaudieron. Ahora cuando en realidad les decís que vas a pagar, porque en la práctica si pagas es porque podes, y después Kicillof dice “necesito posponer”, los bonistas le dicen “no, pagame, si vos podes”, y a Guzmán le dijeron lo mismo, “Pagame, si vos podes”; partir de ahí me parece que el gobierno vio que las cosas eran más complejas” afirma Lozano.

Lozano explica que se está posponiendo la reactivación económica en función de lo que ocurra con la negociación con el FMI. Advierte que hasta el día de hoy la reactivación económica no llegó y que debería seguirse el camino del default sin temores. “Yo creo que el temor al default es el temor de los acreedores, no el nuestro. Argentina ya ha demostrado que puede defaultear y salir” dice Lozano. Las variantes que se pueden dar a partir de la negociación de la deuda puede tener, según expresa el economista, dos caminos “O se subordina a lo que los acreedores le plantean, en cuyo caso pone en riesgo la reactivación de la economía y la posibilidad de que el propio gobierno estabilice social y políticamente a la Argentina, o va al default. El default es el camino lógico que debería seguir si no tienen la posibilidad de un acuerdo razonable” sentencia Lozano.

Por lo tanto el funcionario del Banco Nación propone un camino posible para salir del pozo económico dónde nos dejó el macrismo: “Si vos no levantas el piso de ingresos que la comunidad maneja no hay reactivación. O en todo caso, la única reactivación vendría de aquellos sectores que detentan capacidad económica y hoy no puede salir al exterior fugando, o que no pueden hacer turismo afuera, o les sale mucho más caro, o lo que fuere. Lo que necesita la argentina es una reactivación sostenida en la mejora del consumo popular, el consumo popular en salud, educación, vivienda, en condiciones de ingresos más razonables para la gente, digo esa es la reactivación necesitaríamos”.

Sin embargo, este default y este proceso de reactivación económica no puede estar escindido de la investigación de la deuda para evitar caer en los fracasos del pasado. “No puede seguir ocurriendo en el país que un presidente del Banco Central pueda emitir una deuda involucrando a toda la sociedad. Y hacerlo de manera tal de que esa emisión de deuda beneficie al fondo de inversión del cual es parte y socio patrimonial. Cuando uno demuestra que hay delito todos los funcionarios tienen que responder con su patrimonio frente al daño producido” afirma Lozano.

Otro error que no se puede caer es el de litigar en tribunales extranjeros que permitan conseguir ventajas a los fondos buitres, algo que complicó al último gobierno de Cristina Fernández. “Lo que no se hizo en el canje, que hizo Néstor Kirchner, es que no se cuestionó la legitimidad de las acreencias. Eso no se tocó. Y después, Argentina siguió emitiendo bonos reconociendo que se la podía juzgar en el exterior. Así sigue reconociendo la prórroga de jurisdicción,  resignando su soberanía jurídica y no cuestiona las acreencias” aclara Lozano a la vez que propone “Hay que hacer el censo de acreedores. Una cosa es un acreedor original que prestó, otra cosa es aquel que compró algo y que nunca te presto nada. Y que lo compró a dos mangos con cincuenta. El trato es absolutamente diferente. El problema del primer canje, del segundo también, pero sobre todo el primero, es que es muy contradictorio, por un lado revela un intento de negociar en mejores condiciones que otras veces, pero por otro lado tiene una serie de contradicciones, porque si vos no vas a cuestionar la legitimidad de los acreedores y vas a seguir reconociendo que te pueden juzgar afuera, lo que no podes hacer es cerrar el canje. Y Kirchner hizo el canje y lo cerró. Él y Lavagna”
Hay que tener en cuenta el camino que hizo Lozano en su militancia política lo encuentra en 1978 dentro del Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ), lugar de militancia por los derechos humanos que tiene como mayor referente a Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la paz. Su camino en la política siempre sostuvo una coherencia en sus pensamientos y acciones. Cuando en la charla con Lozano se habla de deuda odiosa al referirse a la deuda externa en relación de la legalidad o no al ser contraída por un gobierno democrático y no uno dictatorial, Lozano advierte: “Deuda odiosa es aquella que se toma a espaldas del pueblo. Está claro que en el contexto dictatorial efectivamente esa deuda puede ser categorizada como deuda odiosa. Uno podría discutir que la deuda en la Argentina que tenemos hoy es el resultado de la renovación permanente de la deuda original. Lo que sí está claro es que aunque no sea deuda odiosa hay otros ilícitos. Que son también considerables. Hay todo conjunto de irregularidades que conforma el delito. Entonces lo que cambia es que lo que vos vas a encontrar como ilegalidades o irregularidades, van a tener una tipificación distinta de la que tendría en etapas dictatoriales. Eso sin perjuicio de que hay parte de la deuda que sigue siendo de la dictadura. La mitad de la deuda con el Club de París es tomada en la etapa de la dictadura. Y sin embargo, ni siquiera a esa deuda se le planteó la necesidad de que nos hagan una quita correspondiente, porque se trata de una deuda tomada en la etapa dictatorial 76-83”.WhatsApp Image 2020-03-18 at 17.56.25 (1)

¿LA DEUDA ES UN TEMA POLÍTICO O FINANCIERO?

La deuda externa y el debate si es un problema de carácter solo financiero o político ocupo también parte de nuestra entrevista con el ex integrante de Proyecto Sur. “Claramente las deuda es un fenómeno de carácter político y económico, porque es el marco en el cual se produce la reestructuración del capitalismo en la Argentina del ’76 para acá, y es el punto de articulación con las condiciones de la economía mundial. Tiene que ver con todo el endeudamiento”. En cuanto a la situación financiera del país en torno a la deuda Lozano aclaró “El proceso Argentino es un proceso de crecimiento de los pagos, crecimiento de la fuga y aumento del endeudamiento. Y eso tiene que ver estrictamente con el fenómeno que la deuda es impagable y por lo tanto no tiene solución financiera. Y por eso obliga a un tratamiento integral de carácter político, jurídico y también económico-financiero”. Respecto al camino que tomó el gobierno para renegociar la deuda de la mano del Ministro de Economía Martin Guzman, cuando habla de la sostenibilidad de la deuda, el actual Director del Banco Nación, indicó que de esta manera lo que se plantea es el armado de un esquema de manera tal que Argentina vuelva al mercado financiero para tomar deuda y pagar con esa deuda que se toma el capital que se tiene adeudado. Esto según Lozano lleva a que “no supone resolver la deuda, sino decir que Argentina va a poder pagar intereses, pero el capital lo vas a tener que seguir refinanciando, con lo cual vos te comprometes a seguir pagando siempre intereses, por lo tanto restringiendo tu presupuesto”.
El ministro de Economía, Martin Guzmán manifestó públicamente lo impagable que es la deuda, pero nunca hizo alguna mención acerca de la necesaria investigación. En línea con el tema de la negociación Lozano dijo “está nombrado como asesor en la Unidad de Sostenibilidad de la Deuda, en el Ministerio, a Daniel Marx. Que es la persona que ha venido negociando la deuda argentina desde 1984 para acá y digamos que no han sido las mejores negociaciones”. Otra cuestión gira en torno al frente político que hoy gobierna al país, y la plasticidad y el debate de las fuerzas que lo integran respecto del endeudamiento. “El debate interno es creciente. Antes era menor, pero ha ido creciendo. Por dos razones, primero porque el proceso de negociación se extiende en el tiempo, y por qué aparecen referentes con peso decisivo en el Frente que legalizan la discusión. Porque lo que planteó Cristina y lo que dijo Alberto Fernández cada vez legaliza más el debate” cerró Lozano.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s