SIN TECHO NO HAY AISLAMIENTO

Por Juan Meza

Las medidas preventivas impuestas por el gobierno nacional decretando (de manera acertada) la cuarentena obligatoria, para evitar la propagación masiva del COVID-19 (Coronavirus) y evitar colapsar el sistema de salud nacional, nos obliga a todes a quedarnos en nuestra casas, con las excepciones de personal de sanidad, servicios públicos y empleados de comercios indispensables para que la población no se quede sin insumos ni alimentos. Pero la medida, hasta el momento, no contempla a las personas en situación de calle, quienes son los que están más expuestos ante los males del coronavirus y el abuso de la violencia de la policía.

El tema central, a lo largo y ancho del planeta, en las últimas semanas es el virus COVID-19, conocido como coronavirus. En los principales portales del mundo, como en la fila para entrar al almacén de barrio, guardando la distancia prudencial necesaria, no se habla otra cosa de los estragos que está haciendo el virus. Las medidas de prevención, los cuidados, los miedos, los países donde más creció la tasa de mortalidad, y otros temas relaciones es de lo único que se habla y lee. En nuestro país el mayor porcentaje de personas infectadas por el virus se encuentran en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y primer y segundo cordón del Gran Buenos Aires.

Pero como suele suceder con los invisibles, esos de los que ni en Estado se hace cargo, no entran en tema de discusión para el grueso de la población, incluso tampoco en los medios masivos de comunicación. Los invisibles, son las personas que se encuentran en situación de calle. Solo en Capital Federal hay más de siete mil (7.000) personas que no tienen hogar y viven en la calle, según el segundo censo popular que se realizó en abril de 2019. De esas más de siete mil personas, el 38,1% tienen problemas de salud, de los cuales más del 50% de ese espectro de personas sus problemas son relacionados a las vías respiratorias, donde ataca con eficacia el coronavirus y el 10% son personas de mayores de 60 años, los más vulnerables en esta pandemia.

La resolución 127 de la Subsecretaría de Asistencia y Cuidado Intensivo que depende del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la ciudad, tiene la intensión de controlar la circulación de las personas en situación de calle y para llevarse a cabo deben completar un formulario en forma de declaración jurada, donde se les consulta por domicilio, y si tuvieron algún viaje al exterior, pareciendo ser una tomada de pelo a aquellos que no tienen vivienda y buscan que comer de la manera que sea, sorteando indiferencias y verdugueadas por parte de la policía de la ciudad. Por esta situación el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), ACIJ (Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia), CEM (Centro de Estudios Metropolitanos), Hábitat para la Humanidad – Argentina, La Boca Resiste y Propone y Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad de Buenos Aires emitieron un comunicado cuestionando que estas medidas están destinadas al control de las personas pero no garantiza los cuidados preventivos de higienes para evitar al virus.

Solo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hay paradores (10 pertenecen al gobierno de la ciudad) que pueden albergar casi a dos mil (2.000) personas. Siendo el número arrojado por el censo del año pasado, que son más de siete mil las personas que viven en la calle, la ecuación nos arroja que más del 50% no podrá pasar ni está pudiendo pasar la cuarentena bajo un techo, lejos de la exposición diaria. Y en los paradores no están garantizadas las condiciones de salubridad e higienes necesarias, como así tampoco la de las distancia recomendadas por los especialistas, para evitar el contagio del virus.

Por todo esto el pasado 19 de marzo el juzgado N° 13 en lo Contencioso Administrativo y Tributario intimó al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta, a que informe sobre los pasos a seguir sobre los casos de personas que se encuentran en situación de calle como así también den cuentas de las partidas presupuestarias asignadas para llevar a cabo esta pandemia.

La situación global es atípica. Los gobiernos en su mayoría toman medidas en pos de apaliar un poco la crisis sanitaria y económica en la que este virus nos está sumergiendo. Pero así y todo, los invisibles siempre son los que quedan fuera del sistema

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s