LAS MADRES Y 43 AÑOS DE LA PRIMERA RONDA

Scroll down to content

Por Federico Paterno

Foto Osiris Martí

Las Madres de la Plaza cumplen hoy 43 años de la primer ronda frente a la pirámide de Mayo. Catorce mujeres decididas a pelear por sus hijos e hijas detenidos-desaparecidos que se lanzaron el 30 de abril de 1977 a comenzar un camino de historia, resistencia y lucha, que hoy es reconocida en el mundo entero. “Circulen, circulen!”, esa era la orden policial en aquella ronda. Cada jueves los pañuelos blancos siguen girando en la plaza de las madres, esa que ellas transformaron en ejemplo de dignidad, contra el olvido y el perdón a una dictadura asesina y genocida.
“Después de la primera ronda no volvimos a ser las mismas”, le dijo Norita Cortiñas hoy a Página 12, recuerda con esta frase haber podido vencer al miedo, al terrorismo de estado y poder exigir aparición con vida de sus hijos e hijas. Ella forma parte de Madres Línea Fundadora, una mujer que es hoy el mayor exponente de resistencia ante el olvido y a favor de la memoria.

Las Madres sufrieron la desaparición de Azucena Villaflor, Esther Careaga y May Ponce. Las tres fueron víctimas de los vuelos de la muerte, sus restos fueron hallados en 2005 por el Equipo Argentino de Antropología Forense. Las tres fueron secuestradas el 8 de diciembre de 1977, por un grupo de tareas de la ESMA. Alfredo Astiz fue el Teniente de Fragata, infiltrado dentro de las madres, para ganar la confianza de ellas y posteriormente llevar a cabo su plan siniestro de secuestro y asesinato de las tres madres de Plaza de Mayo.

Hoy, a 43 años de la primera ronda de estas luchadoras de la vida y los derechos humanos, no se puede dejar de destacar su perseverancia en cada juicio, en cada ronda y el reclamo infinito de aparición con vida, la denuncia de la fuerte violación a los derechos humanos. Las llamaron “las locas” de Plaza de Mayo, hoy tiene el respeto del mundo ante la fuerza y el coraje de haber salido en plena dictadura militar a reclamar por sus hijos e hijas.

“En Argentina las locas de Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria”, dijo el escritor uruguayo Eduardo Galeano sobre las madres. Hoy, siguen siendo un ejemplo para ejercitar la memoria, y tener siempre presente que no está permitido olvidar, tampoco perdonar. Porque fueron 30 mil y porque su lucha no debe ser en vano.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: