CARIBEÑO RÍO SALADO

Por Federico Firpo

 

Dejando el dulzor apartado

se aleja y solo el viejo río

aclaman tiempos de cambio

los vientos al sur del vino.

 

El fuego da la caricia

de soles en crecimiento

lenguas de su mirada

afilan por el camino.

 

Se vino el mar al norte

y la sal nos hizo caribe,

las olas salpican limpio

transparentes y sin prejuicios.

 

Las ruinas se habrán volado

cuando vuelvan los del olvido

pueblo pequeño mío

aquí me quedo,a ti fundido.

 

Vivir el ayer parece hoy largo

se hizo fino y aburrido,

será que le hicimos ley

costumbre del fin delirio.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s