LA POLÍTICA DE LA DESMEMORIA

Por Juan Alberto Pérez

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) ha decidido suspender sus actividades en la Argentina debido a la falta de transferencia de los fondos que el Estado debió abonar por sus tareas en 2018. Por este motivo, quedarán suspendidas las acciones que tienen como objetivo descubrir casos de desaparición de personas y reconocimientos de cuerpos. Luis Fondebrider, director del EAAF dijo que el equipo esContamos con personal especializado, gastos operativos e insumos que deben ser cubiertos y no estamos en condiciones de hacerlo sin esos fondos. Es una situación muy delicada porque afecta expectativas de familiares y trabajos ya iniciados”. Sigue leyendo «LA POLÍTICA DE LA DESMEMORIA»

A SANTIAGO NO LOS VAMOS A OLVIDAR

Hoy es un día donde triunfa la impunidad, el juez federal de Esquel Gustavo Lleral, dictaminó cerrar la causa de Santiago Maldonado. Según la justicia no hubo desaparición forzada. El juez decidió dar por cerrado el pedido de hábeas corpus, y dejo al Alférez de gendarmería Echazu sobreseído. Esta noticia llega a ciertos medios sin que la familia Maldonado esté enterada. Los medios amigos del periodismo gendarme (Infobae y clarín), desde agosto del 2017, son quienes dieron la primicia e impulsaron a cada momento que este final ocurra. No obstante la familia denunció en horas de la tarde en un comunicado que el Juez Lleral recibió extorsión para llegar a esta decisión.

Por Federico Paterno

Foto Facundo Cardella   

(más…)

LUCIANO Y SANTIAGO: HISTORIAS CRUZADAS DEL 17 DE OCTUBRE

Por Juan Alberto Pérez

Luciano y Santiago comparten el trágico destino. Los dos desaparecieron con la participación del aparato represivo del Estado en el medio. La Policía Bonaerense en el caso de Luciano, la Gendarmería Nacional con Santiago. Ambos comparten el castigo gubernmental, uno por el negacionismo, caso de Luciano y el silencio del Gobernador Daniel Scioli; el otro, por la persecución que realizó la justicia y el Ministerio de Seguridad (Patricia Bullrich y Pablo Nocetti) contra la víctima y su familia. Los dos tienen la triste coinicidencia de que su cuerpo aparezca sin vida un 17 de octubre. Uno de 2014, Luciano, el otro en 2017, Santiago.

Luciano Arruga, tenía 16 años cuando se lo vió por última vez con vida aquel 1 de febrebro de 2009. Aquel día, la policía Bonaerense del destacamento de la comisaría 8va de Lomas del Mirador lo detuvo ilegamente, lo mantuvo secuestrado y lo torturo. Eso fue lo que dictaminó la justicia que en 2015 condenó a 10 años de prisión al oficial Diego Torales por ser el torturador de Luciano. Asimismo, por su desaparición forzada, se investigó a los subtenientes Daniel Vázquez y Oscar Fecter, los subcomisarios Néstor Díaz de Esteban Echeverría y Ariel Herrera y los oficiales Martín Monte, Damián Sotelo, José Márquez y Hernán Zeliz.

En el caso de Santiago Maldonado, se supo que participó del corte de la ruta 40 aquella mañana del 1 de agosto de 2017, junto a integrantes de la comunidad de Pu Lof en Resistencia Cushamen, cuando la Gendarmería, por orden del juez federal de Esquel, Guido Otranto, y con la participación en el operativo del jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, Pablo Nocetti, los reprimió ferozmente, los persiguió ilegalmente por el territorio de la comunidad a fuego limpio, los siguió hasta la orilla del Río Chubut y esa fue la última vez que se lo vió con vida.

A Luciano lo secuestraron y torturaron por negarse a robar para la policía. Esa fuerza a la que apelan los que se espantan cuando crece la sensación de inseguridad y se exige la mano dura. La misma maldita policía que se llevó puesta la vida de decenas de pibes del conurbano. La misma corrupta maldita policía lo desapareció por 5 años y 8 meses, hasta que apareció como NN enterrado en el cementerio de la Chacarita, víctima de un supuesto accidente de tránsito.

En el caso de Santiago la Gendarmería está involucrada indefectiblemente. El acompañar un reclamo histórico contra el saqueo y la vulneración de los pueblos originarios fue perseguido y reprimido. Por ese mismo hecho fue mediáticamente castigado él, su familia y la comunidad mapuche a la que tildaron de terroristas. Por su compromiso fue ninguneado por el Presidente de la Nación que nunca hechó a Patricia Bullrich por la actuación de su fuerza, por la misma Ministra que dijo que no tiraría por la ventana un gendarme; por la “fiscal de la nación” Elisa Carrió que dijo que estaba en Chile y hasta lo comparó con Walt Disney. También por Clarín, Infobae, La Nación, TN, América y todo periodista colaboracionista del macrismo, que inventaron que estaba en Entre Ríos, que lo apuñaló un puestero, y que incesantemente durante los 78 días de su desaparición plantaron todo tipo de pistas falsas. Santiago apareció supuestamente “ahogado” el 17 de octubre de 2017. Con eso quisieron plantear que por no saber nadar perdió su vida y así cerrar la causa. Pero todavía hay muchas respuestas para dar. Porque Santiago no estaba de paseo en el río, llegó allí por la persecución cruente de Gendarmería. Incluso quedan dudas si el cuerpo no fue plantado en el lugar que apareció. Sin embargo, la causa está parada y con un manto de oscuridad.

Luciano y Santiago ya son una bandera. Símbolos de lo que puede hacer el Estado con lo más recalcitrante de su aparato represivo. Aunque quisieramos que no lo fueran, que continuarán sus vidas, que cumplieran con sus sueños y que hoy no tengamos que hablar de ellos como otras víctimas más de la máquina de muerte estatal.

LA JUSTICIA PARA DISCIPLINAR AL QUE PIENSA DISTINTO

Por Juan Alberto Pérez

La Cámara III de Casación Penal revocó el sobreseímiento que detentaban tres periodistas que habian sido detenidos en el marco de la represión policíal el 1 de Septiembre de 2017, en la marcha por la aparición con vida de Santiago Maldonado. Aquella jornada la policía desplegó un feroz operativo represivo que dió muestras de lo que vendría en materia de protesta social, con infiltrados y efectivos de civil. Treinta y una personas fueron detenidas aquella noche, entre quienes había trabajadores y trabajadoras de prensa. Posteriormente el juez Federal Martinez Di Giorgi los procesó, pero en diciembre la Cámara de Apelaciones lo revocó por falta de méritos. Sin embargo, el día de hoy en Casación se decidió, por mayoría, revocar esa apelación y reestablecer la imputación a los tres trabajadores de prensa que habían sido sobreseídos. Sigue leyendo «LA JUSTICIA PARA DISCIPLINAR AL QUE PIENSA DISTINTO»

“ME SENTÍA ATERRADA, TODAVÍA TENGO SENSACIÓN DE AHOGO Y DE NO ESTAR SEGURA”

Naico Brunet fue detenida en la Comisaria comuna 15, después de un largo paseo por otras comisarías en las cuales “no había cupos”. Tiene 28 años, tuvo que dejar de estudiar (literatura) para dedicarse al cuidado de sus tres hijxs. Y fue a la marcha a un año de la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado, porque además de tener una memoria activa, sabe muy bien cuáles son sus convicciones, y lo importante que es no olvidar a los compañeros, lo importante de reclamar justicia. Y como ella dijo, “aunque sólo hablemos de mi detención la consigna no se pierde” Justicia por Santiago.

 

Por Gonzalo Clandestino para ANCAP (más…)

“SANTIAGO ES SOLIDARIDAD”

Por Juan Alberto Pérez

Imágenes por Juan Meza y Juan Pérez

Se cumplió el 1 aniversario de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. En un multitudinario acto en plaza de mayo su hermano, Sergio, dio una discurso colmado de emoción en que narró las vicisitudes que enfrentaron este año de búsqueda de justicia. “Sos al único al que le voy a jugar lealtad y compromiso” lanzó Maldonado entre aplausos y vítoreos de una plaza repleta.

<!–more–>

El frío es una marca ineludible en este hecho. El frío de aquella mañana del 1 de agosto de 2017 en la ruta 40 a la altura de Esquel, donde se manifestaban por la libertad del lonko Facundo Jones Huala, la helada temperatura del rio Chubut donde fue hallado el cuerpo ya sin vida de Santiago Maldonado 78 días después de su desaparición; el frío accionar de la Gendarmería a instancias de las órdenes del funcionario de la cartera de seguridad nacional, Pablo Nocetti; la fría actitud del gobierno nacional, en carne de la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, y el presidente de la nación, Mauricio Macri. El frío de la justicia que intenta congelar la causa porque es el estado responsable. El frío oficial con el que transcurrieron estos primeros 365 días con Santiago también se hizo presente en la tarde de este miércoles 1 de agosto de 2018. Pero hubo calor para contrarrestarlo. Fuego, encendido desde el primer momento que se advirtió que Santiago estaba desaparecido. Lo aportó la familia de Santiago, con su hermano Sergio como rostro visible, referentes de tantas luchas similares a esta, como las abuelas y madres de plaza de mayo, familiares víctimas del gatillo fácil y de la violencia institucional en todo sentido. El calor de un pueblo que dice ya no mas, basta de tanta infamia y de esta forma de proceder siniestra y oscura.

Así fue que se movilizó hacia la plaza de Mayo, escenario principal de las luchas sociales del pueblo argentino. El acto fue breve pero no por eso menos emotivo. Desde las 17 hs iniciaron las actividades con bandas musicales, como Las Manos de Filippi y Los Espíritus, que hacieron la previa mientras el público calentaba motores, algunos mate en mano y con algún que otro pan relleno, las novedosas hamburguesas veganas o quizás unas simples pero no por eso poco apetitosas tortillas de las que se encuentran en cualquier estación de trenes del conurbano y la capital.

Conforme pasaban los minutos la plaza se iba llenando mientras en el escenario aparecía el tete de La Renga para acompañar a los muchachos de Las Manos. Luego del show musical hubo tiempo para la poesía en memoria de Santiago para dar paso ya a la noche de Buenos Aires y un video que rememoraba todo lo que sucedió en el último año.

Mientras terminaba el video se fueron acomodando en el mismo escenario las sillas plásticas que servirían de tribuna para que tomen su lugar quienes acompañaron a la familia. Allí pudimos observar desde Estela de Carlotto, Taty Almeida, la incansable Nora Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel, Alberto Santillán, Rubén López, hijo del desaparecido Julio López, familiares y amigos de Luciano Arruga y un gran número de referentes políticos y sociales de distintos sectores.

Ya había oscurecido en Buenos Aires cuando subió al escenario Sergio Maldonado. Visiblemente emocionado y acompañado de su esposa Andrea, saludo uno por uno a los que acompañaban, se fundió en un fuerte abrazo con las madres y las abuelas. Luego se acerco al micrófono que utilizaron Liliana Daunes y Federica Pais, quienes auspiciaron de presentadoras. Con la hoja del discurso en mano tuvo un suspiro de emoción antes de iniciar mientras el aliento ascendía desde la multitud.
Con la voz resquebrajada disparó un discurso en el que detalló lo que pasó ese 1 de agosto y lo que sufrió la familia en cuánto a la manipulación de la causa que hizo el gobierno. “Allí hubo una cacería humana con balas de goma y plomo, ese día Santiago desapareció y comenzó nuestra lucha, salimos a la calle a buscarlo, a denunciar, a gritar hasta encontrarlo, 78 días interminables esperando para poder volverlo a abrazar. Pero no pudimos” manifestó Sergio Maldonado. “Desde el Gobierno y algunos medios instalaron que 55 peritos dijeron que Santiago se ahogó sólo y que no hay nada que reclamar. Les decimos que fue otra de las mentiras a las que estamos acostumbrados, porque los resultados de la autopsia no dicen dónde murió Santiago, qué día, en qué circunstancias y cuántos días estuvo en ese río”. Además enfatizó sobre la operación que se entabló desde las esferas del gobierno y medios adictos “En medio de nuestro dolor debimos escuchar expresiones como que había un 20 por ciento de probabilidades de que se encuentre en Chile o que era como Walt Disney. Incluso compararon a Santiago con un dirigente sindical cuando su única acción fue acompañar el reclamo de comunidades originarias históricamente invisibilizadas”.

Mientras iba relatando palabra por palabra, entre emoción, nervios y un notable nudo en la garganta, desde el público se escuchaban los cánticos contra Mauricio Macri, Patricia Bullrich y el ya clásico “a donde vayan los iremos a buscar”. Sergio agradeció el apoyo popular a la causa de Santiago, remarcó su gratitud a la movilización popular a pesar que desde los sectores de poder buscaron demonizarlos.

Sobre la causa manifestó que para ellos todavía la investigación no empezó. Denunció el accionar del juez Guido Otranto que se encargó de investigar más a la familia, incluso pinchando teléfonos, que a los oficiales de Gendarmería que actuaron ese día. “El juez Guido Otranto permitió que tanto nuestra familia como los testigos fuéramos espiados, en lugar de investigar en forma imparcial. Mientras intentamos seguir adelante con nuestras vidas, el Estado nos obliga peregrinar del sur al centro del país con nuestro dolor a cuestas” expresó Sergio Maldonado y agregó “Sólo un equipo de expertos independiente garantizará una investigación sin influencia del Ministerio de Seguridad, que pretende que sean las mismas fuerzas sospechadas las que produzcan las pruebas para determinar qué hicieron con Santiago”.

Para finalizar le habló a Santiago como si lo estuviese mirando a los ojos, aunque en realidad lo estaba haciendo en los miles de afiches que mostraba esa mirada que desde hace un año nos viene interpelado desde banderas, remeras y fotografías. “Santiago, sos al único al que le voy a jurar lealtad y compromiso de lucha hasta ver que los responsables sean juzgados, mientras tanto tratá de descansar, como puedas y como te dejen; te respeto, te quiero mucho” y para cerrar dejó una frase que quedará grabada como bandera hacia la historia “Si este gobierno es indiferente, nosotros decimos Santiago es solidaridad”.