RIVER GRITÓ CAMPEÓN

Con un Estadio Monumental repleto, River se impuso por 2 a 0 al conjunto colombiano de Atlético Nacional de Medellín. Los goles, marcados por Mercado y Pezzella, llegaron por la vía aérea. Hacía 17 años que el millonario no festejaba un título internacional.  Por Manuel López.

EL PARTIDO

Con los tantos marcados por Gabriel Mercado y Germán Pezzella, River se adjudicó la Copa Sudamericana tras vencer a Atlético Nacional de Medellín por 2 a 0. En el comienzo del partido, la idea de River era clara: desarrollar un juego de posesión y ser constante en el ataque. El arquero visitante tuvo una gran actuación y en la primera mitad fue el principal responsable de que el combinado colombiano no fuera perdiendo. A pesar de su gran altura, Franco Armani mostraba grandes reflejos debajo de los tres postes. Por su parte, Marcelo Barovero, si bien no fue exigido en demasía, cuando tuvo que intervenir lo hizo con mucha solvencia. Tal es el caso del mano a mano que repele con su pie derecho.

Durante todo el primer tiempo, River era quien se mostraba mucho más profundo. En el comienzo de la segunda parte, el desarrollo era bastante equilibrado hasta que se produjo la aparición de Leonardo Pisculichi. Primero fue un centro desde el córner, que encontró la cabeza de Gabriel Mercado y a los pocos minutos, fue Germán Pezzella que por la misma vía cerró el partido. Después de los dos goles, el partido entró en una etapa donde River no pasó ningún sobresalto. Atlético Nacional no tenía ninguna idea para llevar peligro al arco millonario y el equipo local se adueñó por completo de la pelota y el partido. Al finalizar el encuentro, los jugadores pudieron festejar el título sin ningún tipo de inconvenientes. Dieron la vuelta montados en el acoplado de un camión, saludando a su público y exhibiendo el trofeo obtenido.

EL TIEMPO PASÓ Y PUDIERON GRITAR CAMPEÓN

El último título logrado por el elenco millonario había sido en 1997. El rival de aquel entonces había sido Sao Paulo. Es más, el técnico había formado parte de aquel equipo.

River era un conjunto plagado de estrellas. La formación para había sido la siguiente: Germán Burgos, Hernán Díaz, Celso Ayala, Eduardo Berizzo, Diego Placente, Leonardo Astrada, Roberto Monserrat, Juan Pablo Sorín, Marcelo Gallardo, Enzo Francescoli, Marcelo Salas.

Los goles los había marcado el chileno Marcelo Salas y Roger se encargó de atajarle un penal a Enzo Francescoli. En el encuentro de ida habían igualado 0 a 0. Por otro lado, luego de festejar la Supercopa, se consagraba como tricampeón del fútbol argentino tras empatar 1 a 1 con Argentinos Junior.

Todo indicaba que los éxitos internacionales se iban a suceder; sin embargo, pasaron los años y las conquistas continentales nunca llegaron. Campañas magras y equipos de poca jerarquía hicieron que River dejara de figurar en el plano internacional como su historia lo indica. Además, tuvo que afrontar un descenso, etapa impensada para un grande del fútbol local.

No obstante, todo hecho nefasto no dura para toda la vida, se pueden revertir. Tuvieron que pasar 17 años para que River pudiera gritar campeón de un torneo internacional. El 10 de diciembre quedará como un día más que importante en la historia riverplatense. Además, este logro será considerado como el punto de partida para la obtención de muchos más.

Por lo pronto, lo más urgente es el torneo local, donde tendrá que enfrentarse a Quilmes. Racing, el puntero, tiene un compromiso reñido con Rosario Central que viene de ganarle a Banfield en condición de visitante.

MARCELO GALLARDO, UN ESTILO DE JUEGO DISTINTO

Después de la sorpresiva partida de Ramón Díaz, tras el título obtenido durante el Torneo Final 2014, los dirigentes tuvieron que salir a buscar un entrenador que se hiciera cargo de la dirección técnica. El elegido fue Marcelo Gallardo. Lo único que se sabía de él como DT era su paso por Nacional de Montevideo, su única experiencia al frente de un plantel.

Ídolo del club, un jugador exquisito, trató de plasmar el estilo de juego que expresaba en el campo de juego. Desde el comienzo, su finalidad fue consolidar un equipo protagonista, que se caracterice por la posesión de la pelota y que sea vertical.

Durante la primera mitad del campeonato, el River de Gallardo despertaba admiración tanto en sus hinchas como en los espectadores neutrales. Sin embargo, el buen juego fue mermando. Una baja importante fue la de Kranevitter en la mitad de la cancha, pieza fundamental en el andamiaje del equipo. Un problema no menor que padeció el técnico fue lo acotado del plantel, por lo que varias veces tuvo que recurrir a chicos de las inferiores que, si bien ya habían participado en primera, tenían poco roce para hacer frente a partidos decisivos. Eliminado de la Copa Argentina, priorizó la Sudamericana y el torneo local.

El golpe más fuerte seguramente se remonte al partido con Racing donde cae derrotado por 1 a 0 por un gol en contra y en condición de visitante. La idea de Gallardo era clara, abocarse a la competencia internacional, dado que su intención fue guardar jugadores y presentar un equipo en su mayoría compuesto por suplentes. Luego vendría el compromiso contra Boca. Un partido donde primó más el miedo a perder que el atacar y proponer, hizo que el primer clásico terminara igualado en cero. La vuelta fue totalmente distinta. Ni siquiera se había cumplido un minuto y Boca tenía la oportunidad de cambiar la historia en los pies de Gigliotti. Barovero, héroe de la noche, contuvo el penal y Pisculichi anotó el 1 a 0 que depositaría a River en la final.

Gallardo sucedió a Ramón Díaz -que también expresó su alegría por el reciente logro- y cambió el estilo de juego que venían desarrollando. Un equipo donde el conformismo queda de lado y que busca el arco rival a pesar de ir en ventaja, no es algo común en un fútbol tan mezquino. Pocos entrenadores tienen esa mentalidad. Ahora, el nuevo desafío es lo que viene, seguir sumando nuevas conquistas para el deleite de los hinchas y de la institución que lo vio nacer.

CAMINO A LA COPA

Segunda Fase:

Godoy Cruz 0 vs 1 River

River 2 vs 0 Godoy Cruz

Octavos de Final:

Libertad 1 vs 3 River

River 2 vs 0 Libertad

Cuartos de Final:

Estudiantes de La Plata 1 vs 2 River

River 3 vs 2 Estudiantes

Semifinales:

Boca Juniors 0 vs River 0

River 1 vs Boca 0.

Final:

Atlético Nacional 1 vs 1 River

River 2 vs 0 Atlético Nacional

River es el sexto equipo argentino que se hace de la Copa Sudamericana. Los campeones anteriores habían sido Boca, Independiente, San Lorenzo, Lanús y Arsenal. Solamente resta Racing, el único de los cincos grandes que todavía no cuenta con dicho título.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s