ALGUIEN LLAMADO DANIEL

Por Noemí L

El 19 de octubre de hace tres años, el poder judicial rionegrino confirmaba el secuestro y asesinato de Daniel Solano. Un joven salteño de 26 años, nacido en la comunidad guaraní de Misión Cherenta, situada en Tartagal. Su padre lo busca. Su cuerpo permanece desaparecido. Los Policías y empresarios responsables de su muerte no dicen dónde está.

Desde 2009 este mundo injusto convertía a Daniel Solano en “trabajador golondrina”. Él tomaba un colchón y unas sábanas (al igual que otros 400 jóvenes y adultos) y viajaba hacia el sur, hacia la Patagonia argentina, que supieraser rebelde allá por 1920. ¿Por qué, cada año, Daniel Solano era transportado por la empresa “El Tucumanito”, a lo largo de 2.300 kilómetros hacia Choele Choel, en la Provincia de Río Negro? Llegaba a esas tierras amplias para ser explotado por la empresa Expofrut S.A, en la cosecha de manzanas.

Resulta que Argentina es el principal exportador mundial de peras frescas y 5º exportador mundial de manzanas, ahí, en este negocio de la fruta “prohibida”, su cuerpito era utilizado por el lapso de 4 meses a cambio de muy poco dinero y pésimas condiciones de vida. La empresa que lo contrataba se llama AgroCosecha SRL, es cordobesa, se encarga de proveerle mano de obra barata (eso es lo que significaba Daniel Solano y todos sus compañeros de trabajo) a la multinacional Expofrut S.A.

6En nuestro país son más de 350 mil los trabajadores golondrina. Y a la cosecha de la fruta, entre el Alto y el Valle Medio de Río Negro (donde se encuentra Choele Choel), viajan anualmente, cerca de 40 mil.

Tartagal no es para los pobres

Deberíamos preguntarnos ¿por qué Daniel Solano no tenía la posibilidad de vivir en su tierra Tartagal natal? Y también, por ejemplo, ¿qué hace que cientos de compatriotas deban convertirse es “campesinos golondrina”, en lugar de tener su tierra y trabajarla dignamente a su placer?

1Tartagal posee petróleo, gas, tierras productivas, bosques y fuentes de agua dulce. Es la región más rica de Salta. Allí, en esa bella y prometedora tierra nació Daniel. Pero… ¿qué pasa?, la tierra no es del que la trabaja, ni de los que la aman. El negocio sojero, la explotación de hidrocarburos y la tala indiscriminada, acaban con el monte y el bosque nativo, y expulsan de sus tierras a los pobladores ancestrales, del cual Daniel Solano y su familia eran parte.

Este desmonte y desalojo es avalado por los gobiernos provinciales y nacionales de turno, y genera estas desigualdades: que los dueños originarios se conviertan en campesinos pobres, sin lo que les da identidad y la vida: su tierra. Y deban migrar hacia otras tierras, igualmente expropiadas y explotadas, como las tierras de Río Negro, por intereses ajenos.

Dichos intereses no sólo los desalojan si no que los condenan al hambre y a la miseria. Si no, corrámonos del gobierno de Juan Manuel Urtubey (Gobernador de Salta, nacido en cuna de oro) y pensemos en Formosa y en la comunidad Qom, donde gobierna Gildo Insfrán desde 1995. Hace más de siete meses que representantes de las cuatro naciones indígenas de Formosa: Qom, Pilagá, Nivaclé y Wichi acampan en la Avenida 9 de Julio, aguardando una respuesta política de parte del Gobierno Nacional, con el fin de que Gildo Insfrán, reconozca los derechos que ellas tienen sobre las tierras y su independencia. Estas naciones indígenas al igual que nuestros compatriotas salteños, son condenados al hambre, a la miseria y al asistencialismo. ¿Por qué?

2Obviamente son varias las razones, unas cruzan lo ideológico y hasta un componente racista, discriminador de los pobres y las comunidades indígenas. Pero, lo central en que el Gobierno Nacional no tome estas banderas de justicia social sobre la tierra, es la defensa irrestricta del actual modelo extractivista. Ese es el que hoy deja dinero y divisas.

Para más información leé: https://noticiasancap.org/2015/06/27/dario-aranda-el-gobierno-lo-que-quiere-es-que-desaparezcan-todos-los-campesinos-e-indigenas-y-avanzar-con-el-extractivismo-con-todo/

Tengamos en cuenta que esta lógica extractiva y asesina,

que condena a los pueblos originarios y a la sociedad en general,

se da en Argentina y en toda América Latina.

¿Qué hizo Daniel?

5Daniel Solano se animó a enfrentarse al modelo extractivista, a este verdadero monstruo que desarrolla alianzas políticas, judiciales y policiales para poder permanecer como único dueño de cómo deben ser las cosas. Y entonces ¿cómo eran (son) las cosas? En el caso de Daniel -que ya no está porque fue asesinado, y sus compañeros-, los alojan en gamelas, unos recintos rectangulares hechos de metal o plástico, donde llegan a convivir hasta 200 trabajadores. Dentro hay camas cuchetas (sin colchones ni almohadas), una ducha y tres inodoros (las condiciones para una vida digna durante esos 4 meses, obviamente no existían –es decir, no existen-).

El calor abraza esas gamelas, el agua potable es difícil de conseguir, y si quieren algo de comer o para refrescarse deben pagarlo ellos (a precios muy altos, ya que los comerciantes encarecen los productos), y a ellos no les queda otra que aceptar (como vemos tampoco hay solidaridad en la sociedad). Todo esto sin contar que están en negro, faltos de algún tipo de seguridad a su salud física*y gremio o sindicato, al que puedan acudir en caso de avasallamientos y abusos de poder por parte de sus contratantes.

* La cosecha es a pleno sol, se producen heridas cortantes, dolores musculares, deshidratación, por nombrar sólo algunas de las dolencias cotidianas.

Sobre este conjunto de “irregularidades” (como suelen llamarlas los diferentes estamentos del Estado) estaba reflexionando la cabecita de Daniel Solano. Él quería un poco justicia. Y tenía toda la razón de quererla y exigirla, pero en el capitalismo no importa de qué lado está la razón, si no de qué lado está el dinero, gana el que lo tiene.

Los hechos

72011, noviembre. Era el tercer año que Daniel iba a trabajar en la cosecha de manzanas. El viernes 4 de noviembre era el día del primer mes de paga, cada trabajador golondrina de la cosecha de manzanas, debía recibir $2000, pero eso no sucede, les pagan sólo $800. Fue la gota que rebalsó el vaso. Daniel comienza a hablar con sus compañeros para realizar una medida de fuerza el día lunes. El dinero corrompe fácilmente a algunas víctimas; con las investigaciones judiciales, luego de la desaparición, se supo que entre sus compañeros uno lo entrega. Lo convence de ir ese viernes por la noche al boliche de la zona, llamado Macuba.

Ese sitio fue el teatro de operaciones para el accionar de la Policía de Río Negro: vestidos de civil, con dos autos esperando afuera, a las 3 menos veinte de la madrugada del 5 de noviembre, tres policías sacan de Macuba al joven salteño, y comienzan a golpearlo en el piso hasta dejarlo inconciente. Lo suben a uno de los autos (una Eco Sort policial). Fue la última vez que se vio a Daniel.

6Tras ese hecho las fuentes policiales rápidamente hacen correr la idea de que Solano se fue a Neuquén. Los familiares de Daniel hacen lo imposible para juntar dinero y viajan a Río Negro.

Una herida abierta

Sergio Heredia es abogado y está al frente de la investigación de la muerte y desaparición de Daniel Solano. Hace más de tres años vive refugiado en una Iglesia de Choele Choel, debido a las constantes amenazas de muerte recibidas, permanece con custodia. Sergio filma cada paso de la investigación (porque a cada paso también, la policía y la justicia han buscado desvirtuar pruebas) y es increíble todo lo que él y la familia de Daniel han logrado develar a partir de la búsqueda del cuerpito del joven que quiso decir basta.

Importante decir que la investigación de la familia y el abogado lograron demostrar que 7 policías ejecutaron el secuestro y desaparición de Daniel Solano, fueron encarcelados en julio de 2012: Sandro Berthe, Pablo Bender y Juan Francisco Barrera condenados por “vejaciones, privación ilegal de la libertad y homicidio agravado”; Pablo Albarrán Cárcamo, Pablo Alberto Quidel y Diego Vicente, como partícipes primarios de “privación ilegal de la libertad y homicidio agravado”. El oficial inspector Héctor César Martínez, procesado en carácter de partícipe secundario de los delitos de “vejaciones, privación ilegal de la libertad y homicidio agravado”, pero también se lo procesó como el principal responsable del encubrimiento policial del asesinato.

8Sin embargo… tres años después, el lunes 20 de julio del corriente año, estos policías fueron liberados, tras pagar la liberación preventiva por un monto de $400.000 (¿quién habrá puesto ese dinero?). Tres años es el máximo que podían estar en prisión preventiva. Este lapso transcurrió sin condena firme gracias a que la Justicia no dio fecha para llevarlos a juicio. Los jueces están recibiendo órdenes de que la verdad no salga a la luz.

Gualberto Solano, es el padre de Daniel, ya no da más, se desvela por saber dónde está el cuerpo de su hijo, ni eso le dan.

Desde que viajó a Río Negro, Gualberto vive en un acampe frente al juzgado N°30 de Choele Choel. Ha realizado huelgas de hambre y ha tenido y tiene el apoyo de vecinos, de organizaciones sociales y del valiente abogado Sergio Heredia.

La investigación: un entramado de trata de personas y narcotráfico.

Los autores intelectuales del hecho: Pablo Mercado, Gustavo Lapenta y Adrían Lapenta, quienes son los dueños de Agocosecha, Expofrut S.A, los jueces y políticos que participan del negocio y avalan este tipo de accionar, no han recibido ninguna aprehensión por parte de la “Justicia”. Se ha condenado a los policías porque son el eslabón más débil, los que por pocos mangos hacen el trabajo sucio, para que el negocio mayor se mantenga intacto. Y, cómo vimos, para que no hablen, se los libera.

Respecto al accionar de Agrocosecha Sergio Heredia, hacía a Izquierda Diario la siguiente reflexión: “Agrocosecha llevaba una planilla donde figuraban los días trabajados por Solano. Pongamos que había trabajado por $2.000. Entonces ExpoFrut le decía a Agrocosecha “acá te mando los $2.000 de Solano, más la plata para los aportes y los honorarios de Agrocosecha, etc.” ¿Pero qué hacía Agrocosecha? A Daniel le daba la mitad del dinero, $1.000.

Obviamente para poder quedarse con los otros $1.000, Agrocosecha tiene que haber tenido cómplices en ExpoFrut, porque era quien tenía que controlar que esos $2.000 los recibiera Solano.

Si Solano decía “acá me falta plata y me voy a quejar a la delegación del Ministerio de Trabajo”, resulta que ahí también estaban asociados con Agrocosecha. Ellos también eran parte de la banda. Daniel se había quejado varias veces, por lo que había sido golpeado por matones enviados por policías y el comisario. Una práctica cotidiana, que no ocurría sólo con Solano.

10Denuncia Heredia: “Agrocosecha también trae y distribuye drogas. Todo esto está probado en el expediente.” Han reunido pruebas para demostrar que esta empresa, en cada viaje desde el norte hacia al sur trae cocaína en los colectivos, la despachan en el puerto de Valle Medio y parte, para ser vendida y distribuida, en Europa.

La causa de Daniel cuenta con más de 50 fojas. Es ya una mega causa porque ha abierto más de 22 investigaciones paralelas. Dice Heredia, y con razón, “creo que es la causa más importante de la Argentina”. Y agrega: “Todavía faltan los civiles cómplices involucrados en el caso, centralmente los dueños de las empresas, la jueza Marisa Bosco* y el fiscal Miguel Flores que tienen mucha responsabilidad en los hechos ocurridos. Es terrible el entramado que hay, ni en los juicios de lesa humanidad hay tantos policías imputados*.”

*Marisa Bosco es cuñada del gerente de Agrocosecha *son un total de veintidós los policías relacionados al crimen.

Para aclarar hasta dónde llegan las alianzas y por qué a nadie le importa la muerte de Daniel, explica: “Yo tengo hasta videos en los que un regente de un prostíbulo de acá, de Choele Choel, me cuenta que le mandaban chicas con cocaína a los jueces, como por ejemplo al camarista Vila, que ya está retirado.”

En cuanto a la trata de personas, Agrocosecha no contrata personal de la zona porque debería pagarles muchos más, reúne miembros de las comunidades indígenas del norte argentino (que como vimos ha sido diezmado), una vez acá no cumplen con lo acordado y los mantienen hacinados. Esta realidad también forma parte del cuerpo de la causa, ampliamente cubierta de pruebas.

¿A ellos no les cae la AFIP?

El link donde figuran los datos y “servicios” de esta empresa:

http://www.cuitonline.com/detalle/30710920954/agrocosecha-argentina-s.r.l.html

¿Dónde está Daniel?

4Tras horribles falsas alarmas, llegó el dato desde un testigo, que informa que el cuerpo de Daniel se encuentra en un jagüel (pozo hecho para extraer agua) a 20km de Choele Choel. Desde el inicio la Justicia traba la revisión del pozo. Pero es allí donde Gualberto debe ver si está el cadáver de su amado hijo. Hay declaraciones que atestiguan que se han tirado heladeras en ese jagüel para dificultar el trabajo de investigación. El campo donde se encuentra ese pozo, es propiedad de un tal Segatori, “el mismo apellido de la esposa de Vaira, el médico que nosotros denunciamos”, Heredia se refiere al indicio de que este Vaira habría asistido a Daniel mientras agonizaba y habría dicho a los policías que le dieran “un tiro ya que le quedaba poco de vida”. Pregunta Heredia ¿Se entiende la barbaridad de lo que acá está pasando?

Y agrega: “Si me vuelvo a Tartagal, a mi ciudad, ahí me van a matar, porque yo les arruino un negocio millonario. Por eso quiero se resuelva todo acá. Ya van tres muertos en este caso, imagínate lo que significa descubrir la verdad del caso de Daniel”. Pedro Cabañas Cubas y Villagran, son los otros dos jóvenes a los que se refiere Heredia, asesinados por la misma red de trata y explotación de personas.

Gualberto seguirá luchando por su hijo, como miles de padres y madres lo hacen ante la impunidad empresarial, judicial, policial y política. Un entramado que algún día será vencido.

El padre de Daniel, actualmente permanece encadenado frente al juzgado, exponiendosé a una huelga de hambre seca. Hasta el día de la fecha, el Juez Julio Martínez V11ivot sigue trabando la exploración del pozo.

¿Dónde está Daniel Solano? Diario de una causa”. Es el documental que Sergio Heredia realizó sobre el caso, podes verlo en partes en:

https://www.youtube.com/watch?v=6_GhePw1iPI

Daniel Solano fue víctima de un crimen planificado. Su cuerpo espera ser descubierto. Que la causa avance significa el principio del destape de la olla de las alianzas de los poderes en Río Negro. Alianza que se encuentra en cualquier zona rica de nuestro país. Por más que sea difícil, casi imposible, que la verdad vea la luz, la solidaridad y el espíritu de lucha, de denuncia y de toma de conciencia es lo único que nos hará libres.

Justicia por Daniel Solano.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s